Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 27/09/2021
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Chiclana

Chiclana dice “kesí” a Camilo

El joven cantante colombiano se consolida como uno de los artistas más queridos en España arropado por una “tribu” de humildes y optimistas seguidores.

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
Cargando el reproductor....

“¿Cuántos de los que están aquí esta noche es la primera vez que asisten a un concierto?”. Cientos de diminutos brazos se elevaron de inmediato. Entre ellos los de Catalina que, con ayuda de su madre, alzaba sus manos, al mismo tiempo que sostenía una pancarta con un escueto pero directo mensaje: “Camilo, te quiero”.

Para Catalina era el primer concierto de su vida.

Para Camilo era su primera gira.

¿Y qué tendrán las primeras veces que a todos emocionan tanto?

El concierto de anoche lo tenía todo. Había ilusión, ganas, sorpresas, magia, amor, un público entregado, un artista más entregado aún, una cuidada organización, rigurosas medidas de seguridad, efectos y sonido de tal calidad que silenciaron al mismísimo levante… en definitiva, todos los ingredientes para hacer de esa primera vez un momento inolvidable.

“Yo jamás olvidaré el primer concierto al que fui. Ahí supe que quería dedicarme a la música y aquí estoy ahora cumpliendo mi sueño. No dejen nunca de luchar por sus sueños”, pedía Camilo.

Las miles de personas que ayer llenaron las instalaciones del Concert Music Festival en el Poblado de Sancti Petri tampoco olvidarán nunca el concierto que anoche ofreció Camilo.

El cantante colombiano salió al escenario entonando su tema Favorito, e inmediatamente el público, o mejor dicho, “la tribu” -pues es así como el joven músico se refiere a su legión de fans- demostró que para ellos el favorito era él. Desde que sonaron los primeros acordes, el público se volcó en el concierto, coreando, aplaudiendo y bailando cada uno de los temas que Camilo interpretaba sobre el escenario. ¿Bailando? Sí, bailando. Por respeto a las medidas de seguridad acordadas por las autoridades sanitarias, no se permite a los asistentes levantarse del asiento y decenas de vigilantes se encargan durante todo el concierto de que esa y otras medidas se respeten, pero ¿quién ha dicho que no se pueda bailar sentados? Vaya, que si se puede. La tribu ayer lo demostró y disfrutó del concierto como se disfrutaban en los mejores tiempos.

Las miradas fruncidas dejaban intuir enormes sonrisas bajo las mascarillas ya desde el primer minuto. “Buenas noches Chiclana. He soñado muchas veces con este momento. No puedo creerme que esté aquí. Gracias por las sonrisas que se esconden detrás de esas miradas”.

Camilo salió al escenario descalzo, con su característico bigote -imitado por algunos de los presentes-; y vestido con un mono que no era de “Balenciaga, de Gucci, ni de Prada”, pero en el que se podía leer el nombre de algunas de las ciudades de su gira, lo que sin duda convierte a aquella prenda en “ropa de marca”. Así, como en casa, interpretó temas ya convertidos en éxitos mundiales como Tutu, Despeinada o Manos de Tijera.

La primera sorpresa de la noche llegó cuando ni siquiera se había cumplido la primera media hora de concierto. Entre lágrimas de emoción, el joven cantante explicó por qué ama tanto España en general y la provincia de Cádiz en particular. “Desde que era chiquito, la música española era parte de mí. Crecí con la guitarra en la mano soñando que algún día mis canciones cruzaran el océano y llegaran acá. Empezar mi gira en España es una prueba de que los sueños se hacen realidad. No puedo creer que ustedes y yo estemos aquí respirando el mismo aire. Gracias".

Camilo continuó sincerándose y confesó que su primer amor en España fue Cádiz: “me enamoré de su comida, de sus playas, de la sonrisa de su gente. Lo primero que conocí fue Zahara, porque me invitó un amigo, un hermano para mí y hoy quiero devolverle la invitación. Él creyó en mí desde el principio y hoy me parece increíble que podamos compartir escenario”. Las pistas eran suficientes. “La tribu” inmediatamente reconocía a Dani Martín en el mensaje de Camilo y los gritos y aplausos no se hicieron esperar. Ahí estaba, para sorpresa de todos, Dani Martín. No es la primera vez que el cantante madrileño se sube al escenario del Concert Music Festival, ya lo hizo en otra edición anterior con un concierto propio, pero esta vez se subía para interpretar el tema Avióncito de papel junto a Camilo.  

“La primera vez que pisé España fue de la mano de Dani Martín. No concibo estar en España y no verlo. Es un amigo, un hermano. Te amo, Dani”, decía Camilo en agradecimiento a su amigo.

Si algo desprende Camilo es amor por los cuatro costados, porque como él mismo reconoce “el amor es la mayor revolución”. Y es imposible hablar de amor sin referirse a la que desde hace ya varios años es el amor de su vida, la actriz y cantante Evaluna, quien protagonizó la segunda de las sorpresas de la noche, interpretando con su pareja los temas Machu Pichu, Por primera vez y Uno más uno. Si algo quedó patente, además de que ambos tienen grandes voces, es la complicidad que hay entre ellos. Durante el tiempo que su esposa estuvo en el escenario para Camilo no existía nadie más. “Ella es la persona para la que he escrito todas mis canciones, las que han escuchado, y las que están por llegar. Ahora que la han visto, ¿entienden por qué la amo tanto?”. Con estas palabras y un beso despedía a su esposa para continuar con el concierto en solitario.  

Tras ello sonaron las indispensables Tuyo y mío, Bebé, Ropa cara, Mareado, Rolex, Millones, Tattoo o 5 pa las 12, Kesi y, para terminar, como no podía ser de otra manera, con su éxito más conocido, cuatro veces disco de platino: Vida de Rico.

A sus 27 años, el cantante colombiano que se dio a conocer tras ganar el concurso Factor X en 2007, ya llena estadios y festivales. Y no solo un día, pues Camilo repetirá hoy sobre el escenario del Concert Music Festival y se espera otro lleno. Y es que desde que se descubrieron sus letras optimistas y desenfadadas, así como el buen rollo, la humildad y el amor que desprende este artista, no se entiende el panorama musical sin Camilo. Hoy por hoy, es uno de los artistas más queridos. Ha irrumpido con tanta fuerza en los corazones del público español que realmente, y tomándonos la licencia de modificar una estrofa de su éxito Bebé: “una vida sin tu música ya no sé cómo sería”.

Y parafraseando el comienzo de su tema Kesí: “Si tú me dices ahorita que me quieres a tu lado, Qué lindo sería (…) Pero no me dices que sí, que sí, que sí, que sí.


Ay, tú no me dices que sí, que sí, que sí, que sí”. Pues sí, Chiclana anoche dijo un “Sí” rotundo a Camilo. El público le demostró con creces que le quiere “así tal cual, flow bien natural”. Sí, sí y mil veces sí.  Y lo despidió en pie, entre aplausos y al grito de “Camilo, Camilo”.

Por noches como la que se vivió ayer, el Concert Music Festival, que este año ya cumple su cuarta edición, se ha consolidado como la cita musical del verano.

Ha empezado con tanta fuerza que da pánico pensar en el final. Afortunadamente aún queda más de un mes y medio de música en directo, en el que se podrá disfrutar de los mejores artistas del panorama nacional e internacional en un entorno natural privilegiado. “No es vida de rico, pero se pasa bien rico”, ¿te lo vas a perder?

 

COMENTARIOS