Actualizado: 11:40 CET
Jueves, 19/09/2019

Córdoba

El empresario que simuló besar a Rodríguez niega que la arrinconara

Ha negado que arrinconara a la dirigente política así como que tuviera contacto físico con ella

  • Manuel Muñoz Medina.

El empresario y exvocal de la Camara de Comercio de Sevilla Manuel Muñoz Medina, que ha sido enjuiciado este jueves en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla por los hechos ocurridos el 20 de diciembre de 2016 en la sede de la entidad sevillana, cuando se dirigió a la coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, y simuló besarla, ha negado que arrinconara a la dirigente política así como que tuviera contacto físico con ella.

Durante su declaración en la vista oral, Muñoz Medina, que ha indicado que el día de autos acudió a la sede de la Cámara de Comercio con motivo de la celebración de un pleno de la entidad y la celebración de una copa para celebrar las fiestas navideñas, ha aseverado que desconocía que en la planta baja del edificio se celebrase un acto a la que acudió como invitada, entre otras autoridades Teresa Rodríguez, en su condición de miembro del Parlamento de Andalucía por la formación Podemos Andalucía de la que, entonces, era portavoz.

En esa línea, ha señalado que desconocía que Rodríguez, de quien ha subrayado que conocía su condición de parlamentaria por los medios de comunicación, estuviera en la sede y que, "tras haberles presentado el presidente de la Cámara", el simuló besarla con un beso en su propia mano puesto cerca de su boca "desde una distancia" y sin que "mediara contacto" porque es una forma de saludar "que suele hacer". Así, ha subrayado que la parlamentaria no reaccionó y que se marchó de allí "con normalidad" sin que realizara "gesto alguno" de desaprobación.

Por su parte, la dirigente de Podemos Andalucía ha aseverado que el acusado la "arrinconó" tras "abordarla repentinamente" justo cuando salía del despacho del presidente de la Cámara, quien la invitó a conocer el recinto, y que puso una mano en la nuca mientras que con la otra "la amordazó" la boca y simuló el beso. Seguidamente, Rodríguez ha apuntado que al estar en un ambiente en el que "no conocía" ni el lugar ni las personas que se encontraban allí enmarcado en una atmósfera institucional no pudo "reaccionar como le hubiera gustado" y se quedó "bloqueada".

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
La delegada municipal de Casco Histórico inicia los contactos
chevron_right
En libertad con cargos el conductor herido en Alcaracejos