Conil

Bermúdez: "“El gasto en sueldos en Conil aumenta casi 400.000 euros en esta legislatura”

Hablamos con Juan Bermúdez, exalcalde de Conil y actual concejal por Izquierda Unida, quien asegura que dejó el Ayuntamiento con más de diez millones en caja

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Juan Bermúdez.
  • El tripartito nos ha sorprendido con muchas cuestiones como Rosam, el número de liberados y los sueldos.
  • Ese documento ya está en mi poder tras haberlo solicitado hace dos meses y ahí deja constancia de que hay 10.700.000 euros en caja más los tributos

Hablamos con Juan Bermúdez, exalcalde y actual concejal por Izquierda Unida. Quedamos en la sede donde aparece sonriente y relajado. Tras varios veranos con la responsabilidad sobre sus hombres de ser alcalde de Conil, asegura que hacía tiempo que no vivía una época estival tan relajado.

En definitiva, siento que la gente me quiere y eso es lo más importante. Nos han echado del gobierno sin perder las elecciones y tanto yo como mis compañeros, estamos con la cabeza muy alta, sabiendo lo que ha contribuido y lo que va a seguir contribuyendo esta fuerza política para el desarrollo de

¿Cómo estás?

–Pues muy bien. Me he reincorporado a mi trabajo. Lo hice a finales de junio, cuando eché pocos días, pero ahora el uno de septiembre ya hemos iniciado un nuevo curso. Y sí, lo cierto es que me he tirado un verano como hacía tiempo que no lo vivía (risas)… Se me ha olvidado cómo era pasar un verano tranquilo y con la mente despejada.

¿El verano es distinto cuando eres alcalde de una localidad como Conil?

–Siendo alcalde no se vive igual ni en verano, ni en otoño, ni en invierno… Ser alcalde conlleva una enorme responsabilidad y cada vez que ocurre algo, como máxima autoridad, tienes que estar ahí. Uno se siente, y que me perdone si alguien se molesta, como el padre, como la persona que debe estar siempre presente para cuidar y proteger… es un sentimiento que siempre está presente. Si había un accidente, un incendio o cualquier otro suceso, pues te envolvía una enorme presión y una enorme preocupación… una situación que aumentaba en verano porque la población se cuadriplica. Ahora uno se siente un poco más liberado y por lo tanto más despejado y más tranquilo.

En su caso vuelve a su puesto como maestro, con lo que denota que su intención nunca ha sido vivir de la política…

– Bueno, independientemente si uno tiene o no una profesión, todo el mundo tiene derecho a ser político. Lo importante es lo que quieras aportar. En mi caso soy funcionario y vuelvo a mi puesto de trabajo. Es cierto que existe la profesionalidad en la política y hay cargos que se quedan toda la vida viviendo de ella… Pero bueno, creo que lo más importante es la honradez y eso conlleva no entrar en política para aprovecharse y con la intención de ganar más dinero de lo que ganabas con tu profesión. En mi caso soy maestro y como alcalde ganaba lo mismo. Ni un euro más y ni un euro menos. Mucha gente no se lo cree, pero es algo que puedo demostrar con las nóminas… de hecho en la paga de julio, en mi vuelta como funcionario, me he quedado sorprendido porque ha sido más alta que la que tenía como alcalde. Pero siempre he entendido y entiendo la política así. Y en cuanto a los concejales de Izquierda Unida, sus sueldos siempre han sido razonables y con el criterio de que sean iguales a los de un administrativo del Ayuntamiento.

Respecto a la honradez, tras su salida y la entrada de un nuevo equipo de Gobierno, aunque ha habido críticas, éstas, al menos de forma oficial, no la cuestionan…

–Es que no hay nada. No pueden porque no hay nada. Ellos se han dedicado a mentir y he oído muchas barbaridades como que nos hemos enriquecidos y que hemos cogido dinero de no sé dónde… disparates dichos por miembros de ese equipo de gobierno y de alguno de sus asesores. Son despropósitos y disparates que lo único que conlleva es denostar la política y desprestigiar a las personas que nos dedicamos a ella por el amor que le tenemos a nuestro pueblo. Son cuestiones en las que no vamos a entrar pero hay ejemplos de familias que nos han dicho que Rosam es esa empresa donde Izquierda Unida se llevaba… cuando nadie se ha llevado absolutamente nada. De hecho, si tienen algo que denunciar que lo hagan, pero si no, les pido que dejen de mentir porque hace mucho daño.

IU ganó las elecciones pero tres partidos pactaron para que no gobernase… Usted habló de pacto de perdedores. ¿Lo mantiene?

