Publicidad Ai
Publicidad Ai

CinemaScope

'Los pájaros', seis décadas del clásico del suspense

Es una de las películas icónicas del cine y de Hitchcock. Considerada una obra maestra, esconde el genio de su director y las sombras de su comportamiento

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

En una pajarería en San Francisco, una joven y acomodada Melanie Daniels conoce a un abogado llamado Mitch Brenner, que se burla de ella pretendiendo confundirla con una dependienta. Él quiere comprar un par de periquitos para su hermana y ella, que se queda prendada de él, lo busca para llevárselos. Cuando se acerca a su casa, se entera de que él se ha ido a su ciudad natal, Bodega Bay, y decide seguirlo. Allí, las aves del lugar comienzan a comportarse de una manera extraña y violenta.

Este es el punto de partida de “The Birds” (“Los pájaros”), que se estrenó un 28 de marzo de hace ahora sesenta años. El origen de la cinta, según recogió el documentalista Tony Lee Moral en el libro “The Making of Hitchcock’s The Birds”, se remonta a 1960, cuando el director y su esposa y editora de cine Alma Reville disfrutaban del éxito que había cosechado “Psycho”. Rodar la historia de Norman Bates había costado alrededor de 800.000 dólares y la cinta había recaudado en torno a 14 millones, y buscaban una digna sucesora.

Hitchcock encontró lo que buscaba en una historia corta de Daphne du Maurier, autora también de “Jamaica Inn”, adaptada por el cineasta en 1939, y “Rebecca”, que llevó a la pantalla un año después.

“Después de que mi padre hiciera ‘Psycho’, que fue un gran éxito, pasaba, como de costumbre, por su mayor dificultad, que era buscar una historia”, dijo su hija Patricia, de acuerdo con lo recogido en el libro. “Todo el mundo esperaba mucho, ya sabes. Era muy difícil encontrar historias y finalmente encontró ‘The Birds’… Y al mismo tiempo no estaba seguro de si se convertiría en un largometraje”.

Ataques reales que tuvieron lugar en la primavera y verano de 1960 y 1961 le dieron el empujón definitivo para llevar a cabo el proyecto. El guion estuvo a cargo de Evan Hunter y los encargados de dar vida a Melanie Daniels y Mitch Brenner fueron Tippi Hedren y Rod Taylor, respectivamente.

EL VIEJO HITCHCOCK.

“Y luego, por supuesto, el viejo Hitchcock me llamó para hacer ‘The Birds’ y eso también fue una experiencia increíble”, dijo Taylor en Movie Talk de TCM, tras referirse a su trabajo en “The Time Machine”. El actor contó que el equipo, por ejemplo, ponía carne cruda en las lentes de las cámaras para que los cuervos se abalanzasen. “Pero estuvimos semanas, semanas y semanas trabajando con estos malditos pájaros”.

Hedren, por su parte, también tuvo que lidiar con los pájaros, tanto reales como mecánicos. Y, además, tuvo que aguantar los abusos del director durante los meses que duró el rodaje. Según contó la actriz en sus memorias, el cineasta pidió al equipo que no hablasen ni socializasen con ella y cuando ella interactuaba con alguien, él se mostraba frío y molesto. Además, le pidió que lo tocara y en una ocasión intentó besarla en una limusina. “Fue un momento horroroso, horroroso”, escribió, según han recogido diversos medios.

Hedren contó en sus memorias cómo la escena del dormitorio la dejó agotada física y emocionalmente. En principio, se iban a usar pájaros mecánicos, pero finalmente usaron aves reales. Cuando Hitchcock gritó ¡acción!, comenzaron a tirarle pájaros vivos. “Fue brutal, feo e implacable”, se lee en un extracto de sus memorias, publicado por Vogue en 2016. “No me asusté, solo estaba abrumada y en una especie de shock y me decía a mí misma una y otra vez: ‘No dejaré que me destroce”.

La escena, que dura aproximadamente un minuto en el montaje final, se rodó durante cinco días hasta que el británico estuvo satisfecho con el material. El último día, cuenta, le cosieron cintas elásticas a la ropa que ataron a las patas de algunas aves entrenadas. “Era media tarde, después de horas de grabación, cuando el pájaro que estaba atado a mi hombro me picoteó demasiado cerca del ojo y finalmente me quebré. ‘Se acabó’, dije con lo poco que quedaba de mi voz”.

El siguiente trabajo bajo contrato de Hedren fue “Marnie”, también del director británico y su comportamiento siguió la estela de la experiencia anterior. De nuevo ante las negativas de Hedren, contó la actriz, Hitchcock la amenazó con acabar con su trayectoria profesional. “Las últimas palabras que Hitchcock me dijo fueron: ‘Arruinaré tu carrera”, aseguró Hedren a su nieta, la también actriz Dakota Johnson, en una entrevista en Vogue.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN