Actualizado: 14:03 CET
Jueves, 15/11/2018

San Fernando

La protesta de Navantia va a más y alcanza al nudo de Tres Caminos

Peralta afirma que están a la espera de "noticias tranquilizadoras" de los compañeros que ya están en Arabia Saudí para modelar futuras movilizaciones.

Cargando el reproductor....
  • La próxima movilización sería hasta la Plaza del Rey este jueves, pero todo dependerá de las noticias que lleguen desde Arabia Saudí.
  • Borrell admite que hay contactos diplomáticos con Arabia Saudí, aunque sin resultados aún.
  • El presidente del PP de Cádiz, Antonio Sanz, pide la dimisión de la ministra de Defensa.

Los trabajadores de la factoría de Navantia de San Fernando han llevado a cabo este martes la segunda movilización en apenas cinco días después de la incertidumbre que se ha generado con el futuro del contrato para la construcción de las cinco corbetas para Arabia Saudí y, sobre todo, tras las comparecencia en el Senado este lunes de la ministra de Defensa, Margarita Robles, que lejos de calmar los ánimos de la plantilla han provocado el efecto contrario.

Podemos Andalucía indica que "no nos cogerán en el chantaje de trabajo o paz"

A las ocho de la mañana han celebrado una primera asamblea dentro de la propia factoría de Navantia San Fernando y ha sido al filo de las nueve de la mañana cuando los trabajadores, tanto de Navantia como de las empresas auxiliares, han enfilado la carretera de La Carraca hasta el Puente del Gran Poder, donde han llegado tres cuarto de hora más tarde. De ahí se han plantado en la autovía CA-33 a la altura de la salida de San Fernando por el Puente Zuazo, imposibilitando de esta manera el tránsito de vehículos desde dicha zona en dirección a Chiclana o Puerto Real.

Tras 45 minutos de concentración en dicho punto de la autovía, han sido los trabajadores de las empresas auxiliares los que han tomado la iniciativa y no han dudado en seguir avanzando por la CA-33 hasta el nudo de Tres Caminos, donde han cortado durante un cuarto de hora el acceso al polígono y provocado grandes retenciones de los vehículos que venía tanto desde Chiclana como de Puerto Real. Al filo de las 11.15 horas se ha dado por finalizada la movilizaciones y los trabajadores han regresado de nuevo por la autovía en dirección hacia la factoría isleña.

Durante la movilización no han faltado consignas y mensajes contra la ministra de Defensa y también contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El presidente del comité de empresa de Navantia San Fernando, Jesús Peralta, afirmaba a pie de manifestación que las declaraciones de Margarita Robles en el Senado “han generado más dudas sobre el futuro del contrato”, aunque ha reconocido que de manera paralela han recibido mensajes del presidente del Gobierno, el secretario general de UGT y de la presidenta de la Junta de Andalucía “más tranquilizadores”.

De todas formas, Peralta está a la espera de una confirmación que considera incluso de mayor fiabilidad y es la de los compañeros de factoría que ya se encuentran en Arabia Saudí después de que el pasado mes de julio se firmara el contrato de las corbetas. “Si nos llegan buenas noticias por parte de ellos, ya tendríamos que buscar la manera de modelar el calendario de las futuras movilizaciones y sacar las conclusiones entre todos que consideremos oportunas”.

Por ahora, está previsto que el próximo jueves salgan de nuevo a la calle con una manifestación que llegaría hasta la plaza del Rey en San Fernando. A ello suman otras acciones reivindicativas en las próximas semanas que pasan por una manifestación en Cádiz ante la Subdelegación de Gobierno en Cádiz con el resto de compañeros de los tres astilleros de la Bahía o una gran manifestación en San Fernando que esperan que cuente con el respaldo de ciudadano. Eso sí, todo queda a expensas de las noticias que lleguen desde Arabia Saudí.

UGT espera que actúe la diplomacia española

La secretaria general de UGT en Andalucía, Carmen Castilla, ha avisado este martes que su sindicato defenderá los "6.000 puestos de trabajo" que, de forma directa e indirecta, están ligados a la construcción por Navantia en San Fernando (Cádiz) de cinco corbetas para Arabia Saudí, a la vez que espera que en este asunto actúe "la diplomacia española", para evitar que se pierda ese contrato, de 1.800 millones de euros.

En este sentido y en declaraciones a los periodistas al asistir en la Diputación de Córdoba a la inauguración de la exposición 'UGT... Rememorando la represión a ugetistas', Castilla ha señalado que, sobre este asunto, "nos están transmitiendo mensajes de tranquilidad", pero desde su sindicato, en cualquier caso, van a "luchar para que eso se haga, por conservar esos puestos de trabajo".

De todas formas, según ha subrayado, "ahora quien tiene que actuar es la diplomacia española", defendiendo UGT el que hay que intentar "que otra serie de actividades o circunstancias no afecten a un contrato que ya está firmado", porque "la Bahía de Cádiz necesita, no solo esas cinco corbetas", sino también "más carga de trabajo".

A este respecto, según ha subrayado Carmen Castilla, "ahí tiene que hacer mucho el Gobierno", teniendo en cuenta que "Navantia forma parte de la SEPI" y que en "los astilleros hay mujeres y hombres muy cualificados, que hacen verdaderas obras de arte", siendo ejemplo de ello "los petroleros que han hecho" recientemente.

Borrell admite que hay contactos diplomáticos

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell, ha asegurado este martes que el Gobierno mantiene contactos diplomáticos para llegar a una solución con Arabia Saudí respecto al contrato para la construcción de cinco corbetas en los astilleros de Navantia, aunque no pueda adelantar aún cual será el resultado y haya apelado a la discreción para evitar dar más detalles.

"Los diplomáticos trabajan con una cierta discreción y sigilo, estamos en ello (...), para encontrar una solución, pero por el momento no les puedo anunciar cuál es el resultado", ha declarado a la prensa en Estrasburgo (Francia), al ser preguntado por las consecuencias para los astilleros de Navantia por la decisión de Defensa de paralizar el envío de 400 bombas de precisión a Arabia Saudí.

Borrell ha explicado que ha estado "colgado al teléfono" para hablar con el Ministerio, con embajadores y otros miembros del Gobierno de Pedro Sánchez para "encontrar una solución a esta situación", si bien ha concedido que aún no se ha llegado a una conclusión.

"Se me está poniendo una oreja en forma de península arábiga a base de tener que ocuparme continuamente de un problema que ciertamente es importante", ha bromeado el jefe de la diplomacia española, para después expresar su "respeto" por los intereses en juego que, ha dicho, son "contradictorios" y deben ser "tomados en cuenta".

"Lamento no poder anunciar nada final, pero sí (expresar) un mensaje positivo de toda la actividad que estamos llevando a cabo", ha concluido.

Este lunes, la ministra de Defensa, Margarita Robles, aseguró que el contrato de venta de 400 bombas de precisión a Arabia Saudí no ha sido suspendido sino que está en fase de estudio, igual que todos los contratos que tiene su Departamento "con cualquier país" para analizarlos "desde el rigor".

La semana pasada, su Departamento confirmó una información de la Cadena Ser según la cual Defensa había suspendido ese contrato con Arabia Saudí. Sin embargo, los trabajadores de Navantia advirtieron de que Arabia Saudí había pedido una rectificación y comenzaron a movilizarse por el contrato de las corbetas, así que pocos días después el Gobierno matizó que solo era una declaración de intenciones y que la decisión final está en manos de una comisión interministerial.

Díaz confía en la palabra de Pedro Sánchez

El diputado nacional de Ciudadanos (Cs) por la provincia de Cádiz, Javier Cano, ha afirmado que "el Gobierno debe ser claro y asegurar que la construcción de las corbetas no corre peligro". Por ello, ha presentado una serie de preguntas en el Congreso de los Diputados para conocer de forma oficial en qué estado se encuentra el contrato con Arabia.

Según ha explicado en una nota, Cano ha solicitado conocer si el Gobierno ha recibido alguna indicación de Arabia Saudí de paralizar o suspender el contrato de corbetas, así como si se han mantenido reuniones entre representantes del Gobierno y de Arabia sobre la continuidad de contratos en vigor, y a instancias de quién, o si se ha dirigido por los representantes de Arabia alguna petición al Gobierno.

El diputado de Cs ha insistido en saber si el Gobierno ha calculado el impacto económico que la cancelación de contratos por Arabia Saudí podría provocar para las empresas españolas, si tienen previstos contratos que sustituyan los que se puedan perder y si se va a ofrecer alguna garantía de que los contratos en vigor con Arabia Saudí no se van a ver afectados.

Cano ha criticado la "falta de información", ya que "lo único que ha conseguido crear es un ambiente de incertidumbre y poner en pie de guerra a los trabajadores de la empresa Navantia, especialmente a los de la Bahía de Cádiz, que ven peligrar la generación de 6.000 empleos y la viabilidad a la empresa hasta el 2022".

"No es lógico que sabiendo la importancia que tiene este proyecto para la provincia de Cádiz, aún no sepamos qué está haciendo el Gobierno para asegurar la continuidad del contrato de las corbetas para Arabia Saudí", ha afirmado Cano, que ha añadido que "el Gobierno debe ser claro y asegurar que la construcción de las corbetas no corre peligro".

