HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 16:01 CET
Lunes, 20/08/2018

Indivisa

Calles vacías

¿Qué estaban manipuladas y dirigidas esas manifestaciones y protestas por los partidos de izquierda? Por Dios, qué herejía, qué falta de sensibilidad…

  • Manifestación.

No cabe mayor felicidad que saber que los problemas se acabaron, las quejas se resolvieron y las reivindicaciones se consiguieron. Ha llegado el verano y debe ser que el calor hace que los que antes salían a la calle ya no lo hagan. Qué país. Y es que ya lo decía El Papi, qué alegría de verano. Y decían que es que los pensionistas habían salido a la calle libres porque ya no soportaban más la precariedad de sus pensiones.

Libres y voluntariamente, oigan, incluso prestigiosos y dignos medios y periodistas aprovecharon para reportajes y programas de índole social porque se había llegado a un límite. ¿Qué estaban manipuladas y dirigidas esas manifestaciones y protestas por los partidos de izquierda? Por Dios, qué herejía, qué falta de sensibilidad…

Y ahora en verano, nadie en la calle. Soy asiduo a la actualidad y lo único que ha cambiado es el partido que gobierna España porque las pensiones siguen igual y la entonces considerada pequeña subida sigue siendo la misma y además recogida en el Presupuesto que dejó el anterior Gobierno y que el actual votó en contra. Qué triste.

Pero qué evidencia tan grande de la razón que muchos teníamos que las mareas no son más que aprovechamientos políticos (siempre del mismo lado) de angustias de la gente. Tan claro y tan nítido. Ya nadie protesta por nada mientras que la vida sigue tan igual que antes. Pero las mareas han dado paso a una balsa de aceite donde los que ya mandan han tendido las camisetas y las pancartas y los afectados se han quedado sin aquellos que los levantaban.

Si no fuera tan triste, sería hasta para reír. Pero si alguien aún tenía alguna sombra de duda sobre la manipulación de las protestas “populares” ya no hay ninguna. Y además no falla nunca cuando hay un gobierno del PP. En España ha pasado lo mismo que pasó en El Puerto, donde los pancartos se perdieron y ya nadie protesta por nada.

En España, como en El Puerto, cuando el director de orquesta cobra, los músicos ya no tocan. Así de triste, pero así de verdadero. Y además sin que nadie se sonroje ni admita tal torticero uso de los problemas de la gente. Ni sin que la mayoría de los medios diga nada, ni realice ningún programa especial ni ponga nombre a la realidad.  

COMENTARIOS

Andaluca InformacinAndaluca Informacin