Publicidad Ai
Publicidad Ai

CinemaScope

'Eres tú', una comedia ligera, no tan ligera

La directora de ‘Cinco lobitos’ se pasa a la comedia romántica con esta divertida, amable y honesta incursión en los avatares de la vida en pareja

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

Javier ha vivido desde la adolescencia marcado por un don: cada vez que besa por primera vez a una chica posee la clarividencia de saber qué futuro les aguarda como pareja, y ese futuro es ninguno, de ahí que viva ajeno al compromiso. Lo cuenta todo en el divertido arranque del filme Eres tú, y ya sabemos qué va a pasar después e, incluso, cómo va a terminar la película, porque lo hemos visto cientos de veces con diferentes actores, tramas, escenarios, estilos, y siempre bajo el mismo leit motiv: encontrar a la pareja de tu vida.

Y, evidentemente, el siguiente paso será besar a la chica con la que sabe que será feliz el resto de su vida. Una chica, por supuesto, lejos de su alcance -lo del beso no pasó de un accidente-, pero cuya visión premonitoria le obliga a esforzarse para hacerla realidad, cueste lo que cueste, y sin tener en cuenta otras variables del destino.

Ocurre, no obstante, que lo que a simple vista tiene la apariencia de una comedia ligera, no es tan ligera, y que, aunque la historia transite por la senda previsible que hemos podido vaticinar con la misma clarividencia del protagonista y resulte tan divertida como amable, hay mucha honestidad en cómo lo cuenta todo, desde una cadencia en la que se hace visible cierto cariño por cada uno de los personajes, pero sobre todo a partir del peso específico de cada uno de ellos, con mención expresa a los imprescindibles secundarios -que aquí no lo son tanto-, entre los que destacan las puntuales apariciones de una sensacional Pilar Castro.

Y, obviamente, te sorprende encontrarte en los títulos de crédito con el nombre de Alauda Ruiz de Azúa, recién aún la experiencia de su admirable Cinco lobitos, pero sobre todo entiendes que ya no sólo se trata de saber abordar con talento un drama íntimo de su propia cosecha, sino que es capaz de abordar un encargo de Netflix con total solvencia y darle un toque personal a un género tan trillado como la comedia romántica; es decir, que estamos ante una narradora nata.

Ruiz de Azúa, insisto, al igual que en su ópera prima, centra su mirada en los personajes para, a partir de ahí, abordar la vida en pareja, e incluso el influjo del destino, y lo hace igualmente apoyada en un plantel perfecto en el que cada uno contribuye con exactitud a lo que se pide su papel: Álvaro Cervantes, Silvia Alonso, Susana Abaitua -no me importa declararle fan de ambas desde hace tiempo- y Gorka Otxoa.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN