Actualizado: 15:22 CET
Lunes, 24/02/2020

El Gallinero

“Disfrutamos muchísimo el año de Daddy Cadi, no lo olvidaremos jamás"

Hablamos con Fernando Granado, componente de la chirigota de Sevilla que esta noche defiende en el Teatro Falla el segundo premio conseguido con Daddy Cadi

  • fernando granado.

Fernando Granado es un chirigotero sevillano cuyo inicio en el Falla fue en comparsas (Calles de Harlem, 2010). No es hasta 2014, su actual grupo concursaba bajo el nombre de Cogerlo ahí, cuando entró en su agrupación actual.

Sólo puedo adelantar que la chirigota de este año, Los Gipsy Scream, es totalmente diferente a los Daddy Cadi

En su etapa chirigotera siempre ha pasado el primer corte, siendo cuartofinalista con chirigotas como La mare que lo parió, Yo soy presa o Esta chirigota cae bien. En año 2018 con Una corrida en tu cara alcanzó por primera vez la semifinal y el año pasado con Daddy Cadi obtuvo el segundo premio.

¿Cómo se empieza a ensayar y darle forma a una agrupación después del éxito obtenido el año pasado?
–Prácticamente igual que todos los años. Cuando llegó el momento de centrarse y aparcar a los Daddy Cadi, se hizo. Fue una sensación extraña ya que prácticamente se nos ha mezclado una cosa con otra, pero entre el poco tiempo y otros factores, cogimos ritmo y volvemos para disfrutar un año más.

¿Cómo habéis gestionado la repercusión de la chirigota?
–Al principio se hace duro, no estás acostumbrado a muchas cosas que nos han pasado. Son muchas horas, agobios… pero un año que a mí, y creo que a todos mis compañeros, no se nos va a olvidar en la vida. Hemos disfrutado muchísimo, incluso he llorado alguna que otra vez y quién sabe cuándo podremos volver a vivir algo parecido porque igual no creo que sea.

Se os pudo ver mucho por las calles durante el Carnaval ¿Cómo gestionáis la semana?
–Se nos ha visto más porque éramos los Daddy Cadi y muchísima más gente nos siguió. Entré en esta chirigota en 2013 y 2014 viví la calle de primera mano. Desde ese momento dije que ningún año más faltaría y así ha sido. Esa sensación, al año siguiente, la vivió toda la chirigota y decidimos que teníamos que vivir una semana de carnaval en la calle, así que nos pedimos vacaciones. En noviembre más o menos vamos buscando casa para todos y a disfrutar del carnaval callejero, que puede ser una de las cosas más bonitas.

¿Qué se siente al ver a tantos niños imitando vuestros tipos o a Cádiz entero esperando para reguetonear con vosotros?
–Este tema es de los que me tocan la patata como se suele decir. Yo, que me dedico a trabajar con niños y me encantan, cuando vi tantos vestidos como nosotros y que siguen cantando cosas de los Daddy, flipé. Flipé hasta el punto de que mis cosas del disfraz las iba regalando simplemente por ver la cara de ilusión de esos niños. Me quedo con un momento muy especial para mí, fue en las escaleras de la Universidad de Medicina cantando con el cuarteto de los niños de Harry potera y la piera sofá, que, si ellos morían con nosotros, nosotros con ellos podéis haceros una idea. A uno de ellos le regalé mi riñonera. Los niños son el futuro y eso va a ser así siempre.

¿La expectación para este año es una losa o una motivación?
–Es una pregunta compleja... no es ni una cosa ni otra. Nos dedicamos a hacer lo que nos gusta como mejor sabemos y disfrutar lo máximo posible. Para eso siempre se necesita motivación y siempre vamos con ganas. Al fin y al cabo, es cuestión de gustos, y sentir presión o motivación por diferentes gustos pienso que no es bueno.

¿Qué nos puedes adelantar de Los Gypsy Scream?
–Sólo puedo decir que es totalmente diferente a Daddy Cadi y que personalmente me gusta. Es un tipo dicharachero, con el que espero que la gente disfrute lo mismo que disfrutamos nosotros, que si es así será mucho.

¿Por qué ese cambio de nombre a última hora?
–En principio elegimos el nombre de Scadi movie porque nos gustaba muchísimo. En cuanto lo anunciamos nos dimos cuenta de que hubo el año anterior un romancero que se llamaba igual, así que por respeto a ellos y, porque nos gusta ser lo más originales posible, cambiamos. Al fin y al cabo, un nombre no te supone nada.

¿Cómo ve la modalidad?
–A mí, que soy amante del carnaval, se ve muy pero que muy bien. Vuelven grandes chirigotas con grandes autores y todo lo que sea enriquecer el carnaval siempre es bueno.

¿Eres supersticioso? Os toca de nuevo en la tercera función
–Supersticioso como la palabra indica, puede ser que no, pero sí es verdad que el año de los toreros, fue la primera vez que nos tocó el tercer día y desde entonces tampoco parece que nos haya ido tan mal. Soy de las personas que tienen la paciencia muy limitada, los nervios siempre a flor de piel cuando hablamos de carnaval, y esperar como el año de las vírgenes a cantar el ultimo día se te hace un concurso larguísimo. Por mí, que todos los años nos toque el tercer día.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La chirigota de Sevilla defiende su segundo premio
chevron_right
Los Gipsy hacen reír, los abuelos enamoran