Cotillas

Paz Padilla se pronuncia sobre el final de 'Sálvame': "Todo lo que sube baja, era normal"

Afirma que tuvo una experiencia 'paranormal' tras el fallecimiento de su marido: "No es una cuestión de creer o no creer. Yo quiero que alguien me explique"

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Paz Padilla. -

En uno de los mejores momentos de su vida a nivel personal y profesional, Paz Padilla coge el testigo de otras celebrities como Anabel Pantoja o Pilar Rubio y este año ha sido la encargada de dar la bienvenida al verano en el parque Warner Beach acompañada por su hija Anna Ferrer.

Un evento muy especial en el que la gaditana -que a diferencia de sus predecesoras no nos regaló un posado en traje de baño sino que prefirió posar con un vestido de rayas de su firma 'Noniná'- derrochó complicidad y risas con su 'niña', a la que no dudó en coger a caballito, antes de pronunciarse sobre el inminente final de 'Sálvame', que este viernes emitirá su último programa.

No es el único tema sobre el que nos ha hablado la presentadora, que mostrando su apoyo incondicional a Ana Obregón nos ha contado la experiencia 'paranormal' que tuvo tras el fallecimiento de su marido, ya que sostiene que al igual que la bióloga recibió una llamada del móvil de su hijo Aless -una señal para que se decidiese a terminar su libro 'El chico de las musarañas- tras su muerte, a ella le llegó un mensaje de Antonio con una fotografía de ambos en la playa.

"No es una cuestión de creer o no creer. Yo quiero que alguien me explique lo que sucedió, por qué sucede eso. A mí* yo lo expliqué, me sucedió eso, el teléfono de Antonio, que estaba dado de baja, me mandó una foto de los dos que solo tenía él, y que alguien me diga que es lo que pasó, porque yo no lo sé. Yo solo sí sé que los sentidos están muy limitados. Yo sé que los perros ven colores que nosotros no vemos y oyen ruidos que nosotros no somos capaces de nuestro oído. No lo sé, que alguien me lo explique. Yo solo sé lo que me pasó a mí" explica.

Sobre Ana Obregón, con la que mantiene el contacto, nos cuenta que "está muy feliz con esa bebé preciosa". "Yo la miro y le digo, no sabes cuánto me alegro. Yo es que me alegro de que a la gente le vaya bien, que la gente sea feliz, y cuando estás feliz transmites amor, y eso se contagia. Y me hace feliz a mí" reconoce.

"Yo estoy muy tranquila y muy feliz, y se nota", desvela: "Tengo mi karma muy equilibrado, el otro día aprendí algo que me gustaba de 'no hables mal de nadie, no le hagas daño a nadie y no permitas que nadie hable mal de alguien'", confiesa con una sonrisa, confirmando que está atravesando una de las etapas más dulces de su vida.

Por delante, un verano repleto de proyectos que poco hueco le dejará para disfrutar de un merecido descanso. "Tengo un proyecto que todavía no lo puedo confirmar, sigo con 'El humor de mi vida', estoy con mi empresa de influencers que va súper bien, con mi marca de moda 'No ni na' que vamos a montar una tienda en Madrid, sigo en 'La que se avecina', acabo de grabar los programas de 'Me resbala'..." apunta, reconociendo que se siente muy afortunada y "no puedo desearle más a la vida. Tengo todo y no quiero nada más"

Y a su lado, trabajando codo con codo tanto en su firma de ropa como en su agenda de representación -a la que pertenecen entre otras Alba Díaz o Anita Matamoros- su hija Anna, "un regalazo del universo porque no hay nada más bonito que poder trabajar y compartir con lo que tú más quieres en el mundo, que es tu hija".

Pregunta obligada en la reaparición de Paz, el final este viernes del programa en el que tantos años trabajó, 'Sálvame': "¿Y qué hacemos? Voy a hablar con los jefes para que lo prolonguen" ha asegurado entre risas antes de, ya en serio, reconocer que ella sabía que tarde o temprano llegaría a su fin: "Si alguien piensa que un programa no se va a acabar, es que no es real. La televisión no funciona así. Como decía Isaac Newton, todo lo que sube baja. Era normal" apunta.

"Yo creo que lo que tiene que ser es una celebración y dar gracias al universo de haber estado 14 años en un programa de éxito" ha asegurado, convencida de que a partir de ahora sus excompañeros -entre los que se encuentran Jorge Javier Vázquez, María Patiño, Belén Esteban, Terelu Campos o Kiko Matamoros entre otros- "empiezan una nueva vida" y tendrán que hacer "lo que hemos hecho todos, reinventarnos y con amor, buscar las posibilidades".

"Cuando a mí me sucedió (en referencia a cuando dejó 'Sálvame') lo único que pensé es 'bueno, tengo mucho trabajo, a seguir trabajando' y punto. Y a desearles que sean muy felices y que les vaya muy bien" ha concluido, dejando claro que no les guarda rencor y les desea a todos lo mejor en esta nueva etapa de sus vidas.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN