Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 01/07/2022  

CinemaScope

Llega a los cines ‘CODA’, la adaptación USA de ‘La familia Bélier’

Sian Heder demuestra en en el filme que la cultura sorda no es solo un idioma

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

La escritora y directora norteamericana Sian Heder quería explorar la cultura sorda de una "manera auténtica" en su nueva cinta, "CODA", un conmovedor drama sobre una adolescente oyente y su familia sorda que, tras pasar por Sundace y recibir tres nominaciones a los Óscar, llega ahora a las salas españolas.

"La cultura sorda no es solo un idioma, hay muchos elementos más allá de eso que son puramente hermosos y yo sentí que quería explorarlos y llevarlo a la gran pantalla. La lengua de señas es un lenguaje muy cinematográfico, además, es muy visual y me sorprende que no se haya usado antes o no se use de una manera más frecuente", explica en una entrevista con EFE la directora, que confiesa que quería hacer una película "muy personal".

En "CODA" -una versión del filme francés "La Familia Bélier" (2014)-, la realizadora resalta los vaivenes de una familia de sordos ante el entorno. La historia se centra en Ruby (Emilia Jones) hija de adultos sordos, es decir una CODA (Child of Deaf Adults), la única persona oyente en su familia. Cuando se une al club del coro de su escuela secundaria, descubre su don para cantar.

Alentada por su maestro del coro, Bernardo Villalobos (Eugenio Derbez), para postularse a una prestigiosa escuela de música, deberá afrontar la decisión más importante de su vida: elegir entre sus obligaciones familiares o seguir sus propios sueños.

A pesar de ser una adaptación de la cinta francesa la directora se lo llevó al terreno de la figura del CODA –"no conocía este término y cuando lo descubrí quise centrarlo todo en ello"- y corrigió "los errores" que tenía la cinta original, es decir, los personajes principales que hacían de sordos fueron interpretados por actores oyentes, y según el colectivo "usaron su sordera como una fuente ofensiva de comedia".

"Para mí no solo era importante, sino que era imprescindible que la cinta estuviera protagonizada por personas sordas, que realmente son las que viven esa experiencia que queríamos mostrar en la cinta. Además, detrás de las cámaras tuvimos también varios colaboradores sordos, para mí eso era muy importante", cuenta.

Confiesa que fue costoso ya que al principio los productores eran muy reticentes a poner a actores sordos y desconocidos, "era un riesgo demasiado grande", pero cuando Marlee Matlin, la única actriz sorda que ha ganado un Oscar por "Hijos de un Dios menor" (1986), se unió al elenco y amenazó con abandonar la producción si se contrataban actores oyentes para los papeles sordos la cosa cambió.

"Thomas Eddy y Alexandria Wales, mis maestros de lengua de signos, que no solo me ayudaron a adaptar el guion, sino que estuvieron conmigo durante todo el rodaje para ver si visualmente quedabanbien explicado. También hicimos un casting para elegir a los protagonistas sordos y nos dimos cuenta de la cantidad de talento que hay y lo poco que se aprovecha", argumenta.

Heder cuenta, que tanto ella como la protagonista de la cinta, Jones, tuvieron que aprender lengua de signos para llevar a cabo un "buen rodaje" y que "quedara todo perfecto": "Emilia en tan solo nueve meses consiguió aprender lengua de signos, yo estuve un año y medio -ríe- y gracias a la ayuda de los intérpretes se ha plasmado todo correctamente".

El pasado ocho de febrero, en las nominaciones a los Óscar, "CODA" consiguió tres: mejor película, mejor guion adaptado y mejor actor secundario para Troy Kotsur por su interpretación como padre de Ruby, y que es la primera de esa categoría para un actor sordo.

Ahora que la cinta llega a las salas españolas, la directora espera que la gente cuando vea la cinta "sientan que han conectado con la cultura sorda y que sientan más curiosidad y ganas de tender puentes entre el mundo oyente y el mundo sordo". 

TE RECOMENDAMOS