HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 11:20 CET
Jueves, 19/07/2018

Editorial Sevilla

Optimización del puerto

Los 20 cms. más de calado por el mejor conocimiento de la marea y el dragado de la dársena equivalen a 300.000 toneladas de mercancías

La realidad se empeña una y otra vez en contradecir a los agoreros que llevan años lanzando el mensaje catastrofista sobre la inminente muerte del puerto de Sevilla. El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria ha aprobado las solicitudes de ampliación de sus instalaciones por parte de Tecade (casi 3.000 m2 más en los antiguos astilleros) y de Servicios Ambientales Llopis (casi 4.000 m2 más para una planta de gestión de residuos y otros usos), y ha otorgado a Rocket Logística una concesión por veinticinco años de duración, un periodo éste de un cuarto de siglo que es la mejor demostración de confianza en el futuro del puerto.

Item más, un mejor conocimiento científico de la onda de marea a lo largo de la ría del Guadalquivir y el dragado, éste sí, de la dársena de los muelles, que se había aterrado con el paso del tiempo sin que anteriores gestores hicieran nada al respecto, ha permitido incrementar el calado del río en veinte centímetros (hasta los 7,20 metros). Parece poco pero ello equivale a que cada buque pueda transportar 300 toneladas más, y como recibimos del orden de mil mercantes al año esto significa un incremento potencial de 300.000 toneladas. El puerto no tiene por qué morir porque no se ejecute el dragado de profundidad. Al contrario: como por ahora no es posible, hay que optimizar todos los aspectos de la actividad portuaria para compensar esa limitación natural del río.

COMENTARIOS