Publicidad Ai
Publicidad Ai

Deportes

¡Tricampeón de Europa!

Los penaltis dan al sevillismo la tercera Europa League de su historia tras 90 minutos de infarto con prórroga incluida

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Las imágenes de la final -

El Sevilla volvió una vez más a escribir con letras de oro su nombre en el viejo continente. Tras 120 minutos de partido y prórroga, el cuadro nervionense se proclamó gracias a dos paradas de Beto y los tantos de Bacca, M’Bia, Coke y Gameiro en la tanda de penaltis, campeón de la Europa League por tercera ocasión en su centenaria historia.

La tensión propia de una final hizo que tanto sevillistas como lusos tomaran todas las precauciones posibles en defensa y aprovechar la velocidad de sus delanteros a la hora de buscar jugadas de peligro en la portería rival.

En el capítulo de llegadas, los acercamientos en los primeros compases del duelo cayeron del lado portugués. Sin embargo, cuando la posesión se decantaba del lado sevillista y peor parecía estar el Benfica (cambio incluido), la recta final de la primera mitad pudo dar un disgusto al cuadro nervionense de no ser por las intervenciones de Beto y Fazio en momentos clave.

Tras ambos sustos, sendas escuadras enfilaban el túnel de vestuarios en el descanso a la espera de poder resolver el choque y por tanto el título en la segunda mitad.

Los 45 minutos subsiguientes arrancaron con la misma tónica. El ‘héroe’ en este caso fue Nico Pareja, pues la doble ocasión para los portugueses en las botas inicialmente de Rodrigo cuando Betos ya estaba batido y luego Lima, fueron desbaratadas por el central argentino que estuvo todo el partido inconmensurable.

Pero en esta ocasión, el Sevilla no tardaría en contestar mediante Reyes, que sólo ante Oblak y motivado por la entrada de Luisao, no pudo conectar con el esférico saliendo éste muy cerca del poste.

El canterano, protagonista en la ofensiva sevillista, dispuso de otros dos disparos de mucho peligro que no obstante, no encontraron el camino del gol, mientras que el Benfica, daba mayor sensación de estar más cerca del gol, pero ahí estaba siempre un futbolista rojiblanco para desbaratar cualquier contratiempo.

Corría el tiempo y el marcador no se inmutaba. Movía el banquillo entonces Emery introduciendo en el terreno de juego a Marin por Reyes, que se retiraba algo renqueante.

Pasado el minuto 80, Beto sacaba una mano voladora a un obús de Lima y más tarde, veía como Garay mandaba un testarazo por encima del marco defendido por el meta luso. Momentos de nervios y de no cometer errores que pudiesen costar el título.

Achuchando el cuadro luso la portería del cuadro de Nervión llegaba el pitido final para vivir una prórroga que sería más vibrante aún.

Entonces se sucedieron las mejores oportunidades  para el conjunto nervionense; primero con Bacca, cuya profunda internada y el mana a mano era resuelto por el colombiano con un tiro exterior que rozaba el palo derecho. Minutos después, Gameiro, ya en el campo sustituyendo a Marin, enviaba un fuerte disparo al lateral de la red.

Al borde del colapso y con el luminoso sin moverse desde el comienzo de la final, daba paso a los penaltis.

Lima anotaba el primero y Bacca igualaba el marcador. Y entonces Beto, desviaba el lanzamiento de Cardozo desatando la locura que culminaba M’Bia dando ventaja. Le tocaba a Rodrigo tirar y otra vez Beto, hacía otro milagro parando el tiro. Coke marcaba el tercero. Luisao metía el segundo y Gameiro otorgaba la gloria de la Europa League. Sencillamente increíble.

 

- Ficha técnica:

0 - Sevilla: Beto; Coke, Nico Pareja, Fazio, Alberto Moreno; M'Bia, Carriço; Reyes (Marko Marin, m.78) (Gameiro, m.104), Rakitic, Vitolo (Diogo Figueiras, m.110); y Bacca.

0 - Benfica: Oblak; Maxi Pereira, Luisao, Garay, Siqueira (Cardozo, m.99); Ruben Amorim, André Gomes; Gaitán (Cavaleiro, 119). Sulejmani (Almeida, m.25), Rodrigo; y Lima.

Lanzamientos de penaltis:

0-1: Lima, marca.

1-1: Bacca, marca.

1-1: Cardozo, para Beto.

2-1: M'Bia, marca.

2-1: Rodrigo, para Beto.

3-1: Coke, marca.

3-2: Luisao, marca.

4-2: Gameiro, marca.

Árbitro: Felix Brych (Alemania). Amonestó a los sevillistas Fazio (m.11), Alberto Moreno (m.12) y Coke (m.98) y a los benfiquistas Siqueira (m.29) y Almeida (m.100).

Incidencias: Final de la Liga Europa disputada en el Juventus Stadium de Turín ante unos 33.000 espectadores según los datos de la organización. Terreno de juego en perfectas condiciones. Asistió al partido, entre otras autoridades, el Príncipe Felipe.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN