Actualizado: 17:04 CET
Miercoles, 20/11/2019

Conil

ADN: Lo que hemos sido, somos y será nuestra descendencia futura

25 de abril se celebra el Dia Internacional del ADN.Alumnos del IES La Atalaya participan con sus trabajos con el periódico Viva Conil divulgando sobre ciencia.

  • Un análisis de ADN

Todo lo que hemos sido, somos y será nuestra descendencia futura viene condicionado por una pequeña molécula encerrada en el núcleo de nuestras células.

Cada 25 de abril se celebra internacionalmente el día del ADN. Este homenaje se celebra por dos hechos científicos ocurridos en los avances del conocimiento de la Genética.

El primero de ellos, ocurrido el 25 de abril del año 1953, corresponde a la publicación realizada en la prestigiosa revista Nature sobre la estructura de doble hélice.

Cincuenta años después, el 25 de abril del año 2003, un segundo hito revoluciona la comunidad científica y médica internacional: la lectura completa (secuencia) del ADN humano (genoma).

El ácido desoxirribonucleico (ADN) es la molécula que contiene toda la información genética que sirve de manual de instrucción para desarrollarnos, vivir y reproducirnos. Su función principal es la de proveer la información genética que nos determina, que va a heredar nuestra descendencia y las instrucciones necesarias para la fabricación de las proteínas, moléculas encargadas de una multitud de tareas indispensables en el normal funcionamiento de un organismo vivo.

En 1853 se descubrió la estructura que adopta el ADN celular: La famosa forma de doble hélice que aparece en nuestros libros de textos y que ha inspirado a grandes artistas como el genio Salvador Dalí, Marta de Menezes o el canadiense Jacques Deshaies


La doble hélice es la estructura secundaria que adopta la molécula de ADN. Concretamente se trata de una doble cadena que se dobla en forma helicoidal como una escalera de caracol y que sigue unas reglas muy estrictas en la disposición de todas las moléculas que a su vez la forman. Gracias al trabajo de Erwin Chargaff en 1950, se pudo comprobar que todas esas letras que aparecen en la molécula siempre seguían un determinado patrón. Estas reglas, que podrían ser consideradas triviales, fueron clave para revelar la estructura en doble hélice del ADN.

El descubrimiento fue revelado a la sociedad por James D. Watson, Francis Crick y Maurice Wilkins, que recibieron el Premio Nobel de Medicina y Fisiología en 1962. Sin embargo una mujer, por el mero hecho de ser mujer,  ha quedado eclipsada en toda esta historia. Sin el trabajo desarrollado por Rosalind Franklin, los anteriores científicos no habrían acabado por desvelar el complicado acertijo estructural.

Rosalind Elsie Franklin fue una química inglesa, responsable de importantes contribuciones a la comprensión de la estructura del ADN, del ARN, de los virus, del carbón y del grafito.

La primera contribución importante de Rosalind Franklin al ADN fue su conferencia en el seminario en noviembre de 1951 donde reveló las dos formas de la molécula, tipo A y tipo B. También especificó la cantidad de agua que se encuentra en la molécula de acuerdo con otras partes de ella. Franklin fue la primera en revelar y formular la verdadera naturaleza del ADN. Su famosa fotografía 51 tomada con la técnica de difracción de rayos X aportó la prueba definitiva para erigir el modelo correcto de la molécula.

Rosalind murió, completamente ninguneada por sus colaboradores en 1958  a los 37 años a causa de un cáncer de ovarios provocado por las repetidas exposiciones a la radiación en sus experimentos.

........................................................................................................................................................

Alumnos del IES La Atalaya participan con sus trabajos con el periódico Viva Conil divulgando sobre ciencia y otros temas importantes en su realidad cotidiana. En esta ocasión ha sido redactado por Iván Pérez y David Trujillo, alumnos de 3º ESO del IES La Atalaya.

COMENTARIOS

chevron_left
Encuento para intercambiar experiencias de conservación del litoral
chevron_right
Francisco-Fontanilla y Gadira adquieren el primer atún rojo