Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 10/05/2021

Chiclana

Toniza dice que el crecimiento poblacional de Chiclana es inferior a lo que prevé el PGOU

Las previsiones al alza de su PGOU son las que avalan un crecimiento urbanístico de más de 17.000 nuevas viviendas en 8 años sin población para ocuparlas.

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • Gráfica de discrepancia elaborada por Toniza.

El colectivo Toniza- Ecologistas en Acción ha manifestado que las previsiones del Plan General de Ordenación Urbana sobre el crecimiento de la población que justifica la construcción de 17.000 viviendas en la ciudad durante su vigencia están "distorcionadas" con respecto al crecimiento real de la ciudad.

Toniza recuerda que cada poco tiempo el Gobierno Municipal (PSOE e IU), y, especialmente, el alcalde de Chiclana, José María Román (PSOE), realizan "obsesivamente "declaraciones respecto al crecimiento poblacional de Chiclana, comparándolo, además, con las otras poblaciones de la Bahía de Cádiz. Así, en recientes declaraciones se indica que la población chiclanera a 1 de enero de 2021 es de 86.300 habitantes, dato que aún no figura en la web del Instituto Nacional de Estadística (INE). En la misma, el último dato es del 1 de enero de 2020 que, según lo manifestado por el Gobierno Municipal, es de 85.556 habitantes, pero en la web del INE se indica que es de 85.150 habitantes. Además, se opina acríticamente como si el crecimiento poblacional fuese algo positivo en sí. Toniza-Ecologistas en Acción Chiclana entiende que una ciudad como Chiclana, con fortísimas carencias de infraestructuras y servicios básicos, un altísimo nivel de desestructuración urbanística y social y estando entre las ciudades del Estado más castigadas por el paro, la pobreza y la exclusión, el aumento poblacional agrava los problemas que ya se padecen.

Pero, más allá de esta "incongruencia" con respecto al año 2020, lo más "preocupante es la distorsión" entre el crecimiento real de la población y el previsto por el aún vigente Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), a la espera de la sentencia firme del Tribunal Supremo, tras varias sentencias anulatorias por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, dos de ellas a recursos ecologistas.

Este PGOU, el cuarto ya, es todo un alarde de especulación urbanística, pues proyecta la construcción de más de 17.000 nuevas viviendas “legales” en un plazo de 8 años desde su aprobación a finales de 2016. Esta planificación se basó en una previsión de crecimiento poblacional que, a medida que pasan los años, se demuestra cada vez menos acertada, como ya adelantamos en nuestras alegaciones que ocurriría. Así, si el PGOU preveía iniciar el año 2017 con 87.700 habitantes, lo cierto es que se hizo con 83.148 habitantes (INE). Mientras que, si preveía iniciar el año 2020 con 92.521 habitantes, lo hizo con 85.150 habitantes (INE), es decir, con 7.371 habitantes menos de los previstos. Por tanto, Chiclana crece, pero -sin entrar a valorar si esto es positivo o negativo- lo hace a mucho menor ritmo de lo vaticinado por el PGOU, cuya previsión de crecimiento poblacional llega hasta el inicio de 2028 con 104.828 habitantes. Delirante, siendo este uno de los motivos por los que Ecologistas en Acción recurrió el PGOU de Chiclana con sentencia favorable.

Este desfase entre lo pronosticado y lo real es muy importante, pues, a pesar de ello, se siguen manteniendo en el PGOU las previsiones de construcción de nuevas viviendas para una población que no se sabe de dónde va a salir. Crecimientos urbanísticos que irán en suelo urbanizable (Cerro de la Espartosa en el Pinar de Hierro, Carboneros – San Jaime, Coto San José…), en suelo urbano consolidado (Pinar de Costa Sancti Petri…) o en suelo urbano no consolidado (Pinar del Edén, Las Quintas, Soto del Águila, Aspérula…). En este último caso, el del suelo urbano no consolidado -el más habitual en el extrarradio-, se prevén muchas nuevas urbanizaciones, aunque habitualmente se “vendan” como proyectos de regularización de viviendas. 
Además, este aumento poblacional “sacado de la chistera” implica continuar paulatinamente con la irresponsable y suicida destrucción de masas boscosas en Chiclana. "El patrimonio forestal que vamos a legar a las generaciones futuras, como es nuestra obligación, tras más de 30 años de regresión y arboricidios, va a quedar reducido a una mínima e insuficiente expresión", dice Toniza.

Ya en las sugerencias presentadas el pasado verano al futuro PGOU, Toniza-Ecologistas en Acción Chiclana propuso la protección de todas las masas boscosas de Chiclana, independientemente de su clasificación urbanística, por su importancia ante el Cambio Climático y la pérdida de biodiversidad, entre otros muchos beneficios. 

Un ejemplo claro de la necesidad de esta protección y especialmente preocupante, lo tenemos en el Pinar del Edén, un frondoso pinar de más de 10,5 hectáreas (105.138,35 m2, concretamente), situado frente al Centro de Salud de Los Gallos en la rotonda del atún. Su proyecto de urbanización ya se aprobó inicialmente el pasado verano, para la construcción de 154 nuevas viviendas, dejando sólo como zona verde 2.674,55 m2 del pinar, es decir, un mísero 2,54 % del total de la superficie a urbanizar. "Así, los pinares, uno de los símbolos de Chiclana, van camino de su constante e imparable desaparición".

 

COMENTARIOS