Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 22/09/2021

Deportes

(28-27) Los "Hispanos" dan un paso de gigante hacia los cuartos de final

Un gol de penalti del extremo Aleix Gómez con el reloj ya a cero permitió a la selección española de balonmano dar un paso de gigante

Publicidad Ai
  • Los "Hispanos".

Un gol de penalti del extremo Aleix Gómez con el reloj ya a cero permitió a la selección española de balonmano dar un paso de gigante hacia los cuartos de final del torneo olímpico, tras sumar este lunes su segunda victoria consecutiva en Tokio al imponerse por 28-27 a Noruega.

Pero si el jovencísimo Aleix Gómez, al que no le tembló el pulso en el momento decisivo y resolvió con un lanzamiento de calidad, fue el ejecutor final del tanto del triunfo español, a los responsables de la victoria hay que buscarlos en el portero Rodrigo Corrales y, sobre todo, en Adrià Figueras.

El pivote, que ya tuvo una destacada actuación en la primera jornada ante Alemania, dibujó ante el conjunto nórdico su mejor actuación con la selección española desde que llegó a finales de 2016 al equipo nacional.

De hecho, Figueras no sólo cerró el duelo con unos espectaculares diez tantos, tras errar tan sólo un lanzamiento en todo el encuentro, sino que además forzó el definitivo penalti que propició la victoria del equipo español.

"No sé muy bien como me han pasado ese balón final, pero sabía que lo tenía que coger y meter gol o forzar penalti", señaló Figuers tras la contienda.

Y es que España siempre encontró en Adrià Figueras una solución para resolver los numerosos problemas que encontró durante todo el encuentro para superar la férrea defensa 6-0 propuesta por Noruega.

Especialmente en el arranque del partido, como demostraron los más de cinco minutos que necesitó la selección española para inaugurar, como no, con un gol de Figueras, su marcador (1-4)-

Dificultades que obligaron a Jordi Ribera a variar su plan original y apostar por la presencia en el ataque de dos jugadores más directos como Jorge Maqueda y Antonio García, otro de los destacados del partido, que lograron paliar los problemas ofensivos del conjunto español.

Una mejoría que permitió a los "Hispanos" volver a engancharse a un marcador, en el Noruega nunca perdió la delantera en todo el primer tiempo.

Panorama que cambió por completo en la segunda mitad, gracias a un excepcional Rodrigo que con sus intervenciones permitió a España situarse por primera vez al frente del partido (18-17) a los ocho minutos de la reanudación.

Paradas y más paradas que parecieron permitir a España poder romper definitivamente tras situarse con una renta de tres goles (25-22) a falta de diez minutos para la conclusión.

Pero dos inoportunas exclusiones de Alex Dujshebaev, primero, y Dani Sarmiento, minutos después permitieron a Noruega igualar la contienda (27-27) al iniciarse el último minuto.

Una igualada que España logró romper en una jugada final en la que Adrià Figueras volvió a hacer valer su movilidad sobre la línea de seis metros para forzar el definitivo penalti que Aleix Gómez convirtió en el definitivo 28-27 para el equipo español.

Ficha técnica:

28 - España: Corrales; Aleix Gómez (4, 2p), Gurbindo (-), Alex Dujshebaev (1), Raúl Entrerríos (1), Ángel Fernández (4) y Figueras (10)-equipo inicial- Pérez de Vargas (ps), Maqueda (2), Sarmiento (-), Solé (2), Morros (-), Antonio García (5) y Gedeón Guardiola (-)

27 - Noruega: Bergerud; Bjoernsen (4), Reinkind (2), Gullerud (2), O'Sullivan (2), Sagosen (6, 1p) y Joendal (9, 3p) -equipo inicial- Saeveraas (ps), Myrhol (-), Fredriksen (-), Oeverby (-), Pettersen (-), Gulliksen (-) y Roed (2)

Marcador cada cinco minutos: 0-3, 3-6, 6-7, 8-9, 11-11 y 13-14 (Descanso) 15-16, 19-18, 21-20, 24-22, 26-24 y 28-27 (Final)

Árbitros: Nikolov y Nachevski (MKD). Excluyeron por dos minutos a Gurbindo, Raúl Entrerríos, Antonio García, Alex Dujshebaev y Sarmiento por España; y a Sagosen y Gullerud por Noruega

Incidencias: Encuentro correspondiente a la segunda jornada del grupo A del torneo de balonmano de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 disputado en el estadio nacional Yoyogi de Tokio. Sin espectadores.

COMENTARIOS