HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 11:20 CET
Miercoles, 20/11/2019

Editorial Sevilla

El manto de Penélope

En el último capítulo del culebrón del Metro se acuerda sustituir la media línea de Espadas por otras dos medias líneas y sin fecha de inicio

El Metro se ha convertido en un culebrón en el que ya no se sabe si se da un paso adelante para volver dos atrás o quedarse en el mismo sitio, o se desteje, cual manto de Penélope, lo tejido anteriormente con las otras Administraciones Públicas implicadas en su ampliación. En el, por ahora, último capítulo de esta historia, el PP ha logrado sacar adelante en el Pleno con el apoyo de Ciudadanos una moción por la que se liquida el protocolo pactado en su día por Espadas para ejecutar al menos la mitad de la línea 3; se insta a la Junta de Andalucía a que consigne dinero para actualizar los anteproyectos realizados en el año 2011 de la línea 2, pero sólo hasta la conexión con la 3 en María Auxiliadora, y el tramo de esta última desde Pino Montano hasta el Prado; y se niega cualquier aportación económica municipal.

Respecto de este último punto, la ley del Metro de Sevilla ya exime al Ayuntamiento de sufragar las infraestructuras de las líneas, pero no el material móvil y otros conceptos. Obsérvese que ya el PP no habla de ejecución inmediata y simultánea de todas las líneas pendientes, sino de tan sólo dos tramos de la 2 y de la 3. En resumen, se ha sustituido la media línea de Metro (Pino Montano-Prado) que tanto reprochó a Espadas por otras dos mitades, que no hacen una entera, y además sin fecha fija de inicio ni de continuación. Hoy, al igual que ayer, un Metro “ad calendas graecas”.

COMENTARIOS

chevron_left
Cal y arena en el Metro
chevron_right
Reordenación de Santa Justa