–Pues claro, aquí ganó IU pero tres partidos se unieron para que el partido que más votos sacó no entrase en la Alcaldía. Es lícito y lo respeto, pero eso no quita que fuesen los perdedores de las elecciones quienes se unieron para gobernar. Y eso de que el pueblo pidió cambio, ese discurso no me lo creo. De hecho, si hubiésemos ido a las elecciones en igualdad de condiciones, es decir, por un lado IU y por otro el tripartito, habríamos visto realmente si el pueblo pedía cambio o no.

¿No le extraña que el PP tache al PSOE de Pedro Sánchez de perder las elecciones y que no está legitimado para gobernar aunque logre pactar, y aquí sin embargo si haya pactado para evitar que gobierne la lista más votada?

–Ese es el doble discurso, la doble vara de medir, pero vuelvo a repetir, si respeto lo que se ha hecho aquí, pues lo que se haga en el gobierno central pues también será respetable. Eso sí, la fuerza moral y ética que da el ganar las elecciones con suficiencia y con un número de concejales importantes, esa fuerza no la tendría con cinco concejales para ser alcalde o alcaldesa, y aún menos teniendo que contar con otras fuerzas que o bien no tienen ideologías o la que tienen es opuesta a la mía.

Recuerdo que antes de las elecciones le pregunté qué opinaba sobre quienes apostaban por el cambio y usted me contestó que cambiar no significa siempre que es a mejor…

–Ojalá el cambio sea a mejor porque, lo digo sinceramente, lo que quiero es que Conil salga beneficiado. Pero lo cierto es que los cambios pueden ser a mejor pero también a peor. Si ellos son capaces de gestionar mejor este Ayuntamiento estoy seguro que dentro de cuatro años el pueblo les votará para que sigan gobernando. Todavía es pronto para valorar pero sí hemos visto ya algunas cuestiones que nos están sorprendiendo y no para bien.

Estamos a punto de llegar a los cien días del nuevo gobierno y durante el verano su formación se ha contenido en las críticas, pero ¿qué intuye?

–Intuyo muchas contradicciones. Esa imagen que quieren dar que se llevan de maravilla entre los tres partidos creo que no es tan real. Y es que si dentro de un mismo partido hay diferentes pareceres y discusiones, no me quiero imaginar cuando son tres los partidos los que conforman un equipo de Gobierno. Esperemos que por el bien de Conil sean capaces de llevar al pueblo hacia adelante.

Una cuestión que se me quedó pendiente tras las elecciones es saber si no hubo ninguna posibilidad de que IU y AxSí pactasen y formasen gobierno ya que entre ambos sumabais mayoría…

–Nosotros nos sentamos con ellos pero obtuvimos un no rotundo. Creo que los andalucistas dejaron pasar una oportunidad importante porque se hubiesen aprovechado de la experiencia y la trayectoria de Izquierda Unida en Conil. Hablamos de un pueblo que avanza a pesar de las dificultades y se hubiesen aprovechado de esa experiencia gobernando con nosotros. Aún así, cuando uno se siente y la otra parte se centra en el odio y el rencor, dejando a un lado el interés del pueblo para pensar en el interés propio, pues es complicado llegar a un acuerdo. El no fue tajante. Nos encontramos con una pared.

Entra un tripartito y se encuentran con un verano por delante… un verano en Conil, con lo que eso conlleva. ¿Os han pedido ayuda o consejos?

–Aquí también han mentido. Dicen que no les facilitamos la transición pero como dije en mi discurso el día de la Investidura, nosotros nos ofrecimos a ayudar en lo que fuese posible. Lo cierto es que ellos no quieren. La sensación que tengo es que piensan que todo lo que hemos hecho nosotros está mal. Y por otro lado, creo que no se fían ni de los técnicos municipales por lo que aún menos se fiarán de nosotros. Ahora le hemos pedido una reunión para tratar asuntos que consideramos importantes…

¿La mano sigue tendida?

–Por supuesto. Somos concejales y venimos a proponer y a ayudar.

Juan Bermúdez.

¿Qué ocurre con Rosam, que ha sido motivo de disputa entre gobierno y oposición?

–El tripartito nos ha sorprendido con muchas cuestiones como Rosam, el número de liberados y los sueldos. Es decir, con todo aquello que decían que no iban a hacer y que, falsamente, nos acusaban a nosotros de hacerlas. Ahora resulta que ellos sí lo están haciendo. El número de concejales liberados son diez más Antonio Aragón, portavoz del PP, que se libera por la Diputación, que sigue siendo dinero público. Es decir, once liberados… el tope y además subiéndose el sueldo. Los ediles de IU ganaban menos de treinta mil euros al año y ellos se han subido el sueldo a 32.000 euros. Han liberado a siete personas a las que han llamado coordinadores con 31.000 euros anuales cada uno de ellos. Nosotros teníamos cuatro liberados. En nuestro caso, nuestros puestos de confianza eran la gerente de Turismo, una profesional sin miran su color político. En UDEMA tuvimos a Carlos Romero, que todo el mundo sabe que no es de IU precisamente… pero es un profesional como la copa de un pino. Tuvimos en Urbanismo a Jaime Castro, que fue concejal del PSOE y es un gran profesional. Nosotros metíamos a profesionales y gente con capacidad más que demostrada para asesorarnos. Ellos han metido a Manuel Zara, tío de la alcaldesa. Un hombre que se ha llevado años y años acusándonos de meter a nuestros amigos en el Ayuntamiento. Han metido a Fuensanta, que iba en la lista pero no salió. Es decir, o bien gente del partido, que iba en las listas, o a familiares… un despropósito que lo paga el pueblo de Conil. El gasto ha aumentado casi 400.000 euros más en esta legislatura.

¿Y en Rosam?

–Pues ellos denunciaban que no había transparencia  ni participación en dicha empresa pública, y era mentira. Ahora resulta que sin que previamente se hayan sentado con la oposición, vamos a una junta de Rosam y nos encontramos con nueve consejeros que se los han repartido entre ellos, entre familiares, allegados y afiliados. Así han eliminado de un plumazo la participación de los empresarios, de los sindicatos y de las asociaciones de vecinos, que antes contaban con sus representantes en dicho consejo. Eso sin hablar que IU, máxima fuerza política en Conil, que al menos debería haber tenido un representante en dicho consejo. Es un despropósito que ha sido criticado no solo por IU, sino también por los empresarios, los sindicatos y las asociaciones vecinales. Además, la alcaldesa mintió de nuevo diciendo que iba a repensar esa decisión, pero la semana pasada fuimos a Rosam y nos encontramos que los consejeros estaban nombrados.

Dice que se han subido los sueldos pero os acusan de haber dejado las arcas vacías…

–Esa es otra mentira. Ahí están las arcas de arqueo que se realiza una vez que sale el alcalde. Es un documento elaborado por la tesorera y la Intervención Municipal en el que se refleja el dinero que hay en las cajas. Ese documento ya está en mi poder tras haberlo solicitado hace dos meses y ahí deja constancia de que hay 10.700.000 euros en caja más los tributos que quedan por cobrar… ¿por qué no lo hacen público? Nosotros nos vamos a asesorar para ver si lo podemos hacer público nosotros, a no ser que ellos sean valientes y lo hagan. Lo que no se puede es engañar a la gente… dicen que en la partida de Cultura solo hay 500 euros, que me lo creo. Pero es que hay que gestionar, mover el dinero entre partidas, lleve al pleno una modificación presupuestaria… ese es lo que hacíamos nosotros. Hay que gestionar y trabajar, no engañar a la gente diciendo que no hay dinero porque si algo tiene el Ayuntamiento de Conil es que está saneado y tiene dinero suficiente.

¿Y qué objetivo se persigue al decir que no hay dinero?

–Poner una excusa. Es cierto que puede haber partidas presupuestarias que estén agotadas pero hay que mover el dinero de un lado para otro. Por ejemplo, decían que no había un duro en Cultura pero vemos que se están haciendo cosas, que se realiza la programación, e incluso la Feria que sale de ahí. Hay que gestionar y dejar de poner excusas en todas las reuniones a las que acuden.

Viendo cómo ha transcurrido el verano, ¿se podría afirmar que es más fácil estar en la oposición que gobernando?

–Hombre, gobernar es una responsabilidad. No es lo mismo predicar que dar trigo (risas). En la oposición es mucho más fácil. Nosotros queremos hacer una oposición constructiva y denunciando aquellas cosas que no se estén haciendo bien. Este verano, lo que hemos visto y lo que dicen los propios vecinos, es que el pueblo ha estado más sucio que nunca. Pero no porque haya más basura o porque siete trabajadores se hayan dado de baja, sino por una decisión política. A nosotros nos ha ocurrido de todo, trabajadores de baja, camiones averiados… pero el pueblo lo manteníamos limpio. Ocurre que ellos toman una decisión política al prohibir a los laborales echar horas extras. Y claro, eso repercute en el servicio y hemos visto un pueblo sucio este verano, algo que han denunciado los vecinos y los empresarios.

Lo que sí ha quedado claro este verano es que Conil es un referente turístico de primer nivel…

– Sí, pero no porque nos haya tocado la lotería como dijo la alcaldesa. Esto no ha caído del cielo, esto es consecuencia de una planificación estratégica de muchos años atrás para poner en marcha el modelo de ciudad que queríamos. Una planificación con sus aciertos y con sus errores. Pero somos un referente gracias a ella y al esfuerzo del sector de la hostelería y la restauración.

¿Teméis que esa labor de años atrás se acabe perdiendo?

–No, porque Conil lleva una inercia muy positiva, aunque me gustaría saber cuál el modelo y la estrategia que plantea el tripartito. No la conozco, solo se han dedicado a mentir y a criticar. Mira la valoración que hicieron el verano pasado… todo era negativo, todo era malo, todo lo que hacíamos estaba mal. Y se da la paradoja que ahora dicen todo lo contrario… ¿en dos meses y pico ya ha cambiado todo a mejor? Cuando les escucho no me queda otra que reírme. Por eso me gustaría saber cuál es su proyecto. Nosotros teníamos una estrategia, íbamos hacia un destino turístico inteligente, con una planificación urbanística orientada hacia el crecimiento turístico… de hecho, ya planteábamos desde IU que era necesario reflexionar si queríamos más o nos quedamos como estamos. Ahora, lo cierto es que no sé qué quieren y qué piensan para Conil. No sé qué piensan sobre la protección de Castilnovo o del Río Roche… ahí sí que tengo cierto temor. Ahora bien, Conil lleva una inercia que unida a los esfuerzos de los conileños y conileñas, nos seguirá llevando hacia adelante.

¿Le ha sorprendido que Siempre no haya asumido Urbanismo?

–No me ha sorprendido, me desmontado todos los esquemas. Ese señor, Sergio Cáceres, que venía a la política como el mesías, que lo iba a cambiar todo, a dignificarla… pues sin duda alguna nos ha sorprendido a todo el pueblo. Primero entrando en un equipo de gobierno porque tranquilamente podría haberse quedado fuera ejerciendo de llave en los plenos, siempre y cuando su idea hubiese sido esa de cambiar las formas. Pero no, lo primero ha sido ponerse un sueldo… y su partido con dos ediles tiene cuatro liberados (los dos concejales, la secretaria de grupo y el coordinador). Y eran ellos los que venían a renovar la política. Me acusaba a mí de ser casta… y ¿ahora él que es? Pues bienvenido a la casta, como le dije en la Investidura, algo que no le gustó. En otro pleno le preguntamos por qué no había asumido Urbanismo y la respuesta fue porque había un compañero que era arquitecto. ¿Y eso qué tiene que ver? Aquí lo que importa son las ideas, los criterios para el desarrollo de un pueblo, y para eso no hace falta ser urbanista. Eso fue una excusa porque él en las tertulias televisivas lo arreglaba todo y cuando ha tenido la oportunidad de demostrarlo, pues no ha sido valiente y ha sido cobarde al no coger Urbanismo, al no coger el toro por los cuernos. Si vienes de una plataforma de afectados diciendo que vas a arreglar la situación del diseminado, ¿por qué no asumes esa responsabilidad? Ocurre que ese no era su objetivo y ahora todo el mundo sabe quién es Sergio Cáceres en realidad. De hecho, ellos mintieron diciendo a la gente del campo que IU no dejaba construir, que se iban a derribar las viviendas, cuando el diseminado es enorme y de las siete mil viviendas solo treinta están en Fiscalía. Además, parecía que iba a entrar una retroexcavadora a tirar a diestro y siniestro, y en cuatro años no se ha derribado ninguna gracias en parte a nuestra labor y a nuestras gestiones. Usaron ese tema para lograr votos, un tema que era hace unos meses el principal problema de Conil y ahora de repente ya no lo es. De hecho, han eliminado la Comisión de Urbanismo en la que se trataba este tema.

¿Qué objetivos se marca IU de cara a este nuevo curso político?

–Desde la perspectiva interna, queremos seguir con el trabajo de formación de los nuevos militantes que se incorporaron en estos últimos meses. Y luego desde el punto de vista del trabajo externo, con los concejales, pues realizar una oposición constructiva aportando ideas y soluciones, pero también férrea, dura, tajante y radical en aquellas cuestiones que veamos que no están a la altura.

¿Qué le dicen por la calle?

–De todo… sobre todo me dicen si ahora estoy más tranquilo (risas).

¿Te echan de menos?

–Sí, también me lo dicen… incluso me dicen que no nos preocupemos que dentro de cuatro años vamos a arrasar. En definitiva, siento que la gente me quiere y eso es lo más importante. Nos han echado del gobierno sin perder las elecciones y tanto yo como mis compañeros, estamos con la cabeza muy alta, sabiendo lo que ha contribuido y lo que va a seguir contribuyendo esta fuerza política para el desarrollo de Conil. Y lo más importante, estamos con la conciencia tranquila y con las manos limpias.

Juan Bermúdez.

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN