HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 11:20 CET
Viernes, 18/10/2019

Editorial Sevilla

Un tranvía que no se justifica

La continua caída de viajeros del tranvía demuestra que no está justificado y que su demanda podía ser cubierta con un bus rápido

E l  próximo 28 de octubre se cumplirán 12 años de la inauguración de la línea del tranvía. Su estadística hasta ahora  permite calificarlo como una iniciativa sin sentido, porque discurre en superficie por el mismo trayecto que soterrado cubre el Metro; porque costó 93 millones de euros con su ampliación hasta San Bernardo y porque es cada vez menos usado por los sevillanos, como reflejan los datos del primer semestre, en el que ha perdido 16.000 viajeros comparado con el semestre de 2018, hasta un total inferior a los dos millones. Monteseirín anunció que transportaría una media de 18.400 pasajeros/día y ahora está en 10.8412 (el 59% de lo prometido).

El número de usuarios diarios por millón de euros invertido en el tranvía sevillano apenas supera los que transporta el tranvía del municipio francés de Valenciennes, con menos de 50.000 habitantes, y está a gran distancia de los tranvías de cualquier ciudad media de Francia, país donde nunca  habría obtenido la declaración de utilidad pública. Los informes que venimos publicando demuestran que la actual demanda en Sevilla se puede satisfacer de forma tres veces más barata con un bus de tránsito rápido (BTR). Gastarse 49 millones más (la factura total se elevaría a 142 millones) en ampliarlo hasta Santa Justa por el mismo itinerario que el Cercanías es otro despilfarro para tratar de justificar una línea para la que bastaría un autobús de Tussam.

COMENTARIOS

chevron_left
De nuevo el Alcázar
chevron_right
El color de nuestras calles