HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 18:10 CET
Jueves, 06/08/2020

Desde el Baluarte

A bandazos

Publicado: 02/04/2020 ·
12:00
Actualizado: 02/04/2020 · 12:02

Desde el principio de esta crisis sanitaria que ha supuesto la pandemia del COVID-19, siempre he defendido que para los diferentes gobiernos era muy complicado

Desde el principio de esta crisis sanitaria que ha supuesto la pandemia del COVID-19, siempre he defendido que para los diferentes gobiernos era muy complicado tomar decisiones sobre un asunto que no se había producido nunca. Es decir, muchas de estas decisiones debían venir casi en tiempo real debido a la falta de experiencia en gestionar situaciones de este tipo.

No sólo a nivel de España sino también en todo el mundo.

Ahora bien, eso no implica que estas medidas se tomen sin orden ni control, es decir, creando una mayor inseguridad jurídica que antes de ser tomadas.

Ha habido Gobiernos que se han anticipado con medidas, es decir, las han tomado con suficiente antelación a que se produjeran los hechos. Es posible que después algunas de estas medidas hayan necesitado de modificaciones ocasionadas por las propias circunstancias pero al menos se han tomado decisiones que han mejorado la situación para la ciudadanía.

Ahora bien, todo lo contrario ha sido lo que he visto en cuanto al Gobierno de España. Es cierto que se han tomado medidas pero también lo es que estas han venido acompañadas del retraso en su adopción, de discrepancias en las mismas en los propios socios de Gobierno y de medidas tremendamente ambiguas o que dan lugar a rectificaciones o aclaraciones constantes en el Boletín Oficial del Estado.

Les pongo tres ejemplos claros de esto que les digo.

El primero, y más sangrante, lo ocurrido con los autónomos. Este sector importantísimo para nuestra economía ha visto como el Gobierno de nuestro país está tomando decisiones tardías y sin una clara concreción.

No se lo merece este sector por la importancia que tiene en cuanto a creación de riqueza y empleo. Sin lugar a dudas, si no se toman medidas adecuadas, se estará ante el cierre de miles de negocios con lo que ello va a conllevar desde un punto de vista social y económico.

Otro claro ejemplo de esto que les digo es lo que ha sucedido con las arrendamientos urbanos. Se arbitraron medidas inicialmente para el pago de hipotecas pero no para los arrendatarios. Ahora bien, cuando se han tomado para éstos, se ha hecho cubriendo los arrendatarios pero no a los arrendadores. Quien alquila una casa lo hace con sus ahorros de toda su vida concretados en la compra de una vivienda. No estamos hablando de especuladores tal y como estamos acostumbrados a ver en los mensajes lanzados desde la extrema izquierda.

Y el tercer caso del que les hablo va en lo anecdótico pero que implica el riesgo de contagio de una manera importante para los sanitarios. Se trata de la compra errónea de test no homologados en China. ¿En manos de quien estamos? ¿No se merece la dedicación de nuestros sanitarios el mínimo celo en la compra de los productos que los aíslan del coronavirus?

Lo triste de todo esto es que, a pesar de ser circunstancias sobrevenidas en muchos casos, ya tenemos la experiencia acumulada de China o de Italia. Por tanto, el margen de equivocación es menor. Salvo que se trate de este Gobierno, claro.    

 

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Miguel Ángel Ruiz Anillo

Miguel Ángel Ruiz Anillo es asesor jurídico y colaborador social en diferentes proyectos con una dilatada experiencia

Desde el Baluarte

Desde el Baluarte el autor pasa revista a la actualidad social vista desde su construcción más justa

VISITAR BLOG
Publicado: 02/04/2020 ·
12:00
Actualizado: 02/04/2020 · 12:02
chevron_left
Cuando pase esto
chevron_right
Responsabilidad