Actualizado: 21:09 CET
Lunes, 19/11/2018

Deportes

Injusto empate en el Carranza

El Cádiz CF, más ambicioso y acertado que el Oviedo, tenía los tres puntos en el bolsillo, pero un gol en propia puerta igualó el partido en el minuto 94

  • Álex Fernández, que había abierto el marcador desde el punto de penalti, desvió involuntariamente el balón a la meta de Cifuentes
  • Gran partido de Manu Vallejo, que continúa creciendo y aprovechando sus oportunidades como titular
  • Con el 1-0, los amarillos habrían ocupado la primera posición de la tabla a la espera de otros partidos

¡Vaya palo! El Oviedo estaba tocado, atacando sin crear peligro apenas, pero en la última jugada un centro de Tejera tocó en Álex Fernández. Tuvo que ser un cadista el que marcase para los visitantes, hasta entonces negados.     

Álex, que había abierto el marcador de penalti, desvió el balón por mala suerte y Cifuentes nada pudo hacer. Tras este palo anímico apenas se jugaron unos segundos y la sensación de perder dos puntos era inequívoca.     

Había apostado Cervera por el mismo bloque que parece haberse hecho fijo, salvo el sancionado Kecojevic, que dejó su lugar a Servando.     

Con José Mari y Álex Fernández se volvía a formar un mediocentro muy creativo escoltado en las bandas por Salvi y el canterano Manu Vallejo. Aketxe hacía de enganche y arriba repetía Mario Barco.     Parecía dominar el Oviedo, con más posesión y acercamientos a la portería. Sin embargo, la oportunidad más clara de los minutos iniciales sería para Álex Fernández con un disparo lejano que desvió a corner el portero.     Barco, a lo suyo, bajando todos los balones que le llegaban por alto y esperando asociarse con algún compañero tal y como ocurrió en la primera jornada. Y detrás del ariete un Aketxe trabajador como le pide Cervera y encargado de poner en juego todos los balones parados.     

Se pidió un posible penalti a Mario Barco, pero tanto él como el guardameta oviedista iban a por un balón alto y el choque no pareció falta a favor de ninguno.     

El ritmo era muy alto y a la media hora se paró para beber agua. Había que hidratarse bien para aguantar hasta el final. Faltaba media hora por disputarse y el ritmo era trepidante a la par que máxima era la tensión.     

Sin goles se llegó al descanso de un partido que venía a ser el reflejo de lo que significa la categoría: igualdad máxima de principio a fin.     

Y sin cambios se reanudó el juego, aunque los visitantes no iban a tardar demasiado en mover el banquillo. Joselu reemplazó a Toché en la punta del ataque en una permuta de hombre por hombre sin asumir más riesgos.     

Acto seguido, Cervera “copió” la idea y Carrillo ocupó el lugar de Mario Barco, enfadado consigo mismo porque aún no ha marcado, pero satisfecho por el trabajo de desgaste y presión realizado.     

A los 65 minutos, Aketxe protagonizó su primera falta directa del curso. Quizás algo alejada, el golpe fue bueno, pero centrado y alto por centímetros. En la primera mitad ya había disparado desde muy lejos, iba afinando la puntería el futbolista más esperado de la temporada en el equipo gaditano.     

Un acrobático remate de Carrillo al cazar un balón suelto tras un saque de esquina llegó manso a las manos de Herrero. Era más valiente el Cádiz CF, mucho más atrevido, con más dominio del balón y, sobre todo, con más sensación de peligro. Y viendo eso, Anquela reforzó su centro del campo con Aarón a falta de veinte minutos.     

Agra por Salvi, ese fue el segundo cambio local, esta vez en busca de aire nuevo en la derecha. Carrillo esperaba un balón en condiciones de ser rematado y el recién ingresado en el campo lo había hecho con ese objetivo.     

De penalti se abrió la lata. Álex Fernández ejecutó con clase una pena máxima pitada por falta de Carlos Hernández a Manu Vallejo. El canterano cadista fue más rápido que el central ovetense, que al ir a por el balón pisó el tobillo y cometió falta clara.     

Gol del cadista Álex Fernández.

El canterano continúa aprovechando su oportunidad como titular y, aunque ya tiene a dos competidores por su posición, poco a poco mejora y gana enteros para manterse muchos más partidos.     

Extenuado, el canterano se marchó ovacionado para dejar su sitio a Perea. Faltaban diez minutos y había que aguantar más el balón para jugar también con el crono.     

Con una fuerte presión, los cadistas no permitían acercamientos y el balón pasaba más tiempo en la zona azulona.     

Los cinco minutos de tiempo extra elevaron la tensión al máximo, pero este Cádiz sabe a lo que juega, sabe lo que tiene que hacer y cuenta con futbolistas para ello.     

Pero la mala fortuna se iba a cebar con los cadistas. La única opción asturiana fue un centro al área de Tejera sin rematador visitante, pero con un desvio involuntario de Álex Fernández. 

- Ficha técnica -
- Cádiz CF: Cifuentes, Rober Correa, Servando, Marcos Mauro, Matos, José Mari, Álex Fernández, Salvi (Agra, min. 73), Manu Vallejo (Perea, min. 81), Aketxe y Mario Barco (Carrillo, min. 58).
- Real Oviedo: Herrero, Johannesson, Carlos Hernández, Bolaño, Mossa, Javi Muñoz, Tejera, Boateng (Ibra (min. 78), Berjón, Yoel Bárcenas (Aarón, min. 69) y Toché (Joselu, min. 56).
- Goles: 1-0: Álex Fernández (penalti, min. 76) y 1-1: Álex Fernández (propia puerta, min. 94).
- Árbitro: Arcediano Monescillo (comité castellano-leonés). Mostró cartulinas amarillas a Mossa (min. 54), Tejera (min. 71) y Rober Correa (min. 92).
- Incidencias: 13888 espectadores en el estadio Ramón de Carranza, que lucía un césped totalmente nuevo, ya que se ha cambiado por completo durante las últimas semanas.

COMENTARIOS

chevron_left
Maxi y Aspas doblegan al Atlético (2-0)
chevron_right
El Real Madrid golea 4-1 al Leganés