Actualizado: 12:34 CET
Sábado, 19/10/2019

Córdoba

La mujer que no avisó de la muerte de su marido se queda con sus hijos

La intención de los hijos es tramitar la dependencia y que su madre pueda pasar a una residencia de la localidad peñarriblense

  • Guardia civil.

La mujer que no avisó del fallecimiento de su marido y cuya muerte fue descubierta por la Guardia Civil tras denunciar los vecinos el olor que salía de la vivienda en Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba) ha quedado a cargo de sus hijos, que han llegado hoy desde Bélgica.

La intención de los hijos es tramitar la dependencia y que su madre pueda pasar a una residencia de la localidad peñarriblense, ya que su estado precisa de cuidados especiales, porque la mujer, de 76 años, no ha llegado a enterarse del fallecimiento de su marido, han informado a Efe fuentes de la Diputación de Córdoba, cuyo Instituto Provincial de Bienestar Social gestiona los servicios sociales en el municipio.

La mujer, que se encuentra en el domicilio de una hermana, es madre, junto a su desparecido esposo, de seis hijos, todos residentes en Bélgica, donde la propia pareja vivió hasta que hace unos años regresó a la localidad cordobesa, de la que eran oriundos. 


Dos han llegado ya a Peñarroya-Pueblonuevo, tres están de viaje a España y el sexto no se puede desplazar por problemas personales.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) han informado hoy a Efe de que el fallecimiento se produjo por un ataque cardíaco cuatro o cinco días antes de que se descubriese el cadáver en la tarde del pasado domingo, confirmando así la principal hipótesis que barajaban los investigadores.

El fallecido, de 76 años, como su esposa, tenía antecedentes médicos por dolencias cardíacas y murió de forma súbita.

Desde el primer momento, los responsables de la investigación no alcanzaban a explicarse cómo la mujer pudo pasar sola en su domicilio de la calle Ronda del Guadiato de Peñarroya-Pueblonuevo el período que su marido llevaba muerto, ahora concretado en cuatro o cinco días.

La Guardia Civil halló el cadáver en el domicilio que compartía con su esposa, sin que ésta hubiese avisado de su fallecimiento, al que tuvo que acceder con la ayuda de bomberos del Consorcio de Prevención y Extinción de Incendios de la Diputación de Córdoba, pese a que ella se encontraba en su interior. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Se pospone el inicio del juicio por el caso de los cursos de formación
chevron_right
Sale de la UCI la misionera diagnosticada con malaria