HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 17:09 CET
Viernes, 25/05/2018

Con Y griega

Humanidad y periodismo

Lo ocurrido resulta lo suficientemente bochornoso como para tener en cuenta la recriminación de Díaz

La presidenta de la Junta, Susana Díaz ha pedido a los medios de comunicación “un poco de humanidad”a la hora de abordar el caso de la supuesta agresión sexual de la que ha sido víctima un niño de solo 9 años por parte de otros cuatro menores, de entre los 12 y los 14, en un centro escolar de una localidad de la Sierra de Cazorla. El tirón de orejas se producía después del acoso a la familia del pequeño a las pocas horas de saltar la noticia. Hubo profusión de planos televisivos y otras informaciones que aportaban datos más que suficientes para la identificación del afectado sin que se reparara en ningún momento en la circunstancia de estar ante un menor de edad. No hubo, en definitiva, el mínimo respeto que obliga un suceso de esta envergadura, no sólo ya por su delicada naturaleza sino, además, por la condición de menores de edad de todos los involucrados.

Lo ocurrido resulta lo suficientemente bochornoso como para tener en cuenta la recriminación de Díaz. No se han hecho bien las cosas por parte de ,al menos, algunos periodistas y de eso hay que dejar constancia. Desde luego, la falta de escrúpulos no es un fenómeno novedoso. La historia del periodismo está plagada de errores similares, de abusos y atropellos a los más débiles, fundamentalmente. La novedad en esta ocasión estriba ,tal vez, en que ahora existe una mayor exigencia social en favor del rigor y la profesionalidad en el ámbito de la comunicación. De hecho, nunca como ahora la profesión se ha dotado de tantos códigos internos, manuales, guías específicas y compromisos éticos suscritos para no incurrir en esos clamorosos fallos. Y nunca como en estos días se ha generado un clima de concienciación ciudadana contra lo que se han dado en llamar las Fake News , noticias falsas, que intoxican el proceso informativo con fines espurios y que contaminan a los propios medios convencionales y las redes sociales.

Pues, a pesar de todo ello, seguimos incurriendo en los mismos tropiezos tal y como se ha puesto de manifiesto con este asunto fechado en la provincia de Jaén. Así las cosas, cobra más validez y relevancia si cabe la jornada de trabajo que se desarrollará el próximo día 20 en la Facultad de Comunicación de Sevilla sobre la responsabilidad ética de los periodistas. Participarán expertos, profesores, destacadoscon profesionales del sector, como Alex Grijelmo y Paco Lobatón, entre otros,  y hasta aquellos que han sufrido en sus propias carnes los efectos perversos de un mal trato informativo como pueden ser Juan Carlos Quer, padre de la malograda Diana Quer y José Antonio Casanueva, abuelo de Marta del Castillo. Todo es poco para corregir nefastas prácticas que deben avergonzar a la profesión periodística. Aún así, nos descarten que más pronto que tarde nos vuelvan a llamar atención por nuestros excesos y falta de humanidad como dice la presidenta andaluza.

COMENTARIOS