Actualizado: 13:39 CET
Domingo, 08/12/2019

Huelva

Denuncian a un vecino de Cartaya que mata a un caballo de inanición al abandonarlo atado a un árbol

Agentes de la Policía Local y un veterinario intentaron salvarle la vida durante casi cuatro horas, pero el alto nivel de desnutrición y deshidratación que presentaba, y su lamentable estado físico, obligaron finalmente a su sacrificio para acortarle la agonía

  • El caballo, aún agonizante

La Policía Local de Cartaya ha denunciado administrativamente por la Ley de Protección de Animales a un vecino de la localidad de unos 30 años y que responde a las iniciales de D.B.T, por matar de inanición a un caballo tras abandonarlo atado a un árbol.

Los hechos tuvieron lugar el pasado día 5 de abril en el paraje conocido como La Tavirona.

Según fuentes consultadas por VIVA LA COSTA OCCIDENTAL, una patrulla de la Policía Local de Cartaya se desplazó inmediatamente a dicho paraje nada más tener conocimiento de que en dicho lugar del término municipal de Cartaya había sido encontrado un caballo abandonado y atado a un árbol.

Cuando llegaron los agentes el animal aún estaba vivo, aunque ya prácticamente agonizando  y en muy malas condiciones. A criterio de los propios agentes, el équido presentaba un alto grado de abandono y mostraba signos de desnutrición y deshidratación.

Nada más llegar al lugar, los miembros de la Policía procedieron a cortar la cuerda que lo mantenía sujeto al árbol con el objeto de evitar al animal, o paliarle si cabe, su angustiosa agonía.

Pese a todo ello, se pasa notificación del asunto al concejal responsable de la Policía Local de Cartaya, que se personó también en el lugar de los hechos y que pese al lamentable estado físico  que presentaba el caballo requirió la intervención de un veterinario, que se hizo cargo del animal, al que intentó salvar la vida durante más de tres horas consecutivas.


Finalmente el especialista decretó por irrecuperable la salud del équido, procediendo a sacrificarlo ‘in situ’. Según el propio veterinario las lesiones que presentaba debido al elevado nivel de desnutrición y deshidratación, unidas a su estado y edad, hicieron imposible salvarle la vida.

Una vez sacrificado se procedió a intentar localizar a su titular, lo cual fue posible en pocos minutos por parte de los agentes gracias a la lectura de su número identificativo de chip. Con dicho número, y con la ayuda del veterinario, fue posible acceder a la base de datos de identificación equina correspondiente, y localizar finalmente a su titular, al que se localiza y se le informa de que la Policía Local instruiría la correspondiente denuncia por una infracción grave de la Ley de Protección de Animales, tras haber presuntamente abandonado a un caballo de su propiedad sin agua ni comida, y por no haberle prestado la correspondiente atención tanto en cuidados como en asistencia veterinaria.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Ayamonte cuenta desde este viernes con un museo de muñecas de época
chevron_right
La Borriquita recorre este domingo las calles de la Costa Occidental