Actualizado: 13:30 CET
Domingo, 08/12/2019

Córdoba

Junta acusa a IU de "tergiversar la verdad" por Palacio de Congresos

Muestra "la sorpresa" por el comunicado que el anterior responsable de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) lanzó este jueves

  • Palacio de Congresos de Córdoba.

El delegado territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta en Córdoba, Ángel Herrador, ha acusado este viernes al anterior responsable de la Gerencia de Urbanismo de la capital y portavoz municipal de IU, Pedro García, de "tergiversar la verdad" sobre cómo ha sido y es el camino para obtener la licencia para iniciar la segunda fase del Palacio de Congresos de la ciudad.

En una nota, el delegado ha mostrado "la sorpresa" por el comunicado que el anterior responsable de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) ha lanzado este jueves, que no entiende "muy bien con qué sentido o intención", cuando es "una licencia de la que ya se dispondría desde hace mucho, si se nos hubiera respondido mucho antes".

Al respecto, ha apuntado que "si se hubiera abierto la solicitud presentada el 4 de abril de 2018 en tiempo y forma, y no casi un año después, cualquier incidencia que la GMU hubiera solicitado la hubiéramos corregido y presentado un año antes".

Y es que, según ha detallado, "no fue hasta el 20 de marzo de este año cuando recibimos informe de la Gerencia de Urbanismo sobre adecuación de la segunda fase del Palacio de Congresos al planteamiento urbanístico, paso previo para obtener la licencia".

En este informe se observa que "no se autorizaba a la Junta realizar varias intervenciones importantes y necesarias de esta segunda fase y que repercutirían, a buen seguro, en el Palacio de Congresos de manera negativa de no llevarse a cabo".

Por ello, desde esa fecha los redactores del proyecto y los técnicos de la Junta se reunieron en varias ocasiones con los técnicos de la Gerencia de Urbanismo para "consensuar las acciones a desarrollar en esta segunda fase", según ha indicado.


Además, ha expuesto que "para solventar estas cuestiones se acuerda finalmente realizar un estudio arqueológico para determinar con exactitud que partes del Palacio de Congresos son del siglo XVI y cuáles fueron realizadas en las obras de 1985".

Tras estas decisiones, el 13 de mayo la GMU mandó un informe a la Delegación solicitando información sobre todo este proceso, incluido dictamen de estudio arqueológico.

"Viendo que el plazo dado por la Gerencia para enviarle la documentación era insuficiente, y teniendo en cuenta que había que entregar un proyecto en cultura con las catas a realizar y esperar su dictamen, el equipo redactor del proyecto registró el 20 de mayo una solicitud en la GMU para que el plazo que nos dio no contara hasta tener el estudio arqueológico terminado", según ha explicado Herrador.

De este modo, el equipo redactor del proyecto presentó en Cultura y en la GMU, respectivamente --los días 28 y 29 mayo--, el proyecto para la realización de esas catas.

"TARDARON CASI UN AÑO" EN ENVIAR UN INFORME

Dicho esto, el delegado territorial ha manifestado que "no tienen ningún sentido y no hacen honor a la verdad las declaraciones de Pedro García", cuando afirma que "el verdadero problema, al menos hasta el último día del mandato anterior, es que la Junta de Andalucía no había presentado el proyecto con las recomendaciones que Urbanismo, y también Cultura de la propia Junta, le habían hecho, por lo que no se podía conceder una licencia a un proyecto que no existe".

Así, considera que "no hacen honor a la verdad, porque el expresidente de la GMU es consciente perfectamente que era imposible que hubiéramos podido presentar el proyecto definitivo antes de finalizar su mandato, máxime cuando tardaron casi un año en enviarnos el primer informe y luego hubo que optar por realizar unas catas que solo han servido para ralentizar aún más este proyecto y que finalmente nos han dado la razón y solo han servido para ratificar lo que nosotros afimabamos, que las actuaciones a realizar se sostenían sobre las obras de 1985, sin influir ni modificar la singularidad del edificio construido en el siglo XVI".

Una vez realizadas las catas que comenzaron en verano, los técnicos de la Delegación de Economía en Córdoba, Tragsa y la Gerencia de Urbanismo han vuelto a reunirse a finales de septiembre en un encuentro que "fue el definitivo para terminar de cerrar y concretar los últimos flecos", ha destacado.

A partir de esta reunión, los técnicos elaboraron el nuevo proyecto que incluía esos cambios consensuados por ambas partes y que se entregó a la Gerencia de Urbanismo el día 4 de noviembre, por lo que espera que "en breve se disponga de la licencia para abordar la segunda fase de este Palacio de Congresos, una infraestructura importante para el desarrollo económico de Córdoba", ha enfatizado Herrador.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Lucena prepara la IV edición de Feven, Feria de los Eventos
chevron_right
Expomiel reivindica la excelencia de las mieles cordobesas