Málaga y Luz

Publicado: 30/07/2017 ·
Málaga tiene una luz cegadora. Luz azul en nuestros ojos cuando medio cerrados intentan vislumbrar mar adentro un barco
Algunos llaman a Paris la ciudad de la luz. Habría que preguntarles si antes de decir esto visitaron alguna vez Málaga. Un amigo madrileño cuando comprendió que yo ya era más de Málaga que de Madrid me pidió que le dijera que fue lo me atrapó de esta tierra y sin dudarlo le respondí que su luz.
Y eso que Madrid tiene la luz de los cuadros de Velázquez, una luz que brinda a nuestro mirar una imagen nítida y transparente sin igual. Pero es que Velázquez nunca experimentó el hecho de amanecer un día pálido de enero y en ese mismo día tener que ocultar la vista tras unas gafas de sol por necesidad.

Málaga tiene una luz cegadora. Luz azul en nuestros ojos cuando medio cerrados intentan vislumbrar mar adentro un barco. Luz verde y titubeante bajo las hojas de los árboles en cualquier parque.
Aquí tiene poco éxito el teatro quizá porque a cualquier hora del día hay espectáculo en la calle. En el paseo marítimo, no importa el sitio, podemos asistir, día a día,a un espectáculo siempre nuevo y cambiante, el que brinda el mismo sol, saliendo del mar cada mañana.
Luz azul en el mar, luz verde en el parque, luz pétrea junto a la laguna de la barrera. Luz abstracta que colorea el cubo del puerto, Luz contrastada que se cuela entre las láminas de la gran pérgola para dibujar distintas rayas en el suelo según la hora.
Saenz de Oiza, el arquitecto de Torres Blancas, invitado por el colegio de arquitectos de Málaga a un ciclo de conferencias, durante un descanso en un chiringuito cualquiera me reveló: “…construir es complicado... Pero aquí es más fácil,  a la orilla del mar, bajo un sombrajo,...  tienes luz, aire y... sombra... ¡ya hay arquitectura!

Y digo yo, en estos tiempos del coach y del trainer, ¡ponga un arquitecto en su vida!: para aprender a vivir mejor en la tierra del sol sin que nos ciegue, para  entender que es la luz la que enciende el espacio que nos envuelve, para mimar esta maravillosa luz pues ella es la que construye el habitar del hombre. Para comprender en definitiva que a partir de la luz, el hombre construye su espacio dibujando sombras y así hace la más hermosa arquitectura.

Málaga es tierra sobrada de luz;luz que hay que observar, sopesar y respetar, para mejor vivir a su sombra.

www.angelperezmora.com

Comentarios

© Copyright 2018 Andalucía Información