Actualizado: 20:28 CET
Jueves, 21/11/2019

El Gallinero

Despedimos una de las voces de oro de la comparsa

Fallece Pedro Trujillo, 'Catalán Chico', una de las voces protagonistas de la comparsa en la década de los 70 y principios de los 80

  • Fotografía de la comparsa 'Los nuevos del sur', con Pedro Trujillo 'Catalan Chico' en el centro.

Para muchos, en cuestión de voces, él y Pelahigo dominaron el panorama de la comparsa durante la década de 1970 y principios de 1980. Mientras el segundo nos sorprendía con una potencia y unas subidas únicas, él aportaba una dulzura y una belleza realmente embriagadoras, enamorando a quien escuchaba su voz. Él era Pedro Trujillo, “Catalán Chico”. No en vano, cuando pensamos en las comparsas de esta época, el recuerdo que nos viene suena a estas voces.

Pedro tenía un enorme temperamento cantando; mucha rabia, fuerza, garra. En palabras de mi admirado Javi Osuna, en un escrito personal que le ha dedicado en sus redes sociales, podemos leer: “Perico tenía un plus añadido; un rajo en su voz, medio fracturada (como cuando Camarón se rompía en los aires levantinos con la taranta de Gabriela), con un dominio de los bajos, una afinación constante y una enorme fuerza en los agudos. A ello hay que unirle su carisma en el escenario.”

Su carácter, rebelde y combativo, iba en consonancia con la época que vivió y con muchas de las coplas que le tocó defender. Participó en comparsas en años realmente controvertidos. Años de cambio; cambios políticos, sociales, económicos para nuestra ciudad, y, por supuesto, cambios en el propio Carnaval. En los años de la Transición política fue protagonista en el panorama carnavalesco, y en su boca se pusieron coplas verdaderamente comprometidas. En 1976, bajo la combativa pluma de Luis Ripoll, cantó un recordado homenaje a la mujer trabajadora de la fábrica de tabaco de Cádiz, las “cigarreras”, en tiempos en los que la mujer trabajadora, en muchos casos, recibía más críticas que apoyos. Al año siguiente, con “Los mandingos”, junto a Antonio Martín, hicieron la competencia a la histórica “Nuestra Andalucía” de Pedro Romero. Ambas cantaron, cada una a su forma, a la libertad y a la clase obrera, temas que llegaron al corazón del gaditano. Volviendo al amparo de las revolucionarias letras de Luis Ripoll, en 1978 canta las coplas de “Los golfos”, formando parte de uno de los grupos más laureados del mundo de la comparsa, que además estuvo encabezado por su hermano, Antonio Trujillo, “Catalán grande”. Con esta comparsa, de la voz de Pedro salieron letras tan controvertidas como aquella que concluía diciendo “señor capitalista, invierte tu dinero, pues no te va a servir de na cuando estalle la revolución del pueblo”. Sin duda, las comparsas del Carnaval removían conciencias; ese Carnaval del que Pedro fue parte activa y protagonista. También, entre otros temas, ese mismo año defendieron un mejor trato en las cárceles del país, y a la figura de los llamados “presos comunes”… “si hubiera mucho trabajo donde poder currelar, seguro que no habrían tantos presos comunes que tienen que pasar los años de su juventud metidos en una trena”.

Ángeles y demonios; aquellos pimpis… Canela y clavo… toda una historia. Cualquiera no hubiera podido comenzar su trayectoria con “Los Beatles de Cádiz”, ni ser el protagonista de aquel momento histórico en las escalerillas de la facultad con Caleta. Y faltaría mucho que decir sobre una de las voces de oro de nuestro Carnaval. Una parte de nuestra historia no se entiende sin él.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Fallece Catalán Chico, una voz histórica del Carnaval de Cádiz
chevron_right
Adiós al octavilla más rebelde del Carnaval de Cádiz