Sanz pide la dimisión de la ministra

El presidente del PP de Cádiz y senador, Antonio Sanz, ha reclamado la dimisión de la ministra de Defensa, Margarita Robles, al considerarla "un peligro para Navantia y el empleo en la provincia". Además, ha añadido que su intervención en el Senado fue "decepcionante, oscurantista y arrogante, cuando están en juego el empleo de miles de gaditanos y una industria que mueve millones de euros".

En una nota, Sanz ha afirmado que la intervención de Robles "ha generado más incertidumbre", tras "no aclarar el futuro del histórico contrato entre Arabia Saudí y Navantia para la construcción de las cinco corbetas en el que están en juego casi 2.000 millones de euros en inversiones y 6.000 puestos de trabajo para la Bahía de Cádiz".

Además, ha lamentado que la ministra de Defensa "se haya dedicado a criticar a trabajadores y partidos políticos que están reclamando una posición clara del gobierno de Sánchez respecto a este contrato", así como que "esta metedura de pata mayúscula que se había advertido no se haya evitado". En este sentido, ha añadido que "preocupa el daño irreparable que haya quedado en la credibilidad, garantía y seguridad que un gobierno tiene que ofrecer cuando quiere cerrar contratos importantes".

Sanz ha criticado que "el PSOE solo se dedique a atacar al PP, como ha hecho Robles, cuando se advertía de que el contrato corría peligro, demostrándose que se tenía razón desde un principio, porque fueron los trabajadores los que salieron a la calle, además de demostrarse que han tenido que rectificar".

"Es malo todo lo ocurrido y preocupante lo que puede ocurrir. Ojalá haya una rectificación de verdad, pero no podemos vivir de la rectificación diaria", ha añadido Sanz, que ha afirmado que espera que la credibilidad "no haya sido dañada por la incompetencia de un gobierno capaz de cometer una metedura de pata tan grande como la de la ministra de Defensa y, lo peor de todo, no lo reconozca".

Sanz ha manifestado que "para Navantia es fundamental la credibilidad, seguridad jurídica e imagen de seriedad, rigor y apoyo de un gobierno que no puede poner en peligro ni inversiones ni futuras contrataciones".

A su juicio, "todo esto demuestra el poco respeto a los gaditanos que le tiene el gobierno de Sánchez, porque ha puesto en peligro un contrato como este, demostrando que cada vez que gobierna el PSOE la lían y generan problemas en los astilleros". Antes eran reconversiones industriales que significaban destrucciones de empleo y ahora, impidiendo la creación de empleo", ha concluido Sanz.

Comisiones Obreras

La secretaria general de CCOO-A, Nuria López, ha pedido este martes a la ministra de Defensa, Margarita Robles, que transmita "seguridad y garantía en el empleo" a los trabajadores de Navantia del astillero de San Fernando (Cádiz).

En un comunicado, López ha señalado que Robles "lo tiene muy fácil, sólo tiene que decir sí o sí en el tema de que se va a cumplir el contrato para fabricar las cinco corbetas para Arabia Saudí en Navantia San Fernando, que generarían siete millones de horas de trabajo y 6.000 empleos anuales, entre directos e indirectos".

En este sentido, la dirigente sindical ha lamentado las declaraciones de la ministra este pasado lunes porque "están llenas de ambigüedades y en lugar de transmitir certeza y seguridad, ha generado dudas e incertidumbre".

Ante ese escenario, López Marín ha apuntado que "lo único que les queda a los trabajadores es defender el futuro de sus puestos de trabajo en un sector tan importante para el futuro de la provincia y de la comunidad andaluza".

Por ello, ha aclarado que al sindicato "le consta" que el Gobierno está haciendo esfuerzos en este tema, pero ha insistido en el que "hay que pensarse mucho los mensajes que se lanzan y en este caso es obvio que no ha sido así".

Con todo, López ha subrayado que "es fundamental que el Plan Industrial sea ya una realidad con un diseño cuya pieza clave sean los astilleros de la Bahía de Cádiz".

Podemos Andalucía

Podemos Andalucía ha insistido este martes en la necesidad de diversificar la actividad económica de la Bahía de Cádiz para que no dependa de la industria militar, ante la situación con Arabia Saudí respecto al contrato para la construcción de cinco corbetas en los astilleros de Navantia. "No nos cogerán en el chantaje de trabajo o paz, queremos las dos cosas", ha aseverado.

Así se ha pronunciado, en rueda de prensa, el secretario de Comunicación del partido morado en Andalucía, Pablo Pérez Ganfornina, que ha defendido el trabajo del alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi', en este marco, quien se reúne este martes con la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Pérez Ganfornina ha explicado que el primer edil busca en ese encuentro "no acuerdos fáciles y titulares bonitos, sino soluciones a los problemas estructurales de la Bahía de Cádiz", planteándole a la titular del ramo un plan industrial que revitalice la Bahía y diversifique la producción, entre ellas la de Navantia, con su consiguiente partida en los Presupuestos Generales del Estado.

En este sentido, el portavoz andaluz de Podemos ha hecho hincapié en que "el futuro de Cádiz y del país debe pasar por una transición energética hacia las energía limpias y renovables, y Andalucía puede ser puntera" en este ámbito.

"No nos cogerán en el chantaje de trabajo o paz, queremos las dos cosas, y tenemos propuestas: un plan de diversificación de la economía en la Bahía", ha insistido antes de criticar las últimas declaraciones de la ministra de Defensa, Margarita Robles, pues "generan problemas, contradicciones y debates en la plantilla". "Son las dudas del Gobierno de Pedro Sánchez, que no tiene un proyecto estratégico y va a salto de mata, debe mostrarse coherente", ha señalado.

Por contra, ha subrayado que Podemos intenta plantear soluciones "aquí y ahora, y sin perder la lógicas de futuro" porque "hay que diversificar la actividad económica de la Bahía para que no dependa de la industria militar".

Reacciones del CSIF

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha calificado de "falta de respeto" la actitud que ha adoptado al Gobierno hacia los trabajadores de la empresa pública de construcción naval Navantia, después de que "miles de empleos" estén en juego tras la posibilidad de la pérdida de un contrato de 1.800 millones de euros para la construcción de cinco corbetas para Arabia Saudí.

El sindicato ha participado este martes en las movilizaciones de los trabajadores de los astilleros de San Fernando, en Cádiz, donde también ha apoyado el calendario de protestas acordadas por los trabajadores en asamblea.

De esta forma, el CSIF ha advertido de que la incertidumbre es "máxima" para una plantilla que lleva años viviendo en esta situación y que "ya no puede fiarse de nada" hasta que el contrato para la construcción de cinco corbetas reciba definitivamente luz verde.

El sindicato considera que las últimas declaraciones de la ministra de Defensa, Margarita Robles, acreditan las dudas sobre el futuro de un contrato que ya estaba firmado desde el pasado mes de julio y que iba a significar una "válvula de oxígeno" para la empresa.

El CSIF ha recordado que se trata de un proyecto que implica unos ingresos próximos a los 2.000 millones de euros y que se iban a traducir en 6.000 empleos anuales en los astilleros hasta el próximo año 2022.

Para la organización sindical, el anuncio del Gobierno la semana pasada de su intención de rescindir el contrato para la venta de 400 bombas a Arabia Saudí ante el temor de que fueran usadas en la matanza de civiles en la guerra que este país mantiene en Yemen, motivo que auspició la posible respuesta del Gobierno de Riad de cancelar el contrato de las corbetas, fue "desafortunado", además de tildarlo de "acción comercial" por parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Ciudadanos exige "claridad" al Gobierno central

El diputado nacional de Ciudadanos (Cs) por la provincia de Cádiz, Javier Cano, ha afirmado que "el Gobierno debe ser claro y asegurar que la construcción de las corbetas no corre peligro". Por ello, ha presentado una serie de preguntas en el Congreso de los Diputados para conocer de forma oficial en qué estado se encuentra el contrato con Arabia.

Según ha explicado en una nota, Cano ha solicitado conocer si el Gobierno ha recibido alguna indicación de Arabia Saudí de paralizar o suspender el contrato de corbetas, así como si se han mantenido reuniones entre representantes del Gobierno y de Arabia sobre la continuidad de contratos en vigor, y a instancias de quién, o si se ha dirigido por los representantes de Arabia alguna petición al Gobierno.

El diputado de Cs ha insistido en saber si el Gobierno ha calculado el impacto económico que la cancelación de contratos por Arabia Saudí podría provocar para las empresas españolas, si tienen previstos contratos que sustituyan los que se puedan perder y si se va a ofrecer alguna garantía de que los contratos en vigor con Arabia Saudí no se van a ver afectados.

Cano ha criticado la "falta de información", ya que "lo único que ha conseguido crear es un ambiente de incertidumbre y poner en pie de guerra a los trabajadores de la empresa Navantia, especialmente a los de la Bahía de Cádiz, que ven peligrar la generación de 6.000 empleos y la viabilidad a la empresa hasta el 2022".

"No es lógico que sabiendo la importancia que tiene este proyecto para la provincia de Cádiz, aún no sepamos qué está haciendo el Gobierno para asegurar la continuidad del contrato de las corbetas para Arabia Saudí", ha afirmado Cano, que ha añadido que "el Gobierno debe ser claro y asegurar que la construcción de las corbetas no corre peligro".

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Avisan del peligro de derrumbe de un muro del Estadio de San Eulogio
chevron_right
Identifican a dos jóvenes por colocar lazos amarillos en Córdoba