Actualizado: 13:21 CET
Martes, 07/04/2020

CinemaScope

Jerez se apunta a los rodajes como nueva fuente de riqueza

La recuperación de la Jerez Film Office ha situado a la ciudad en el epicentro de grandes rodajes y en la agenda de las principales productoras del país

Rodaje de La Templanza en el Arroyo

1

La alcaldesa y Pedro Grimaldi en el rodaje de The Crown

2

La Asunción, escenario de La Templanza

3

Los protagonistas y el director de El verano que vivimos

4

Channel 4 rodando un documental en Jerez

5
  • Ya hay fecha para el estreno en cines de la película ‘El verano que vivimos’. Será el 6 de noviembre próximo

El 23 de abril de 2012 el Teatro Villamarta desplegó a sus puertas una inmensa alfombra roja con motivo de la premier de la película Miel de naranjas, a la que asistieron su director, Imanol Uribe, y el productor, y entonces  presidente de la Academia de Cine, Enrique González-Macho. Fue todo un acontecimiento -la primera vez que el Villamarta volvía a proyectar una película en casi tres décadas-, así como el rodaje del filme en la ciudad apenas un año antes, en el que participó de lleno la Jerez Film Commission, dirigida desde sus orígenes por José Antonio Carmona.

Pese al impacto mediático, poco después, la Film Commission se fue a fundido en negro. “Quedó ahí una especie de vacío en el que el Ayuntamiento dejó de mantener contactos con productoras, y estoy convencido de que mucha gente se pudo ir por no saber a qué ventana llamar”, apunta Pedro Grimaldi, a quien la alcaldesa Mamen Sánchez encomendó a finales de 2017 la gestión del ente, reconvertido ya en Jerez Film Office, con el objetivo de que la ciudad volviese a tener “visibilidad  para localizaciones cinematográficas”. Y vaya si la ha tenido, después de que en apenas seis meses, entre la primavera y el otoño del año pasado, acogiese los rodajes de The crown, la película El verano que vivimos y la serie La templanza. Lo de La templanza era inevitable, ya que buena parte de la novela transcurre en el Jerez del siglo XIX, pero el aterrizaje de los otros proyectos cabe atribuírselos al empeño de la propia Film Office, sumados al atractivo de la propia ciudad.

“En el verano de 2018 ya contactó con nosotros la empresa Palma Pictures y otra de localizaciones, de Tate Araez, que fue quien trajo Juego de Tronos a España. Nos llamaron para saber si en Jerez teníamos un sitio para la localización de una escena: un patio abovedado con suelo ajedrezado. Los llevé al convento de las Clarisas, pero finalmente eligieron el convento de Santo Domigo”, recuerda Grimaldi. “Lo bueno no es que aquello sirviera para el rodaje de una secuencia de The Crown, sino que vieron que Jerez reunía las condiciones ideales para montar aquí la unidad operativa de rodaje para Sevilla, Cádiz y Málaga. Eso sirvió para darnos mucha más visibilidad y buenas relaciones con gente que pinta mucho en el mundo del cine”. 

Con El verano que vivimos ocurrió algo similar. La historia estaba ambientada en una ciudad con viñedos, pero no tenían decidida cuál. Tanto Ramón Campos como Teresa Fernández Valdés, dueños de la célebre productora Bambú (Velvet, Fariña, Alta mar, Las chicas del cable), visitaron Jerez junto con directivos de Warner y Atresmedia “y se quedaron maravillados”. En este sentido, la película no solo se convirtió en una gran producción, “sino que difícilmente va a llegar una producción en la que Jerez sea un protagonista más de la película”. 

“Lo importante de estas producciones -insiste Grimaldi-,  es que todo ha sido sembrar. Aún no hemos visto sus frutos, el intangible de lo que va a suponer la promoción directa de Jerez, de su centro histórico, y de todo lo que tiene que ver con el mundo del vino. Ahí es cuando vamos a recoger los frutos, ya que el cine es ahora uno de los elementos que más favorece el desarrollo turístico de los territorios, porque se establece un vínculo emocional, y eso es muy importante. Lo que hemos sembrado en 2019 dará sus frutos en 2020 con una ruta de La templanza y con una ruta de El verano que vivimos ”, que ya tiene fecha de estreno: el 6 de noviembre.

