Actualizado: 13:03 CET
Domingo, 12/07/2020

Córdoba

Valenzuela espera que no haya más contagios tras el del príncipe belga

Considera que "no cabe en la cabeza" que este ciudadano belga no pasara la cuarentena de 14 días al llegar a España

  • Rafaela Valenzuela.

La subdelegada del Gobierno en Córdoba, Rafaela Valenzuela, espera que no haya más personas contagiadas por coronavirus tras el positivo del príncipe Joaquín de Bélgica, sobrino del rey Felipe de Bélgica, al viajar desde dicho país a España y mantener contacto con 26 personas al llegar a Córdoba donde asistió a una fiesta de bienvenida la pasada semana.

En declaraciones a Canal Sur Radio, recogidas por Europa Press, la representante del Ejecutivo central en la provincia ha manifestado que la investigación sobre los hechos está en curso, tras tener conocimiento el viernes la Subdelegación del Gobierno a última hora de la mañana, cuando saltó la alerta epidemiológica que trasladó la Delegación Territorial de Salud y Familias de la Junta en la provincia.

Al respecto, se avisó de que "había un ciudadano belga que había dado positivo en coronavirus tras viajar en avión de Bélgica a Madrid y en AVE de Madrid a Córdoba y que había tenido reuniones familiares y de amigos y contacto con 26 personas".

Ante ello, se puso en marcha "todo el protocolo de sanidad de la Junta de Andalucía para tener localizadas a las personas, de las que cinco de ellas eran de Sevilla, a quienes se tardó más en localizar", con el fin de "ponerlos en cuarentena y todo lo que prescribe el protocolo sanitario", algo que ha saltado "pronto", ha valorado.

En este sentido, ha deseado que "no haya más contagiados que esta persona y la cosa quede ahí, porque son muchos contactos y la capacidad de propagarse del Covid-19 es muy alta y ahí puede surgir un brote".

Frente a ello, ha defendido que "en Córdoba hay unos datos sanitarios bastante buenos y de reactivación de la economía en los últimos días, sobre todo de la restauración y la normalización de la vida", por lo que si hubiera un brote "tendría poca gracia para los cordobeses y el resto de andaluces, al costar mucho llegar hasta aquí y que no nos lo podemos jugar por acciones de sorpresa e indignación".


A su juicio, "no cabe en la cabeza, cuando todo el país está en el luto más largo de la historia y los sanitarios han llegado aquí al borde de la extenuación", a lo que ha agregado que "no pasa nada por dejar estos encuentros, que son necesarios y todos queremos tener, para un poco más adelante, cuando las cosas estén más seguras, máxime si se viene de otro país, donde el virus está activo".

Además, considera que "no cabe en la cabeza" que este ciudadano belga no pasara la cuarentena de 14 días al llegar a España, "porque no sólo se puso en riesgo él, sino puso en riesgo a todas las personas que asistieron a esos actos sociales".

De este modo, Valenzuela ha apelado a "la responsabilidad individual, protegernos y proteger al entorno y a la ciudadanía", dado que "si esta responsabilidad individual no funciona, si somos permisivos y pensamos que ésto ya ha pasado, ésto no ha pasado, y no tenemos vacuna para el virus".

Según ha enfatizado, "la única vacuna que hay son nuestros comportamientos de usar mascarilla cuando no se puede guardar una distancia que se aconseje, ser muy escrupulosos con la limpieza, no estar en concentraciones que puedan derivar en ningún tipo de rebrote", como se ha visto estos días en distintas zonas de España, "porque se vuelve para atrás", ha advertido.

Asimismo, ha apuntado que los sanitarios temen que "todas las actitudes irresponsables deriven en un rebrote y ellos son los que tienen que seguir ahí", por lo que no entiende "cómo se puede poner en riesgo a los que más quieres".

LAS SANCIONES

En cuanto a las sanciones por estos hechos, la subdelegada del Gobierno ha dicho que están esperando el informe preliminar de la Policía Nacional, que se prevé para final de esta semana, según fuentes cercanas al caso, porque "se han saltado varias medidas y han sido varias situaciones administrativamente irregulares".

Igualmente, Valenzuela ha remarcado que las sanciones "se aplicarán como a cualquier otro ciudadano, porque todo el mundo es igual ante la ley y eso es lo que da tranquilidad y seguridad a todos".

Este fin de semana trascendía la identidad del positivo, Joaquín de Bélgica, quien vive desde hace varios años en España con su novia, Victoria Ortiz Martínez-Sagrera, natural de Córdoba.

Joaquín, hijo de la princesa Astrid y del príncipe Lorenzo, pasó los dos últimos meses en Bélgica y finalmente regresó a España el pasado lunes, por lo que se organizó una fiesta de bienvenida en Córdoba el pasado martes en una casa privada.

En ella, según algunas fuentes, participaron no menos de 27 personas de la alta sociedad. Sin embargo, según otras informaciones, la cifra de asistentes no superó la señalada por la normativa, en este caso 15 personas.

Al parecer Joaquín, de 28 años, tuvo síntomas un día después de la fiesta. El viernes 29 de mayo los resultados han confirmado que tenía coronavirus, pero su estado no requiere de hospitalización. Un total de 27 personas con las que estuvo en contacto desde su regreso a España han sido ya alertadas y están en cuarentena.

El príncipe Joaquín no tiene función oficial dentro de la familia real belga y sus desplazamientos corresponden a su vida privada. Es el noveno en la línea de sucesión al trono belga.

Mientras, según ha avanzado la prensa, el príncipe belga ha reconocido este domingo "no haber respetado todas las medidas de cuarentena" durante su viaje a España y ha pedido "disculpas" por ello, al tiempo que ha afirmado que "en estos momentos difíciles", no pretendía "ofender ni faltar el respeto a nadie".

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Salud ha hecho PCR a once "contactos estrechos" del príncipe belga
chevron_right
Denunciados por cazar con medios ilegales en Puente Genil