Cotillas

Nuevos detalles en el caso Daniel Sancho: una mochila y un cuchillo con sangre olvidados

Mientras él disfrutaba del desayuno y compartía un vídeo en su Instagram la policía hallaba en un vertedero restos humanos y un ticket clave en la investigación

Publicidad Ai Publicidad Ai

Nuevos detalles del caso del asesinato de Edwin Arrieta, que revelan como fue la rápida captura del principal sospechoso, Daniel Sancho. La repentina velocidad con la que la policía localizó al joven ha sido uno de los temas más comentados en las últimas semanas, y ahora se ha descubierto que todo se desencadenó a partir de un inesperado conjunto de coincidencias y pruebas.

Según informes, la periodista de 'El programa del verano' ha explicado que la policía siguió la pista de Daniel gracias a una serie de eventos ocurridos el 3 de agosto, un día después del trágico asesinato de Arrieta. El hijo de Rodolfo Sancho habría llegado a un hotel con su mano vendada, afirmando que se había cortado pelando un coco. Sin embargo, las alarmas sonaron cuando, después de preguntar por el su amigo a los recepcionistas, abandonó repentinamente el hotel y se dirigió a un restaurante local para desayunar.

Mientras Sancho disfrutaba de su desayuno y compartía un vídeo en su Instagram, ajeno a los eventos que se estaban desarrollando -tal y como han revelado las cámaras de seguridad del restaurante-, las autoridades habían hecho un descubrimiento macabro en un vertedero cercano: restos humanos y un ticket que vinculaba directamente el lugar donde se habrían adquirido diferentes artilugios para cometer el crimen.

Rápidamente, la policía revisó las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona y rastreó las pistas de la moto que Daniel había alquilado. Con esta información en su poder, las autoridades lograron identificar al hijo de Rodolfo como el principal sospechoso. Los investigadores examinaron sus redes sociales, lo que llevó a la ubicación del restaurante donde había desayunado.

Lo que sucedió a continuación fue una verdadera sorpresa. Las autoridades encontraron una mochila negra en el restaurante, 'olvidada' por Sancho, que contenía un cuchillo, una gasa y restos de sangre, por lo que cuando va a la comisaría para denunciar la desaparición de su amigo, ya está acorralado y no vuelve a salir de allí.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN