Actualizado: 14:21 CET
Domingo, 20/09/2020

Chiclana

“En un verano atípico hemos doblado a destinos como Baleares o Costa del Sol”

José María Román concede una entrevista a Viva Chiclana y 7TV Chiclana en la que analiza el verano y el nuevo curso político.

Cargando el reproductor....
  • La Policía no va a entrar en los domicilios, nada más lejos de la realidad, solo va a velar porque esas personas cumplan el aislamiento”
  • Cuando las grandes compañía apuestan por una ciudad es que huelen el futuro y eso nos está pasando con Chiclana”
  • “Chiclana es la ciudad que más crece de la Bahía, con mejor calidad de vida y que mejor ha capeado el temporal turístico”

Mes de septiembre y con él llega un nuevo curso político, que sigue estando marcado al igual que en los últimos siete meses por la crisis sanitaria derivada del coronavirus. Es, por ello, casi de obligado cumplimiento analizar con el alcalde de Chiclana, José María Román, la actualidad de su ciudad, tanto para hablar del momento actual como del futuro, sin dejar a un lado las cifras que ha dejado el verano más atípico que se recuerda en la localidad.

“Creo que fue lamentable el torpedeo que por parte de algunos se hizo a Antonio Fernández”

No cabe la menor duda de que ha sido un verano difícil por la situación sanitaria que se vive a nivel mundial, pero usted destacaba la pasada semana que, pese a ello, Chiclana se puede decir que ha salvado los muebles.
–Yo creo que en el contexto de los problemas que estamos viviendo con la salud pública la verdad es que los números de Chiclana han sido muy buenos. Para ello basta con comparar como se han desarrollado estos meses en zonas como Baleares, Canarias o la Costa del Sol y se puede comprobar como nosotros hemos duplicado a esos destinos. Julio estuvo muy bien y agosto muy, muy bien. Han funcionado los hoteles y ha funcionado también el turismo residencial, que no hay que olvidar que son más de 100.000 personas las que durante esos meses alquilan un chalet o un apartamento en Chiclana. Al final son 100.000 personas que suelen estar de periodos que van de una semana a quince días, con un gasto importante y que supone una inyección para la economía . Luego, por otro lado, por lo que me dicen la hostelería también ha estado funcionando francamente bien. En definitiva creo que hemos estado muchísimo mejor de lo que en principio creíamos que iba a ser este verano.

Tiene que ser un orgullo para usted como alcalde y como chiclanero ver constantemente en redes sociales fotos de personajes famosos del país que escogen Chiclana para realizar sus vacaciones.
–Es un espacio muy querido y muy deseado, sobre todo por su amplitud. Esa inmensa playa de La Barrosa, toda esa zona del cordón dunar trasero, los hoteles bajos, pinares..., al final es un modelo que gusta . Mucha gente nos dice que no sabemos lo que tenemos y al final es verdad que vienen y vienen y vuelven a venir. Ese antiguo lema que teníamos de Chiclana te hace volver  está ahora de auténtica actualidad porque es verdad que la gente regresa ya que se lleva gratos recuerdos y gratas emociones, donde además se come muy bien.

Eso además se está viendo reflejado verano tras verano en el constante desembarco de negocios hosteleros de mucha calidad a pie de playa y con inversión que viene de fuera.
–A pesar de la crisis ha habido movimientos importante en ese sentido. Ahí tenemos el ejemplo de algunas firmas que han llegado y que he tenido el honor de inaugurar esos negocios. Son nuevos profesionales de hostelería que se suman a los que ya tenemos en Chiclana a nivel local y que supone una inyección de savia nueva. Eso nos viene bien porque provoca que tengamos que estar actualizándonos constantemente. Yo creo que gracias a todo ello se conforma una amplia oferta en planta hotelera sumado a otra de gastronomía. Si echamos la vista atrás, y le hablo de cuatro o cinco años, y miramos lo que era la gastronomía de Chiclana con respecto a lo que es hoy y no hay color. Ha cambiado enormemente, ya que antes la gente venía a Chiclana y luego se iban a comer a otras ciudades , algo que ahora mismo ya no ocurre. Ahora son otros los que vienen aquí y se quedan a comer aquí.        

