Actualizado: 19:08 CET
Lunes, 26/10/2020

Córdoba

Covid: La Fiscalía no ve delitos en las 20 residencias afectadas en Córdoba

Desde mediados de marzo se incoaron diligencias informativas para evaluar hechos y posibles responsabilidades

  • Una residente.

El fiscal delegado de Protección de Mayores de la Fiscalía de Córdoba, Fernando Santos Urbaneja, ha acordado el archivo de las diligencias abiertas sobre 20 de las 86 residencias de mayores existentes en Córdoba, capital y provincia, en las que se notificaron incidencias relacionadas con el Covid-19 en la primera ola de la pandemia en el país, desde marzo a julio, de modo que "no se ha apreciado la comisión de delitos por parte de sus directores y/o responsables en ninguna".

Así lo expone el representante del Ministerio Público en un decreto facilitado por la Fiscalía, en el que subraya que "dado que concurren algunas circunstancias diferentes se procede a cerrar mediante archivo las presentes diligencias correspondientes a los meses de marzo a julio de 2020", si bien, al mismo tiempo, se procede a abrir nuevas diligencias informativas, desde septiembre, para "continuar el seguimiento de la situación de las residencias de Córdoba" ante la segunda ola de la pandemia.

Según explica, desde mediados de marzo se incoaron diligencias informativas para evaluar hechos y posibles responsabilidades en que hubieran podido incurrir los directores y responsables de los centros y residencias de personas mayores en la capital y provincia en la primera ola del Covid-19.

Al margen de la responsabilidad penal, el fiscal apunta que "queda subsistente la posible responsabilidad por funcionamiento anormal de los servicios públicos, pudiendo en su caso los particulares afectados reclamar indemnización a la administración pública competente", a lo que agrega que "de tener que acudir a los juzgados serían competentes para conocer de esta pretensión los juzgados de lo Contencioso-Administrativo".

Asimismo, señala que "queda subsistente la posible indemnización por negligencia o incumplimiento de contrato de servicios, que los particulares afectados podrán reclamar a las empresas o entidades titulares de las residencias", de manera que "de tener que acudir a los juzgados serían competentes para conocer de esta pretensión los juzgados de Primera Instancia".

Igualmente, comenta que "la administración pública competente podrá ejercer la potestad sancionadora, en caso de estimar que pueda haberse cometido alguna infracción de carácter administrativo por parte de los responsables de alguna residencia".

"ESCASEZ" DE EQUIPOS E INSTRUCCIONES "CONTRADICTORIAS"

Entretanto, Santos Urbaneja destaca que "se aprecia que durante los meses de marzo y abril los directores y responsables de los centros residenciales se esforzaron, dentro de sus circunstancias y posibilidades, en proveer de medios y aliviar la situación", pero "se asistió a inimaginables situaciones, como la falta de mascarillas en el mercado, la escasez de equipos de protección para el personal sociosanitario, test poco fiables, etc", unido a "instrucciones confusas o contradictorias por parte de diversas instancias científicas".

Hay que señalar que en la Fiscalía sólo se ha presentado una denuncia por un particular afectado y no consta ninguna denuncia presentada en los juzgados de Instrucción, "a pesar de las graves pérdidas sufridas", según indica el representante del Ministerio Público.

LA SEGUNDA OLA

En relación con la segunda ola del coronavirus, el fiscal señala que "aunque los expertos siempre anunciaron que se produciría una 'segunda ola' del Covid-19, no se esperaba que llegase tan pronto". "Lo cierto es que ya estamos inmersos en ella y, también, que la situación presenta algunas diferencias con la primera", asevera Santos Urbaneja.

Así, detalla que "no resultará fácil defender la 'imprevisibilidad' de la misma", a la vez que "la 'evitabilidad' dependerá en buena medida de los avances científicos --tratamientos paliativos, vacuna--". En cualquier caso, afirma que "sí ha existido un margen de tiempo para organizar la atención sanitaria y la provisión de recursos".

Por otra parte, destaca que "la cadena de organismos/instancias responsables está, sin duda, mejor definida y debería estar cada vez mejor coordinada", al tiempo que "en Andalucía se ha asistido recientemente a una reestructuración de consejerías que afecta a las residencias de mayores", con el Decreto 3/2020 de 3 de septiembre, precisando que "corresponden a la Consejería de Salud y Familias la competencias en materia de centros residenciales de personas mayores actualmente atribuidas a la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación".

A su vez, agrega que la Disposición Transitoria Tercera del citado Decreto dispone que esta atribución de competencias lo será "hasta el momento en que el Gobierno de la Nación declare la finalización de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19".

También, el fiscal precisa que "la repercusión en la salud de los contagios de esta segunda ola estaba siendo menor", de modo que "al principio dio lugar en su mayor parte a cuadros asintomáticos o de escasa gravedad", pero "la tendencia ha cambiado de modo muy preocupante en las últimas semanas, tanto en lo cuantitativo --número de positivos--, como en lo cualitativo --gravedad de la afectación a la salud--", advierte.

Por todo ello, ha decidido cerrar las diligencias de seguimiento de las residencias de mayores correspondientes a la primera ola en los términos ya expuestos y abrir nuevas diligencias de seguimiento de las residencias de mayores correspondientes a la segunda ola, desde septiembre, dado que "algunas circunstancias son diferentes en relación a la primera ola".

En este sentido, el fiscal delegado de Protección de Mayores de la Fiscalía de Córdoba informa de que ya ha solicitado y está empezando a recibir información sobre las incidencias que se están produciendo en las residencias.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Asaja señala que la vendimia termina con precios y datos de producción menores
chevron_right
La Junta aborda con vendedores ambulantes de Los Pedroches la situación