HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 11:20 CET
Martes, 19/11/2019

Editorial Sevilla

Velocidad, no ecología

La ampliación del tranvía se califica de ecológica pero se elige el paso por la mediana, que obliga a cortar árboles, para que circule más rápido

  • Plano del trazado del tranvía ampliado.

El Estudio Ambiental Estratégico realizado por Ayesa, junto con el Plan Especial, para justificar la ampliación del tranvía desde San Bernardo hasta Santa Justa confirma el adagio de que todo es según el color del cristal con que se mira. Los autores de los informes han valorado económicamente intangibles como el tiempo que se ahorrarían los viajeros usando el tranvía para así compensar el déficit de 117 millones de euros que generaría la ampliación, pero omiten valorar los 170 árboles y/o arbustos que habría que eliminar de la mediana de las avenidas, pese a que existe la denominada Norma Granada para hacerlo, así como el coste de sustitución en otra parte de los ejemplares que se eliminen, conforme a la promesa municipal.

Por ende, presentan la eliminación de los árboles no como un mal necesario, sino como un recurso u oportunidad para renovar las plantaciones por supuestos problemas de crecimiento y desarrollo. Curiosamente, el Servicio de Parques y Jardines nunca ha detectado problemas de ese tipo en los árboles, hasta que ahora surge el proyecto del tranvía. Y mientras la ampliación también se presenta como un medio para mejorar el medio ambiente y preservar las calidades paisajísticas, se elige el trazado por la mediana, que obliga a talar árboles, para que el tranvía circule  más rápidamente (21,5 Kms/hora), luego el criterio dominante no es la ecología, sino la velocidad. 

COMENTARIOS

chevron_left
La ampliación del tranvía
chevron_right
Una leyenda urbana