HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 17:16 CET
Martes, 20/11/2018

De incógnito

El tira y afloja del Metro de Sevilla

Dinero, hace falta dinero. Es lo único que necesita el Metro de Sevilla y no ese tira y afloja entre las tres administraciones...

Dinero, hace falta dinero. Es lo único que necesita el Metro de Sevilla y no ese tira y afloja entre las tres administraciones implicadas que no llevan a ninguna parte y que sólo se queda en titulares puntuales sin nada de recorrido y mucho menos, un presupuesto que haga viable que la ciudad tenga de una vez una red de metro en condiciones con la que se pueda equiparar a otras grandes (y no tan grandes) capitales.

Existe un proyecto bastante bueno de las tres líneas que restan para cerrar el hipotético anillo subterráneo De Sevilla. Y tiene una cuantificación bastante abultada que ni el Estado, ni la Junta de Andalucía ni mucho menos el Ayuntamiento pueden asumir. Sobre todo, porque ni hay Presupuestos Generales todavía ni compromiso conjunto para llevarlo a cabo. ¿Por qué no dejan de tirarse los trastos a la cabeza y se sientan para ver si son capaces de ponerse de acuerdo, al menos, en la verdad, que por ahora no lo van a hacer?

El juego partidista y el rifirrafe político echándose las culpas entre una administración y otra dependiendo de quien gobierna empieza a ser un poco cansino, especialmente porque lo que queda al final es que, por mucho que una sociedad como la sevillana pueda exigir esa infraestructura, se va a quedar sin su metro.

Y una vez que saquen el tema de su particular guerra de acusaciones, intenten ver las cosas con objetividad. ¿Hay posibilidad de financiar la red completa? Si no es completa, ¿se podría pagar al menos una línea? Y si es factible la propuesta del alcalde de hacer por partes la línea 3, ¿habría fondos aunque hubiera que buscarlos en Europa? Y si se hace esto último, ¿quiere decir eso que dormirá en el sueño de los justos la finalización de las restantes?

Todo esto se arregla con voluntad política, con responsabilidad en el gasto y con buena planificación, además de una ejecución ejemplar, algo bastante difícil en la obra pública.

Si deciden de verdad apostar por el Metro de Sevilla, no olviden que la ciudad se llevó muchos años con agujeros abiertos sin cerrar en Plaza Nueva o junto al Pizjuán -laguna ambiental aparte-, que la tuneladora casi hace que la comisaría de la Policía se hundiera en Blas Infante con el socavón que dejó y que todavía hay un quiosco de prensa junto al edificio del Cristina enterrado bajo las baldosas.

COMENTARIOS

chevron_left
La ejemplaridad mal entendendida
chevron_right
El escudo, lo oficial y su trascendencia