HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 19:32 CET
Jueves, 24/05/2018

Desde la red

Engranajes

Tenemos unos engranajes muy interesantes, pero falta que encajen entre sí, que se conozcan y que compitan juntos

A día de hoy sigo pensando que tenemos una gran plantilla para 2ªB. Siempre cabe algún elemento extra, quizás un centrocampista que sepa hacer la transición defensa-ataque, un tercer delantero de otro perfil o quizás un lateral zurdo puro y no alguien polivalente. Son cosas que piensa uno en la búsqueda de su excelencia teórica, pero recordando algunos textos de hace un par de meses, esa exigencia parece hasta ofensiva. Juanma López ha conseguido hacer un equipo con posiciones dobladas en un esquema 4-2-3-1, y con quince fichajes, empezando la pretemporada más tarde de lo normal por los asuntos económicos y de venta del club que todos sabemos. Cada jugador que venía nos ilusionaba entre las horas de calor y la calidad individual dicta que este equipo, como dice el propio Lazo, es para estar arriba. Creo que es lo que todos esperamos y debe ser el nivel al que mirar.

Pero lo cortés no quita lo valiente y con esa frase hecha me vengo a otra muy usada en el mundo del fútbol, aunque en Huelva ya da un poco de repelús: paciencia. Tenemos unos engranajes muy interesantes, pero falta que encajen entre sí, que se conozcan y que compitan juntos. No es una paciencia infinita y de seguir con esta dinámica durante otras tres o cuatro jornadas lo normal es que el graderío explote. Pero no, no voy por ahí precisamente. A pesar de sumar sólo dos puntos de nueve hemos visto que el equipo tiene reacción, capaz de igualar el partido en tres ocasiones. Está claro que hacen faltas automatismos defensivos, horas de apoyos y combinación en ataque. De momento nuestro juego se basa en dos cosas innatas que ya tenemos y con mucho valor: esfuerzo y calidad. Lo que he visto al Decano este año no pone en duda en ningún momento su compromiso y desgaste durante el encuentro. Y la calidad es lo que ahora mismo nos hace competir, sin ser aún un equipo.

Especialmente en el centro del campo hace falta una pausa, elegir bien la opción. No pido un pase imposible porque creo que no tenemos jugadores para ello, pero antes de avanzar como locos y perder el balón en una posición que te deja roto, es mejor acudir a la opción más fiable. Los que tienen que arriesgar son los extremos y el mediapunta, pero tampoco en exceso. A veces el compañero tiene más posibilidades que tú de finalizar jugada, y para que eso exista el apoyo debe ser constante.
Tenemos materia prima a raudales, faltan mecanismos. La palabra nos duele: tiempo, pero si se consigue vamos a disfrutar como nunca. Ojalá nuestras celebraciones empiecen ya este próximo domingo, y no sólo por la Cinta.

COMENTARIOS