Y no sólo por la proyección turística de la ciudad, sino porque en la agenda de la Film Office están ya Warner, Bambú, Amazon, Atresmedia, Boomerang... para las que rodar en escenarios públicos ha tenido coste cero. “Eso no lo han visto en ningún sitio”, ya que la ordenanza de ocupación de espacio público en vigor determina que “cuando hay una productora que viene a Jerez, que se hospeda en Jerez y que va a servir de promoción para Jerez, en ese caso tendrán coste cero. Eso no sucede en Sevilla, ni en Málaga ni en Madrid. Es una ventaja que puede hacer que Jerez se haga fuerte en esto del mundo de los rodajes”.


La Jerez Film Office, tras su recuperación, ha sellado un nuevo convenio con la Andalucía Film Commission, que tiene un papel fundamental a la hora de representar todos los territorios, pero después cada film office representa su especificidad. “Nosotros, por ejemplo, ofrecemos más que otras, porque no nos quedamos solo en ser una ventanilla desde la que atendemos los rodajes y ayudamos a la coordinación de los servicios municipales, sino que damos un paso más proactivo”, destaca Pedro Grimaldi. “El Ayuntamiento, consciente de que el cine es una industria emergente en Andalucía, y de que queremos aprovechar eso, vamos a emprender otra vía, que es la de la formación. Está demostrado que en el mundo del cine si hay mano de obra cualificada, el empleo es del cien por cien. Si tienes gente cualificada en atrezo, sonido, iluminación... va a tener oportunidades de que se les contrate para rodajes, y queremos dar cursos específicos para que los jóvenes se formen”.

 También hay una guía de producción en la web de la Film Office para que la gente se inscriba, de cara a contar con una agenda a la que recurran las productoras para que sepan quiénes pueden desempeñar labores relacionadas con las de cualquier rodaje, no solo figuración.

 En cualquier caso, a nadie escapa que lo vivido durante 2019, por el cúmulo de rodajes importantes en Jerez, ha sido una especie de confluencia extraordinaria que difícilmente podrá volverse a repetir, sobre todo en lo que atañe a contar con dos proyectos tan diferentes y tan estrechamente vinculados argumentalmente a la ciudad; de ahí que la Film Office siga con mucho trabajo por delante. “Hace poco nos enteramos de que Enrique Urbizu iba a rodar una serie sobre bandoleros y contactamos con la productora para ofrecerles los Montes de Propio para el rodaje, porque tiene 8.000 hectáreas como escenario natural. Me llevé a los localizadores al sitio y les encantó, pero al final por costes de producción se han quedado en la sierra de Madrid. Nos hemos quedado con las ganas. Pero nuestros mejores representantes ahora son las productoras que han pasado por aquí en el último año y que ya nos han dicho que están locos por poder venir con nuevas producciones a la ciudad”, manifiesta con satisfacción Grimaldi, quien, por cierto, en unos días cederá el relevo al frente de la entidad.

“El principal logro ha sido darle visibilidad a una oficina a la que se le dio cerrojazo. Tenemos a Juan Miguel del Castillo, que tuvo más de un problema con el Ayuntamiento cuando rodó Techo y comida, y eso me parece penoso. Eso con esta oficina no habría pasado. De hecho, está ahora con otro proyecto y ya nos hemos reunido con él y está encantado de poder hacer cosas en su ciudad”. Continuará.

Unos 2,5 millones de euros de gasto directo en Jerez

Los rodajes de ‘The crown’, ‘El verano que vivimos’ y ‘La templanza’ han dejado a lo largo del pasado año en Jerez un gasto directo de unos 2,5 millones de euros, según cálculos de la Jerez Film Office, desde la que resaltan asimismo los contratos realizados no solo para la figuración necesaria en muchas secuencias, sino a nivel de técnicos y profesionales para tareas de iluminación y atrezo.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
'Onward', 'Harriet' y la nueva cinta de Gracia Querejeta, estrenos
chevron_right
Muere el actor Max von Sydow a los 90 años