Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 29/09/2022  

Deportes

El gaditano Carlos Coello, de nuevo por la puerta grande en Tailandia

Ante la sorpresa y el enfado del público, que lo daba como claro ganador tras un durísimo combate, perdió a los puntos la final del Super Muay Thai, pero se ha ganado el respeto de los tailandeses

Publicidad Ai
  • Carlos Coello - Muay Thai

Carlos Coello, estrella española consagrada en Tailandia, donde continúa en el Top Ten de los Diez mejores luchadores en su peso en una categoría de competitividad máxima en este país (57 kg), volvía al ring tras su discutido Campeonato Mundial con la seleccion española, donde se quedó a las puertas del oro en una polémica final y tras dos enfrentamientos anteriores ganados por Ko.

De nuevo iba a estar en el escaparate en uno de los eventos Top en Tailandia (Super Muay Thai), organizado por la super estrella thailandesa Buacaw Banchamek, Televisado en directo por Workpoint Tv y tomando parte en el Torneo a 4 luchadores en la categoría de 58 kg.

El gaditano de nuevo ha impresionado a la audiencia y se ha convertido en un luchador, además de conocido, respetado porque gane o pierda cuando sube al ring el espectáculo siempre está asegurado, algo que entusiasma al público tailandés.

El sorteo deparó un enfrentamiento en semifinales ante el duro japones Takuya Oyama del gimnasio Jitty Gym, luchador zurdo que si bien durante el primer asalto y mitad del segundo fue controlado por el español, estuvo a punto de dar la sorpresa. Coello le realizó una cuenta de protección de bella factura tras un puño girado, pero el japonés se repuso y estuvo a punto de noquear al luchador gaditano, entrenado en el 7 Muay Thai Gym de Rayong y criado en los gimnasios 360 y Raul Calvo en la capital gaditana, tras hacerle caer a la lona con una precisa mano seguida de un codo izquierdo.

Rehaciéndose ante las dificultades, Coello tiró de corazon en el tercer asalto e incluso estuvo a punto de noquearlo con una fantastica serie de codos, llevándose finalmente la victoria a los puntos.

En la otra semifinal, el tailandés Payuktamin Por Pasuk consiguió ganar por Ko en el primer asalto al  iraní campeón mundial Keivan Mardani, por lo que pasaría a luchar la final con el gaditano más cansado, ya que había tenido que afrontar una auténtica batalla con el luchador nipón durante tres asaltos.

La final comenzó algo parada en el primer asalto y buscando en todo momento el luchador tailandés cansar al gaditano con obstrucciones, conocedor del cansancio acumulado por Coello. Pero a partir del segundo round el gaditano volvió a demostrar la garra y el duro entrenamiento y fue a por el combate, con bellas combinaciónes de codos y puño pierna, además de proyecciones que hacían las delicias del público tailandés.

En el tercer asalto, el gaditano propinó un durísimo golpe de codo causando una brecha profunda en la cara del tailandés. Coello iba decididamente a por la victoria llevando el centro del ring y retando a su rival, intentando el tailandés en todo momento trabar el combate y no ir a la guerra con el gaditano, ya que advirtió el gran poder que tiene en sus codos.

Con el combate terminado y Buacaw esperando para entregar el Trofeo y el premio de 45.000 baht al ganador y toda la audencia presente gritando a favor del gaditano llegó la sorpresiva victoria a los puntos del tailandés, lo que produjo sorpresa y enfado general, aunque la decisión fue aceptada con deportividad.

En declaraciones posteriores tras visualizar el video del combate, Roberto Gallo Cassarino, manager de Carlos Coello, confirmó que al 100% el gaditano había ganado, pero solo quedaba aceptarlo con deportividad y seguir.

Esto no impidió que el luchador español saliera por la puerta grande y demostrara una raza y una preparación para realizar dos combates en menos de una hora digna de un atleta de elite.

TE RECOMENDAMOS