Deportes

La fantástica progresión de Carlos Alcaraz no nos pilla por sorpresa

Esta pasada semana, el tenista murciano, Carlos Alcaraz ha vuelto a alzarse con el primer puesto en la clasificación ATP

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Carlos Alcaraz.

Esta pasada semana, el tenista murciano, Carlos Alcaraz ha vuelto a alzarse con el primer puesto en la clasificación ATP. El joven tenista, que entrena en la localidad de Villena, bajo la tutela de Juan Carlos Ferrero, se ha convertido en la nueva sensación del tenis con permiso de Rafa Nadal. Es realmente asombroso lo que puede llegar a alcanzar este jugador, que todavía se encuentra formándose como tenista profesional, pero ha dado muestras más que evidentes de su valor como deportista. De hecho, en todas las casas de apuestas es uno de los jugadores preferidos a la hora de realizar algún tipo de apuesta.

Así ha progresado Carlos Alcaraz

Alcaraz nació en el año 2003, y comenzó a practicar tenis desde bastante joven. Es un portento físico, tiene una técnica muy depurada y cada vez más da muestras de su calidad en la pista. En el ámbito personal, es uno de los personajes más queridos del circuito. Le caracteriza una sencillez que le hace ser una persona muy próxima y un deseo continuo de sorprender con su tenis. No cabe duda de que lo está consiguiendo.

El increíble momento que está viviendo el tenis en España desde hace más de 2 décadas ha disparado la popularidad de este deporte, que ya ve en Carlos a un sucesor de la estela de deportistas marcada por Ferrero, Nadal, Bruguera o Moyá. Carlos es un tenista dotado de una extraordinaria fuerza y una visión de juego muy inteligente. Se ha ido puliendo como profesional en la academia de Juan Carlos Ferrero, que es su mentor, además de entrenador. El propio Carlos recuerda no sin cierta humildad cómo lo pasó en el periodo de confinamiento, momento en el que tuvo que quedarse en la academia de Ferrero en Villena y encontrarse consigo mismo.

El tenista de los récords

Quizás ese momento supuso una visión clara, y disparó lo que ya se venía viendo desde hace unos años, que Carlos iba a sorprender de manera inmediata con su juego, ya que su nombre iba a sonar con mucha más fuerza. Por ejemplo, en febrero de 2020 fue uno de los tenistas más pobres en ganar un torneo ATP 500. Precisamente, consiguió entrar en esta clasificación a la misma edad que Nadal, con 16 años y cuatro meses, haciéndolo incluso en una edad más temprana que Federer o Djokovic.

Pero es que con 18 años y dos meses se alzó con su primer trofeo ATP, siendo el tenista más joven de la historia en hacerlo. A decir verdad, las cifras de Carlos Alcaraz son igual de terribles que las de Rafa Nadal, uno de los deportistas más grande que ha proporcionado España. Que Carlos sea el jugador más joven de la historia en alcanzar el número 1 de la clasificación ATP dice muchísimo de su potencial.

Una de las características más notables del juego de Carlos es que hace fácil lo que es muy difícil. Proporciona una potencia a la bola muy alta, sin tener sensación de que haya sido un disparo letal. Su derecha es una de las más valiosas del circuito, y a pesar de tener un swing corto, su capacidad de reacción le hace llegar prácticamente a cualquier bola.

Sus rivales destacan la rapidez con la que se mueve, gracias a la cual pone un ritmo endiablado a cada partido y que parece no mermar su capacidad física a medida que transcurren las horas. Es evidente que esto es fruto de su juventud, pero de seguir la misma progresión que Rafa Nadal, podemos encontrarnos con un sucesor que incluso pueda hacer temblar algún que otro récord del tenista de Manacor.

Carlos es además un tenista muy inteligente que sabe leer perfectamente sus rivales, y se pone en marcha de manera precisa para llegar allá donde otros no lo hacen.

Se mueve como nadie de manera lateral, y corre hacia la red para llegar a ella sin dudarlo. Es evidente que tal rapidez que maneja Carlos es extrema, siendo un jugador al que es extremadamente difícil, hacer desfallecer o sacar de sus casillas.

En Carlos se dan todas las características de un jugador completo. Inteligente como Federer, incansable como Nadal, explosivo como Djokovic. No se le puede pedir más a este jugador que el próximo mes de mayo va a cumplir 20 años, y que todavía no ha dicho apenas ni sus primeras palabras en el mundo del tenis. El público español, y el tenístico de todo el mundo, en particular, está de enhorabuena al tener en Carlos Alcaraz a un modelo de jugador prácticamente imbatible, pero que a nivel humano también es una persona de características únicas. Lo que el jugador murciano sea capaz de demostrar, dependerá de los rivales que tenga enfrente y de que sea respetado por las temidas lesiones.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN