Actualizado: 20:28 CET
Miercoles, 23/10/2019

El Gallinero

Ostiones y coplas como 'despedida' del Molino

La Ostionada Popular transcurre en un ambiente tranquilo y familiar en la plaza de San Antonio

  • Los asistentes disfrutaron de los ostiones ofrecidos por la peña El Molino.

Segundo domingo consecutivo de Carnaval. El tercer día de actos gastronómicos dentro de esta previa de la fiesta que, en esta ocasión, el calendario ha permitido que se expanda a lo largo del mes de enero. Y esto no ha hecho más que comenzar. Si bien el cielo parecía amenazar con lluvias, finalmente salió el sol permitiendo el disfrute de los aficionados en la calle. Parece que San Pedro le va cogiendo gusto al Carnaval poco a poco. Tocaremos madera.  La ciudad amanecía repleta de visitantes. Cientos de extranjeros procedentes de un crucero  que hacía escala en el puerto de la ciudad paseaban por Cádiz en la primeras horas del día.

La plaza de San Antonio comenzó a llenarse al medio día, mientras las barras comenzaban a funcionar. Los 550 kilos de ostiones comenzaron a repartirse en torno a las 13.00 horas entre los asistentes, mientras que en el escenario se entonaron las primeras coplas. Los coros juveniles fueron los primeros en poner sus voces. La localización de este evento, con la amplia plaza como punto de encuentro, hace que la jornada se vuelva todavía más familiar que la vivida el pasado domingo en el barrio de La Viña en la Erizada Popular. Numerosas familias con niños acudieron a la cita.  

La Peña el Molino lleva organizando la Ostionada Popular desde el año 1986. Esta será la última que organice la peña antes de ceder el testigo al Aula de Cultura del Carnaval a partir del próximo año. Por ello, y a modo de despedida, la histórica peña dedicó el evento a la memoria de uno de sus socios fundadores y el primer presidente de la entidad, Paco Boza, fallecido el pasado mes de septiembre. También se aprovechó el momento para hacer entrega del Molino de Oro a Agustín Rubiales, presidente del Aula de Cultura.

A los kilos de ostiones anteriormente mencionados hay que añadir los 250 de pimientos asados de la empresa la Huerta del Camino, los sesenta barriles de cerveza y las sesenta cajas de vino de la tierra. Un ‘menú degustación’ que dio por finalizado sobre las 15,30 horas.  

En cuanto a las actuaciones, el coro de Luis Rivero, baja notoria este año en el Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas, ofreció un repertorio conformado por letras de varias de sus últimas agrupaciones. El conjunto mataba así el gusanillo de no pisar las tablas del Falla en las próximas semanas. También pasaron por el escenario el coro juvenil del colegio Amor de Dios ‘Juego de coros’, el coro juvenil de La Salle Viña ‘En tus cinco esquinas’, el coro callejero de Luis Frade ‘En Cadi hay que maorí’, el coro de Salvador Longobardo ‘Bravo por la música’, la comparsa de Málaga ‘En el nombre de la rosa’, y las antologías ‘Los senadores de Cádiz’, ‘Los cleriguillos’ y la del coro de Luis Rivero. Presentaron el espectáculo Pepe Montes y Lola Macías. 

De forma paralela, la décimo quinta edición de la Mejillonada tenía lugar en la Peña Flamenca La Perla de Cádiz desde las 13.00 horas, contando también con las actuaciones de las antologías ya nombradas, además de 'Febrerillo Loco’. El Barrio de Santa María lleva ya quince años formando parte de la programación carnavalesca. Y es que el Carnaval no es algo exclusivamente viñero, por muchas coplas que acaben ‘muriendo’ en la Caleta. 


COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Ya se sabe qué infantiles actuarán el 14 de febrero en el Falla
chevron_right
La cantera estrena el COAC con alegría e ilusión