Actualizado: 16:54 CET
Jueves, 16/08/2018

Cádiz

Le dieron dos guantazos por el nombre de su romancero

La romancera 'Una hostia bien dá' pide respeto para que no se repita la agresión de la que fue víctima este sábado de Carnaval por un hombre sin identificar

Cargando el reproductor....

Ocurría el pasado sábado de Carnaval en torno a las cuatro y media o cinco de la tarde según denunció la agredida a través de sus redes sociales. Un hombre de entre unos 50 o 60 años disfrazado con una peluca de color azul propinaba a una romancera dos guantazos porque su romancero se llama 'Un par de hostias bien dá' y quiso hacer la gracia". Nazareth Jiménez, que así se llama la agredida, iba entre el bullicio de la gente, con la cabeza agachada y el cartel en alto. Tras recibir las bofetadas, Nazareth le pidió explicaciones del porqué de la agresión y para su desconcierto la respuesta que recibió era porque en su cartel ponía 'Un par de hostias bien 'dá'. "Aún tengo el cuerpo tembloroso y me siguen saltando las lágrimas, no me parece justo que se me falte el respeto y me pongan una mano encima, y todo esto sin comerlo ni beberlo", se desahogaba Nazareth en su muro de Facebook.

Me siento impotente ante la situación. Aquí no le cerramos las puertas a nadie, que no falte el cachondeo, pero que no falte al respeto

"No he podido evitar pasarme todo lo que ha restado de día llorando... que ya no es por los dos guantazos, que ojo... han 'picao' tela y me lo dieron con ganas, ya es por la impotencia y la rabia de me haya pegado dos guantazos y de esta tan desagradable situación".

Por este motivo, Nazareth pide máxima difusión de lo sucedido para visibilizar la realidad de las agresiones y "para que esto no se vuelva a repetir y no le ocurra a nadie más", explica a este medio.

Al día siguiente de la agresión Nazareth volvió a la calle no sin el miedo en el cuerpo, y a día de hoy continúa nerviosa aunque agradecida por las muestras de apoyo que ha recibido de otros compañeros romanceros. Este caso es el más grave de los ocurridos durante este Carnaval, donde otras agrupaciones callejeras han denunciado otro tipo de agresiones perpetradas, en estos casos, por los propios vecinos de las calles donde han estado cantando. A través de las redes sociales hemos visto un video de cómo al 'Showmancero' le arrojaban, en la madrugada del viernes, dos cubos de agua en la calle Armengual, justo en la parte lateral de la iglesia de San Lorenzo. "Lo triste es que esto ocurra siempre con las agrupaciones callejeras del carnaval. ¿Qué ocurriría si a alguien se le ocurriera tirar un cubo de agua cuando el paso de una procesión lo despierta a las tres de la mañana por ejemplo? Seguramente a esa persona le caería una buena multa como mínimo. Pedimos lo mismo para la persona que tiró el cubo", denunciaron. También hay otro video donde otro vecino utiliza un extintor. Huevos y petardos han sido otros de los artilugios utilizados con el fin de irrumpir en las actuaciones callejeras.

En el caso de Nazareth, acudió a la policía para denunciar, pero debido a la dificultad para identificar al agresor, solo le queda expresar su impotencia. "De tenerlo en frente le diría que esto no debería tocarle a nadie, porque yo no le he hecho daño a nadie. Si lo que ha querido es hacer una gracia por el nombre de mi romancero, que se la haga a su madre y que venga aquí a disfrutar. Aquí no le cerramos las puertas a nadie, que no falte el cachondeo, pero que no falte al respeto".

 

COMENTARIOS

Andaluca Informacin