HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 11:20 CET
Jueves, 12/12/2019

Editorial Sevilla

Gobierno de parte

El gobierno de Espadas se comporta como un gobierno al servicio del taxi al negociar sólo con las asociaciones del sector y obviando a los VTC

El delegado de Movilidad, Juan Carlos Cabrera, ha acordado con los representantes de las tres asociaciones mayoritarias del taxi el contenido de la propuesta que el Ayuntamiento elevará a la Junta de Andalucía para la contratación de los  vehículos de transporte con conductor (VTC). Independientemente del contenido del acuerdo, llama poderosamente la atención el hecho de que el gobierno que debe ser de toda la ciudad y de todos sus sectores económicos negocie sólo con los taxistas para hacerse eco de sus exigencias en contra de los VTC, sin preocuparse de lo que opinen o pidan los representantes de estos últimos, que son los directamente afectados, tan sevillanos como aquéllos,que pagan impuestos y prestan también un servicio a terceros.

Así pues, se trata de regular los VTC y el Ayuntamiento no habla con los VTC, sino sólo con quienes se oponen a los mismos porque temen su competencia. Es como si se tratara de regular los bares de copas y el Ayuntamiento no hablara con los bares de copas, sino con las cafeterías. Esta actuación es la demostración de que el de Espadas se comporta como un gobierno de parte en vez de un gobierno de todos que ha de atender por igual a los dos sectores en conflicto y procurar una mediación y una conciliación de posturas. Dijo Cabrera que hay que proteger el taxi. Olvida que lo que debe proteger el Ayuntamiento es a los sevillanos y el interés general.

COMENTARIOS

chevron_left
Aceituna: ya es muy tarde
chevron_right
Negocios sin sucesión