Actualizado: 16:41 CET
Miercoles, 23/09/2020
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Deportes

El Barcelona se permite soñar con el pase a semifinales

Las culés rascan un empate ante el poderoso París Saint-Germain y esperan entrar por primera vez en las semifinales de la Champions

  • barcelona-psg

El Barcelona se permitió soñar con una inédita presencia en las semifinales de la Liga de Campeones femenina al contener (0-0) en la ida de los cuartos de final de la competición el poderío del París Saint-Germain.

El aliento de los 8.369 espectadores congregados en las gradas, récord en un partido de fútbol femenino en el Miniestadi, impulsó al grupo dirigido por Xavi Llorens.

El cuadro azulgrana supo contrarrestar a un club que le multiplica en presupuesto y en favoritismo y se ganó la opción de pelear el próximo día 30 en París por un puesto en la ronda que reunirá a los cuatro mejores equipos de Europa.

Con sorpresa e interrupción empezó el encuentro dada la presencia sobre el césped de un gato que la zaguera Ruth García 'cazó' tras tres minutos de incertidumbre en el Miniestadi por la negativa del felino a abandonar el escenario de la ida de los cuartos de final.

Recuperada la normalidad, los conjuntos barcelonés y parisino tantearon sus defectos y virtudes. Un buen posicionamiento y una intensa presión, pero también falta de profundidad y de remate, exhibió el Barcelona ante un PSG sin fisuras en sus líneas.

Así, la estadística ofensiva azulgrana se redujo a un lanzamiento lejano de Olga García, protagonista en la anterior eliminatoria ante el Twente por su acierto ante la meta rival. Esta vez, no obstante, la guardameta Ann-Katrin Berger permaneció inédita.

Desposeído del esférico el cuadro catalán, asumieron el protagonismo en el centro del campo la costarricense Shirley Cruz, la sueca Caroline Seger y la francesa Kheira Hamraoui al tiempo que se apagó el fútbol de Alexia Putellas y Jenni Hermoso, maniatada por la vigilancia del dúo Georges-Erika.

Aunque el Barcelona vive acostumbrado a llevar las riendas, hoy fue el Paris Saint-Germain el que condujo el encuentro, trasladando al césped lo anunciado a su llegada al Miniestadi.

"París está aquí" y "Soñemos en grande" eran los dos mensajes incrustados en el autobús del conjunto dirigido por el francés Farid Benstiti, quien cuenta con uno de los presupuestos más ambiciosos de Europa con el propósito de erigirse en el campeón continental.

Ese es el objetivo que el Barcelona, dominador del fútbol femenino español las cuatro últimas temporadas, se propone en cuatro o cinco campañas, periodo que deberá servir para asentar la estructura profesional instalada en la sección azulgrana este año.

Porque este cruce de cuartos de final mide a una escuadra que empieza a distanciarse del fútbol femenino 'amateur' con el vigente subcampeón de la Liga de Campeones, derrotado en la pasada final por el Fráncfort de la española Vero Boquete.

Ilusión fue la receta que Xavi Llorens facilitó en los días precedentes a sus pupilas, convencido de que la única fórmula para llegar con opciones al partido de vuelta, el día 30 en Charléty, pasaba por olvidar las diferencias que trascienden a ambos clubes: el nivel de la liga española está lejos del de la francesa.

Al descanso, sin embargo, el Barcelona y el Paris Saint-Germain permanecían igualados (0-0) por las certeras apariciones de la guardameta Sandra Paños y por los errores en la finalización de Anja Mittag, Cristiane y Erika.

Tras la pausa, las anfitrionas ganaron el confianza al arrebatar parte del control al PSG pero perdieron, por lesión, a Miriam Diéguez. Esta baja tiñó de juventud el centro del campo culé ya que a la obligada entrada de Irene del Río se había sumado anteriormente la de Patri Guijarro en el lugar de Gemma Gili.

La exigencia del pulso físico rompió también a Olga García, relevada por la internacional Sub-19 Nuria Garrote, mientras que la entrada en el bando visitante de Rosana revitalizó a Cristiane como referencia ofensiva.

A dos cabezazos, desviados ambos, de la brasileña y de Delie se redujo la producción francesa en el segundo periodo, en el que el Barcelona lució su competitividad para permitirse soñar con su primera presencia en las semifinales de la máxima competición continental. París dictará sentencia.

- Ficha técnica:

0 - Barcelona: Sandra Paños; Marta Torrejón, Ruth García, Ane Bergara, Melanie Serrano; Miriam Diéguez (Irene del Río, min. 69), Gemma Gili (Patri Guijarro, min. 63), Marta Unzue; Olga García, Alexia Putellas y Jenni Hermoso.

0 - Paris Saint-Germain: Ann-Katrin Kiedrzynek; Sabrina Delannoy, Laura Georges, Erika, Jessica Houara-D'Hommeaux; Kheira Hamraoui (Rosana, min. 72), Lisa Dahlkvist (Dali, min, 84), Caroline Seger; Cristiane, Shirley Cruz y Anja Mittag (Delie, min. 66).

Árbitra: Katalin Kulcsar. Amonestó a Melanie Serrano (min. 12)

Incidencias: partido correspondiente a la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones femenina, disputado en el Miniestadi ante 8.369 espectadores. Antes del comienzo del choque se guardó un minuto de silencio en memoria de los fallecidos en los atentados terroristas de Bruselas.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Damiao asegura que se encuentra bien y mejora en su adaptación
chevron_right
El Laboral Kutxa alcanza los cuartos de la Euroliga