HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 11:20 CET
Martes, 23/10/2018

Editorial Sevilla

El nuevo modelo productivo

La demanda de perfiles laborales tradicionales demuestra lo lejos que aún estamos de ese nuevo modelo productivo por el que se aboga

  • CAMARERO.

Cada vez que mensualmente se difunden las estadísticas del paro y los datos resultan, desgraciadamente con demasiada frecuencia, negativos se alzan voces desde la clase política y los agentes sociales demandando un nuevo modelo productivo para Sevilla y su provincia, en la esperanza de que revierta esta situación de desempleo o precariedad. Sin embargo, el análisis del mercado laboral realizado hace unos días por el sindicato Comisiones Obreras revela que el perfil laboral más demandado por los empresarios es el de camarero, seguido de vendedores, artesanos, operarios cualificados para la industria manufacturera y trabajadores para el sector de la construcción.

Así pues, con la única excepción de los especialistas para el sector industrial, cuyo peso ha caído notablemente en los últimos años, el resto de perfiles laborales puede decirse que pertenecen a la “vieja economía”, la de siempre, la basada en el turismo, el comercio y el ladrillo y que es la que nos ha llevado a donde estamos hoy tras estar a punto de los cien mil parados sólo en la capital. Por tanto, el decenio de la crisis no ha servido, al menos por ahora, para poner los cimientos de ese anhelado nuevo modelo productivo que a medio o largo plazo genere una sociedad más desarrollada y un mayor grado de ocupación en empleos mejor remunerados. Sin esa alternativa seguimos abocados a un elevado paro estructural.

COMENTARIOS

chevron_left
Desmemoria histórica
chevron_right
Víctimas y verdugos