HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 18:13 CET
Lunes, 12/11/2018

El Dedo

Una Feria de verdad de la buena

Nuestra Feria de Primavera y Fiesta del Vino Fino ha estado envuelta en la polémica por la publicidad de la manzanilla

Dos semanitas moviditas las que llevamos pasadas con la celebración de la Feria de Primavera. La dimisión de Cristina Cifuentes, la celebración del Día del Trabajador y la disolución de ETA. Nuestra Feria de Primavera y Fiesta del Vino Fino ha estado envuelta en la polémica por la publicidad de la manzanilla, ya que nuestra invitada Sanlúcar ha hecho de sus caldos lo mismo que hacemos nosotros cuando celebramos acontecimientos en otras ciudades, y recuerden, “al invitado lo mejor por ruin que sea”.  

La dimisión de la presidenta de la comunidad madrileña estaba cantada después de mentir sobre su máster, lo que no sabíamos es que además era cleptómana, enfermedad difícil de curar y que ha ocupado cientos de páginas en los periódicos. La manifestación de los sindicatos el día 1 de mayo ha sido de vergüenza, la UGT y CCOO se han politizado dejando a los trabajadores en la cuneta para reclamar justicia por los de ‘La Manada’, así les va que cada vez tienen menos afiliados. Un sindicato no puede tener de secretario general a un independentista afiliado a la CUP.

El problema de ETA no quedará resuelto hasta que no pida perdón a todas las víctimas, hasta que no entreguen a los asesinos de los 358 casos pendientes de resolver, hasta que los empresarios que pagaron el impuesto revolucionario por su cobardía lo hagan también, hasta que el PNV se arrepienta de su tibieza y condene con firmeza tantos crímenes aprovechados políticamente y por último, hasta a aquellos que cumplieron su condena renuncien a los cargos políticos que ostentan de todo el País Vasco, porque la ETA política sigue existiendo.

Estos acontecimientos han generado tantas noticias que ha minimizado el atraco que han sufrido los parados andaluces por unos políticos sin escrúpulos defraudando casi mil millones de euros en favor de amigos y familiares. Espero que la justicia ponga a buen recaudo a tantos desalmados.

COMENTARIOS

chevron_left
Vivir en Larga
chevron_right
La dedocracia