Actualizado: 20:28 CET
Miercoles, 16/10/2019

El Gallinero

Una chirigotíbiri con mucho artíbiri

La chirigota del Noly regresaba al concurso después del mal sabor de boca que sufrieron el pasado año, cuando no superaron las preliminares


La chirigota del Noly regresaba al concurso después del mal sabor de boca que sufrieron el pasado año, cuando no superaron las preliminares. Con un tipo de fantasmas que habitan en el Falla y que aparecen por febrero arrancan su presentación, en la que aparecen también otros fantasmas entre el público.

Sin embargo, era justo después cuando una de las piezas más esperadas del carnaval hacía acto de presencia: el pasodoble del Noly. El primero servía de presentación y para volver a demostrar su amor a Cádiz y al carnaval. El segundo, escrito para una madre y sus hijos, era dedicado a Andalucía y los andaluces.

La tanda de cuplés llegó a sorprender por la originalidad de sus letras, repasando temas que aún no se habían tocado en el concurso, algo que es de agradecer. El primero, para Sanlúcar de Barrameda, que “en el censo tiene más papas que gente”. El segundo, para su hija reguetonera. El popurrí, en cambio, reduce de forma notoria el nivel y se llega a hacer largo.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Una nueva era en la que reina el coro
chevron_right
Acompañamos al coro 'La nueva era'