Conil

El Ayuntamiento de Conil implementa medidas de ahorro de agua

En Conil se ha implementado distintas actuaciones y medidas encaminadas al ahorro de agua, en un ejercicio de responsabilidad para crear conciencia y ejemplo

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

''Desde el Área de Playas ya se anunció oficialmente que este año no habría ni duchas ni lavapiés en las playas conileñas esta temporada, por lo que esta reducción del consumo también creará conciencia y sensibilización sobre la problemática a ojos de nuestros visitantes estivales, cuestión fundamental dado que Conil aumenta considerablemente la población en verano, y una gran parte lo hace para visitar nuestro litoral. Por otra parte, también se ha restringido el uso de duchas en instalaciones deportivas municipales, salvo aquellas de uso imprescindible, bajo la directriz marcada desde la Delegación de Deportes'', afirman desde el Ayuntamiento. 

''De igual forma, desde el Servicio de Aguas se ha procedido a la regulación de la presión del agua en distintos puntos de la localidad, dadas las limitaciones impuestas por los distintos decretos de la Junta de Andalucía. Estas limitaciones en el consumo obligan a reestructurar las regulaciones para garantizar el abastecimiento a la ciudadanía'', anuncian. 

''En lo que respecta a mantenimiento y limpieza viaria, desde el Área de Servicios se ha ordenado que los baldeos usen exclusivamente agua no potable; y que se realicen estrictamente los imprescindibles. También se ha dispuesto la misma línea en lo relativo al riego de parques y jardines, usando por tanto agua no apta para consumo y aplicando la cantidad justa y necesaria para el mantenimiento óptimo'', declaran. 

''Estas iniciativas están siendo acompañadas por acciones de concienciación ambiental, confeccionadas desde el Área de Medio Ambiente y ofrecidas a los centros educativos por la Delegación de Educación, para trabajar en pos de la sensibilización educativa en un tema tan importante como es la actual sequía que atravesamos'', enfatizan. 

En palabras de Inmaculada Sánchez, alcaldesa de Conil: “El Ayuntamiento, como institución pública local y por tanto la más cercana a la ciudadanía, debe dar ejemplo y actuar en consecuencia. La sequía es un problema transversal que afecta a todos los niveles, por lo que las distintas áreas municipales se han adaptado a la situación aplicando medidas conjuntamente.” –afirma Inmaculada- “Pero todo ello de poco sirve sin la cooperación ciudadana y el civismo. Esta situación preocupante afecta a todos y a todas, por lo que también pido reflexión e incorporación de hábitos sostenibles encaminados al ahorro de agua. Muchos están a nuestro alcance para evitar un despilfarro y un gasto innecesario. El agua es un bien escaso y preciado, valorémoslo'', finaliza Inmaculada.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN