HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 11:20 CET
Domingo, 20/10/2019

Editorial Sevilla

Regulación necesaria

La existencia de cinco tipos distintos de vehículos de movilidad personal circulando por las calles de Sevilla obligaban a regular su tráfico

El Ayuntamiento, de forma consensuada con la DGT para que no haya contradicciones con la futura norma nacional, ha decidido regular el funcionamiento de los vehículos de movilidad personal (VMP) mediante una modificación de la Ordenanza de Circulación de Sevilla, que tras el pertinente periodo de alegaciones se aplicará a partir del próximo verano. Además de las bicicletas, hay ya circulando sin control cinco tipos distintos de lo que genéricamente podrían calificarse como patinetes eléctricos y sus derivados -con manillar o sin manillar, con sillín o sin sillín, con dos ruedas o con una-, un conjunto que ha acabado convirtiendo las calles, especialmente las del centro, en una jungla urbana.

Se imponía, pues, una regulación de este tráfico, que ha proliferado de forma acelerada en los últimos tiempos y cambiado las condiciones de la movilidad. Aunque a la asociación que engloba a sus usuarios la normativa le parece restrictiva en exceso, creemos que es equilibrada, con exigencias de sentido común como la obligación de que se incorporen luces traseras y delanteras y timbre, así como unas limitaciones razonables de velocidad y de áreas habilitadas para la circulación. No se trata de que los VMP se conviertan en sucedáneos de coches y motos, sino de que sus conductores aprovechen su potencial en convivencia con ciclistas y peatones para que entre todos logremos una ciudad más habitable.

COMENTARIOS

chevron_left
Estrategia sobre el papel
chevron_right
Parkings y Plan General