Actualizado: 14:33 CET
Jueves, 12/09/2019

Huelva

Impacto ambiental de la fresa por plaguicidas y consumo energético

Recomiendan llevar a cabo una reducción y ajuste del manejo de pesticidas, un uso de materiales reciclados y/o con una mayor vida útil y el empleo de renovables

  • Fresas.

 Las altas dosis de plaguicidas aplicados, la alta cantidad de materiales empleados en los sistemas de riego y el alto consumo de energía son las principales causas de los impactos ambientales del cultivo de la fresa, la eutrofización y ecotoxicidad.

Esta es la principal conclusión de un estudio realizado por el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) de la Junta de Andalucía, que ha perseguido identificar el impacto ambiental asociado al cultivo de la fresa, concentrado en un 94 % en la provincia de Huelva.

Dicho impacto puede variar dependiendo de las diferentes prácticas y técnicas empleadas, y es por ello que entendían los expertos que era importante evaluarlo con un profundo análisis de las diferentes prácticas agrícolas empleadas.


De esta manera, se puede cuantificar y demostrar los materiales e insumos que contribuyen a un alto impacto ambiental, tales como los materiales empleados en la infraestructura, aplicación de fertilizantes y pesticidas, maquinaria agrícola o residuos generados.

Partiendo de estudios recientes del efecto del cultivo de la fresa sobre el medioambiente, que indican que la producción impacta de forma significativa en el medio ambiente, especialmente en la eutrofización y ecotoxicidad, los investigadores del Ifapa se han centrado en las prácticas agrícolas empleadas en diferentes sistemas de producción de fresa para seleccionar e identificar las prácticas que contribuyen a estos efectos para así poder optimizarlos.

Las conclusiones a las que se han llegado con este trabajo es que las principales causas de estos impactos fueron las altas dosis de plaguicidas aplicados, una alta cantidad de materiales empleados en los sistemas de riego y un alto consumo de energía.

Por ello, se recomienda llevar a cabo una reducción y ajuste del manejo de pesticidas, un uso de materiales reciclados y/o con una mayor vida útil y el empleo de energías renovables, con el fin de mejorar la huella ambiental del cultivo de la fresa producida por altos valores de eutrofización y ecotoxicidad.

Este trabajo, mediante la metodología "Análisis del Ciclo de Vida", ha permitido identificar las cargas ambientales presentes en las prácticas agrarias empleadas durante el proceso de producción de la fresa y así poder aportar recomendaciones al sector fresero con el objetivo de mejorar la sostenibilidad de los sistemas de producción y aumentar la competitividad del agricultor. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Anuncian la creación de un "sendero costero" entre Huelva y Portugal