Actualizado: 10:41 CET
Miercoles, 26/09/2018

CinemaScope

‘The Square’: La vida imita al arte

Entre el drama, la comedia y la comedia negra, Östlund construye un relato absorbente. O al menos así se lo pareció a quien esto firma...

Un director artístico de un prestigioso museo de arte contemporáneo, con necesidades económicas y en busca de aportaciones privadas. Una exposición que apela a los valores humanos, solidarios y altruistas, llamada ‘The Square’, a punto de ser inaugurada. Un equipo joven y receptivo a las innovaciones que confía en dos creativos publicitarios ‘transgresores’ para difundirla masivamente a través de un video que se hará viral.

Un resultado que. literal y metafóricamente, les explotará con un efecto boomerang incontrolable. Mientras tanto, el protagonista, la institución y sus entornos vivirán unas situaciones tan esperpénticas como inquietantes, tan surrealistas como feroces.

Con estos mimbres, el realizador sueco Ruben Óstlund -cosecha del 74, con una filmografía que incluye a ‘Turist’ (‘Fuerza mayor’, 2014), ganadora del Premio del Jurado de Una cierta mirada en Cannes y del Giraldillo de Oro y Mejor Guión en el Festival de Cine Europeo de Sevilla de ese mismo año- dirige y escribe esta su última propuesta, basada lejanamente en algunas de sus experiencias en instalaciones artísticas, según datos de Wikipedia.

142 minutos de metraje. Fotografiada con excelencia por Fredrik Wenzel y  notablemente interpretada por Claes Bang y por el resto de un reparto muy sólido, en el que se agradecen las estimulantes presencias de Elisabeth Moss, sobre todo la de ella, y Dominic West. Palma de Oro en el pasado Festival de Cannes,  5 nominaciones a los Premios del Cine Europeo y candidata por su país al Oscar a la Mejor Película de habla no inglesa.

Entre el drama, la comedia y la comedia negra, Östlund construye un relato absorbente. O al menos así se lo pareció a quien esto firma, pese a su duración. Una impía reflexión sobre un microcosmos snob, y aparentemente refinado, y su fauna. Sobre la concepción, tan arbitraria y rozando el patetismo, de lo que recibe el nombre y la consideración de arte. Sobre la sumisión de l@s destinatari@s de tal consumo, ante performances violentas e irrespetuosas.

Sobre el clasismo, la insolidaridad, la desconfianza radical y la incomunicación instaladas en ciertas sociedades avanzadas contemporáneas que imaginamos como modélicas y sobre determinados aspectos de la condición masculina en ellas. Sobre el ‘todo vale’ por un éxito efímero y viral. Sobre el fin, que justifica todos los medios, por aberrantes que sean. Sobre tantas otras cosas…

Compleja, irreverente, satírica, cínica, divertida, crítica y oscura, con múltiples lecturas posibles. Deberían verla.

COMENTARIOS

Andaluca Informacin
chevron_left
Un total de 130 películas optan a los Premios Goya
chevron_right
'Coco', la cinta "más grande y musical" de Pixar