Actualizado: 20:28 CET
Jueves, 12/09/2019

Cádiz

El Ayuntamiento repone las dos últimas farolas de su fachada

Fue el pasado mes de enero cuando se iniciaron los trabajos de conservación y restauración de las cuatro lámparas de fundición de estilo neoclásico

  • Colocación de una de las farolas restaurades del Ayuntamiento gaditano.

El Área de Patrimonio Histórico de la Delegación Municipal de Patrimonio del Ayuntamiento de Cádiz ha iniciado esta mañana la colocación de las dos últimas farolas de la fachada de la Casa Consistorial que ya han sido restauradas.

En cumplimiento del Protocolo de Actuación para la Conservación y Protección del Patrimonio Histórico municipal, aprobado en Junta de Gobierno Local de fecha 6 de abril de 2018, desde la Delegación Municipal de Patrimonio -Patrimonio Histórico- se iniciaron el pasado mes de enero los trabajos de conservación y restauración de estas cuatro farolas de fundición de estilo neoclásico de la fachada de la Casa Consistorial que se encontraban en avanzado estado de deterioro.

Las cuatro farolas están datadas a principios-mediados del siglo XX y están rematadas con tulipas de elegante diseño en cristal blanco pulido. Las tulipas de estas dos últimas farolas que han sido restauradas se colocarán mañana.


Cabe recordar que en una primera fase se restauraron las dos farolas de los extremos de la fachada de la Casa Consistorial dado que se encontraban en peor estado de conservación. Y fue el pasado 12 de junio cuando se instalaron ambas en su lugar original, procediéndose entonces al traslado de estas dos últimas al estudio de restauración. Las farolas que estaban sustituyendo a las originales han sido retiradas y llevadas al estudio de restauración.

La empresa de restauradores de obras de arte Pilar Morillo & Álvaro Domínguez, que ya trataron las otras dos lámparas, han restaurado también estas dos, que fueron chorreadas para eliminarles las capas de pintura vieja y las concreciones oxidadas. A continuación se repusieron elementos desaparecidos y se recogieron grietas y horadados. Tras el chorreo aparecieron piezas de otro material, en este caso bronce en el vaso donde descansa la tulipa, por lo que se decidió dejarlo visto, ya que correspondía a su ejecución original y dotaba a las farolas de un carácter peculiar. El resto de la farola se pintó a pistola de color verde bronce.

Por último, destacar que en el proceso de colocación y retirada de estas piezas colabora la Delegación de Alumbrado Público del Ayuntamiento de Cádiz.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Hasta que la muerte nos separe