Actualizado: 21:19 CET
Sábado, 07/12/2019

Córdoba

Espiel se suma al manifiesto en defensa del cerdo ibérico en extensivo

"El sector del ibérico incluye categorías muy diferentes y dispares en su manera de producir e incluso en sus intereses económicos", dice el manifiesto

  • Cerdo ibérico.

La organización agraria Asaja Córdoba ha informado este viernes de que el Pleno del Ayuntamiento de Espiel ha "aprobado por unanimidad" el manifiesto en defensa del cerdo ibérico al que ya se han sumado un gran número de empresas y ganaderos de la provincia de Córdoba, así como de otras provincias andaluzas y extremeñas y todas las Asajas de Andalucía y Extremadura.

Según ha indiciado la organización en una nota, el pasado mes de octubre el presidente de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Los Pedroches, Antonio Torralbo; el presidente de Covap, Ricardo Delgado; y el vicepresidente primero de Asaja Córdoba, Fernando Adell, junto al consejero de Salud y Familias de la Junta, Jesús Aguirre; la delegada de Agricultura de la Junta en Córdoba, Araceli Cabello; la diputada provincial de Turismo, Salud Navajas; y la alcaldesa de Villanueva de Córdoba, Dolores Sánchez, "se unieron en la Feria del Jamón a este manifiesto".

La moción destaca que el sector del porcino ibérico en extensivo es "uno de los pilares básicos de la economía de una parte importante de los pueblos ubicados en muchas zonas de Andalucía y Extremadura". En el caso de la provincia de Córdoba, es "especialmente significativo en las comarcas de los Pedroches, Guadiato y la Sierra".

Asimismo, añade que "los pueblos y comarcas de nuestras zonas rurales no pueden permitirse un freno a la actividad económica que ocasionaría el despoblamiento de las mismas.

El manifiesto recoge que, en España, el 80 por ciento de las dehesas se sitúan en Andalucía y Extremadura, y son además estas dos comunidades autónomas las que albergan el 77 por ciento de las explotaciones de ibéricos que existen en España, es decir tres de cada cuatro explotaciones.

Por otra parte, destaca que "el sector del ibérico incluye categorías muy diferentes y dispares en su manera de producir e incluso en sus intereses económicos".


Con una misma denominación racial, se incluyen sistemas de manejo tan diferentes, como los producidos bajo la categoría 'cebo', con un manejo intensivo de animales, frente a la categoría de mayor calidad, la de 'bellota', donde los animales gozan de una producción extensiva en completa libertad, alcanzando unas cotas elevadísimas de bienestar animal, al igual que ocurre en la categoría de cebo de campo en extensivo.

Igualmente, según el documento, es innegable que la categoría de 'bellota' y el ibérico puro cien por cien ejercen de abanderados del sector y que se pretende prestigiar a las producciones que mantienen más de tres millones de hectáreas del ecosistema de mayor valor medioambiental que existe en la península Ibérica: La Dehesa, y a una raza de porcino única: el ibérico puro cien por cien, resaltándose que esa tarea de prestigiar debería de ser de todo el sector.

Por tanto, según Asaja, "ya es el momento de poner en valor al producto estrella de la gastronomía española, producido en exclusiva en unas condiciones de manejo únicas e irreproducibles en el resto del mundo", pues la simbiosis existente entre un cochino ibérico y la dehesa aporta "una altísima calidad a sus productos, que solo y exclusivamente se obtienen con el conjunto indisoluble de una raza, un manejo, una alimentación y una elaboración singular".

Es por ello, que las entidades firmantes manifiestan su "postura férrea de salvaguarda" del porcino ibérico extensivo en la dehesa.

Los firmantes abogan por fomentar las figuras de calidad que reconozcan en exclusiva los productos de ibérico producidos en extensivo, y que se diferencie claramente a estas producciones del resto.

Asimismo, el manifiesto considera que la puesta en marcha de la Norma de Calidad ha supuesto una sustancial mejora de sus objetivos, y ha dado una estabilidad al sector productor que no había conocido en años.

Por ello, consideran que, "aunque toda norma es mejorable, en las circunstancias actuales, son mayores para todo el sector los perjuicios de cambiar la norma que los beneficios que traería su modificación" y, por ello, "no se dan las condiciones necesarias para modificar la Norma de Calidad, y que cualquier modificación de los factores responsables de la calidad debe orientarse a un incremento de la calidad de los productos y no al contrario", ha apostillado Asaja.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
CCOO lamenta el "paso atrás" de Córdoba contra la violencia de género
chevron_right
857 alumnos participan en talleres para la prevención de residuos