Chipiona

Ana Gallardo: un reconocimiento sincero a la cruz en el XX pregón de las Cruces de Mayo

Señaló la elegancia, la hospitalidad, la sabiduría y la devoción como las cuatro puntas de una cruz que es un símbolo fundamental para el cristianismo

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai

La Asociación de Belenistas y Amigos del Camino de Santiago TAU vivieron un día especial en el Castillo de Chipiona. El pregón de las Cruces de Mayo, evento que prácticamente ha ido de la mano de la asociación desde su fundación, cumplió su vigésima edición: una fecha simbólica que Ana Gallardo, su pregonera, la describió como una “carga de responsabilidad” pero a la vez un “premio, porque pregonar en Chipiona siempre es un gran regalo”. Ana volvía al atril después de su presencia en la pasada edición, cuando hizo de presentadora para Francisco Lobo. Una introducción que encantó a la Asociación de Belenistas por lo que, esta vez, decidieron contar con ella nuevamente de forma que los dos amigos se intercambiasen los papeles. También volvió, repitiendo aparición, la banda de música. Tocaron varias canciones que amenizaron un pregón en el que se mezclaron sus experiencias personales con una historia enriquecedora sobre un pueblo de mucha tradición unida a la cruz.

Aun así, pese a que Ana fue maestra de profesión, no ofreció un pregón poético, ni tampoco histórico como quizás cabía esperar en un principio. Ofreció un reconocimiento sincero a la cruz, un símbolo fundamental para el cristianismo. Tanto es así que Ana reflexionó acerca de su trascendencia, comentando que el “éxito de la cristianización pudiera estar relacionado con la simbología de la cruz”, aunque, más allá de ese trasfondo religioso e ideológico, la cruz representa mucho más, como hizo ver la pregonera. “Contemplando una cruz podemos descubrir la unión entre el amor divino y el amor de los hombres. El amor nos une”, expresó Ana para mencionar uno de los valores fundamentales de la cruz a los que después unió cuatro más. Las cuatro puntas de la cruz: elegancia, hospitalidad, sabiduría y devoción, pero también esperanza. “Las Cruces de Mayo son un canto a la primavera. Las cubrimos de flores, de canciones y de luz”, continuó.

Como el florecimiento de la primavera, Ana Gallardo también animó a recuperar una celebración como la de las Cruces de Mayo que ha perdido peso a lo largo de los últimos años. Por eso, como defensora de la recuperación de esta fiesta, agradeció a la Asociación de Belenistas no solo por apostar por ella como pregonera sino, además, por su “labor encomiable en la conservación de las tradiciones”. Sema Miranda, presidente de la asociación, le acompañó en el atril al final de su pregón para dar paso a la entrega de reconocimientos tanto a la propia pregonera como a Isabel Lobo, autora del cartel, y recordar la programación de eventos que han preparado desde la Asociación de Belenistas y Amigos del Camino de Santiago TAU para esta fiesta que finalizará el próximo 12 de mayo con la salida procesional de los niños.

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN