Actualizado: 22:50 CET
Miercoles, 20/06/2018

Mundo

Maduro proclamado presidente hasta 2025: expulsa a diplomático de EEUU

Maduro declaró al encargado de negocios de EEUU, país que no ha reconocido los comicios del 20 de mayo, en Caracas, Todd Robinson, como persona non grata

  • Maduro, proclamado.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, fue proclamado hoy como jefe de Estado hasta 2025 tras su victoria en las cuestionadas elecciones del domingo, un acto en el que reiteró el inicio del diálogo con diferentes sectores del país y expulsó al principal diplomático estadounidense por "conspirar".

Maduro declaró al encargado de negocios de EEUU, país que no ha reconocido los comicios del 20 de mayo, en Caracas, Todd Robinson, como persona non grata al asegurar que actuó durante su estancia de menos de un año como "conspirador", una medida que afecta también al 'número dos' de la delegación estadounidense, Brian Naranjo.

En su discurso el ya presidente reelecto afirmó que la decisión la tomó "en protesta y en defensa de la dignidad de la patria venezolana" tras el desconocimiento por parte de EEUU del resultado de los comicios así como por las nuevas sanciones económicas contra el país aprobadas ayer por Donald Trump, rechazadas por Caracas.

"Ya basta de conspiraciones", afirmó indignado sobre la acusación de que Robinson participó en una conspiración militar, económica y política y al que también culpó de haber "violado la ley internacional de manera descarada" y les dio 48 horas para abandonar el país.

Recordó que la Cancillería venezolana llamó la atención al diplomático "más de diez veces, en privado, en público, por escrito, de manera verbal" pero que el estadounidense no cesó y se comportó como un "activo conspirador".

Tanto Robinson como el Departamento de Estado de EEUU rechazaron poco después estas acusaciones que calificaron de "falsas" y que suman un capítulo más a las complicadas relaciones entre los dos países, tensión que se ha mantenido desde la llegada al poder de la llamada revolución bolivariana en 1999.

Adelantándose a la previsible expulsión del encargado de negocios venezolano en EEUU, Carlos Ron Ramírez, en virtud de la reciprocidad diplomática, Maduro lo nombró viceministro de Relaciones Exteriores para América del Norte dejando vacante, de momento, el cargo en Washington.

En su discurso el oficialista reiteró que mañana comenzará un diálogo dentro de su llamada a la "reconciliación nacional" con todos los sectores del país y recordó que las puertas del palacio presidencial están "abiertas" para aquellos con los que tiene diferencias políticas.

Informó de que para hacer frente a la grave crisis económica por la que pasa el país desde hace meses constituirá una comisión de asesores nacionales e internacionales a los que pedirá "ayuda".

Este equipo de asesores es "para que me ayude a recoger las propuestas (...) y me colaboren en este esfuerzo central al que voy a dedicar mi vida", argumentó.

Pidió también a la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) revisar los casos de los antichavistas encarcelados para concederles beneficios procesales en la búsqueda de "un gobierno de reconciliación".

"Por favor, promuevan con mi aprobación como jefe de Estado, un conjunto de medidas de beneficios para sectores de la oposición que hayan incurrido en errores y problemas", le solicitó a la presidenta de la oficialista Comisión de la Verdad de la ANC, Delcy Rodríguez.

Sin embargo, especificó que los beneficios no alcanzarán a "asesinos".

Maduro fue proclamado presidente tras recibir 6.224.040 votos de los 9.132.655 de venezolanos que participaron en las votaciones, un 46,02 % del censo electoral y muy por encima del 1.917.036 de los votos del segundo candidato, el exgobernador Henri Falcón, en unas elecciones por varios gobiernos aduciendo falta de transparencia.

Entre ellos están, además de EEUU, el Grupo de Lima, formado por más de diez países americanos, y la Unión Europea (UE), organismo que según su alta representante para la Política Exterior, Federica Mogherini, considerará "la adopción de medidas adecuadas".

La proclamación del actual líder de la revolución bolivariana también fue desconocida por el Parlamento venezolano, de clara mayoría opositora, y que declaró "inexistente" la elección presidencial.

En la sesión ordinaria que coincidió con el acto del oficialismo se dio luz verde para "desconocer cualesquiera actos írritos e ilegítimos de proclamación y juramentación en (...) los cuales se pretenda investir constitucionalmente al ciudadano Nicolás Maduro Moros como supuesto presidente de la República".

Para el Legislativo el proceso "ilegítimo" estuvo "plagado de constantes abusos cometidos por el régimen de Nicolás Maduro, con la complicidad" del Consejo Nacional Electoral (CNE) y pidió a la comunidad internacional practicar "sus buenos oficios".

COMENTARIOS

Andaluca InformacinAndaluca Informacin