De todas formas hay que recordar que ha sido un verano marcado por el coronavirus y, pese al enorme movimiento de personas de fuera que ha habido, en el caso de Chiclana las cifras reflejan que en la actualidad hay en torno a un centenar de casos de positivos.  
–Es una ciudad de 85.000 habitantes que se pone en más de 200.000 en verano y hemos visto que la ratio sigue siendo muy baja. Nos tocó tomar una decisión y era la suspensión de los eventos multitudinarios. No ha habido Concert Music, ni otros actos de los que hacíamos verano tras verano y que provocaban aglomeraciones de personas. Yo creo que todo el mundo lo entendió y eso ha sido un enorme acierto. A ello yo creo que hay que sumar que la gestión que se ha hecho de la playa es magnífica y todo ello gracias a la colaboración de todos los agentes implicados. Ha habido casos contados y además la Policía Local siempre ha estado ahí multando al que no llevara mascarilla. Esa ha sido una medida que se ha tomado para que se tomara conciencia y digo esto porque días atrás, por ejemplo, hemos visto como el Partido Popular ha criticado la colocación de nuevo radares indicando que se hacía para recaudar. Mire usted, seamos un poco más serio. Si hemos puesto unos radares en la carretera de Molino Viejo y la carretera antigua de la playa es para un mayor control y evitar accidentes. Se han instalado además tras muchas peticiones de los vecinos porque son puntos donde lamentablemente hemos tenido que lamentar desgracias personales. Por favor, no seamos frívolos.         

El Ayuntamiento ha dado un paso más con respecto a la pandemia con ese control que va a poder ejercer la Policía Local sobre las personas que deben de estar aisladas, todo ello gracias a que el SAS  ha facilitado el nombre de la gente que actualmente está contagiada en Chiclana. Además se trata de una iniciativa que partió de usted mismo.
–Sí, porque yo tenía una sensación de impotencia al ver que mucha gente en redes sociales criticaban el hecho de que no había un seguimiento o que no se controlaba. La única respuesta que yo le podía dar como Ayuntamiento es que nosotros no teníamos esa información y que no podíamos llevar a cabo ese control. Si, por ejemplo, hay un positivo en una barriada yo puedo mandar a los servicios de limpieza a que desinfecten, pero lo que yo no puedo es desinfectar los 203 kilómetros cuadrados que tiene Chiclana. Por otro lado, tenía esa sensación de que la Policía Local podía llevar a cabo esa labor de seguimiento en una determinada zona y hay un determinado número de personas confinadas. Se ha dado un paso muy importante con esta medida y la Policía desde ya comienza a trabajar para que dichos confinamientos se cumplan a rajatabla.  Se van a tomar medidas de seguridad por parte de la Policía, pero tampoco se trata de que tengan que entrar en los domicilios, nada más lejos de la realidad, simplemente se trata de decirle a una persona la importancia que tiene que cumpla el confinamiento. Yo en ese sentido me puse en contacto con la delegada provincial a mediados de agosto y, afortunadamente, aunque se ha tardado ya sí vamos a poder actuar. Yo creo que se trata de una muy buena noticia, ya que yo siempre he querido colaborar, pero no he podido hacerlo si no tenía esa información. Ya la gente tiene que tener la tranquilidad de que la Policía Local está trabajando en ello y se trata de una labor necesaria y trascendente.               

Sin embargo sí que choca quizás un poco esa cifra baja de contagios de la que usted habla con la saturación que, al parecer, sufren los centros de salud y que ha sido denunciada por el propio equipo de gobierno días atrás. ¿Cómo se explica dicha situación?
–Se explica por varios motivos, pero básicamente por el hecho de que en la medida de que cualquier grupo político o social se dedique a intentar generar un estado de alarma estamos en un momento en el que la sensibilidad está a flor de piel, y hay algunos que ha jugado a ese populismo. Yo he hablado de lo importante que es tranquilizarnos y ser reflexivos, pero es verdad que con tantas noticias continuamente hay mucha gente que se alarma. Hay que gente que si siente un poco de dolor, le entra miedo y va a los centros de salud. Tenemos el de Los Gallos que es donde se hacen las pruebas de media Bahía y de La Janda, lo que provoca que esté desbordado y por ello ya se está abriendo también por la tarde. Luego también tenemos el Centro de Salud Padre Salado, que estaba previsto su ampliación, y a ello debemos sumar que estaba previsto un nuevo centro de salud en La Cucarela, cuyo proyecto está redactado por el Ayuntamiento pero que está a expensas de que la Junta pueda licitarlo. Una vez que el Centro de Salud de Los Gallos entró en funcionamiento liberó de manera importante la demanda que tenía Jesús Nazareno, y ahora toca hacer lo propio en La Banda con el Centro de Salud de La Cucarela. Esto nos daría mucha tranquilidad en una cosa tan importante como es la atención primaria. La situación de los miedos sí que provoca ese acumulo de personas y actualmente hay otros ritmos porque hay otros protocolos y esos protocolos llevan a una ralentización y eso es algo que se tiene que comprender, pero en definitiva también tenemos ese déficit del cuarto centro de salud que necesita Chiclana.               

Lo que sí se está viendo día tras día es que el Ayuntamiento y el tejido empresarial de Chiclana van de la mano para tratar de salir de la manera más airosa posible de esta situación generada por el coronavirus.
–Yo creo que es algo obligado. Estamos en un momento muy serio y complejo, lo que hace que todas las decisiones tengan que ser compartidas. Todos hemos entendido que tenemos que remar todos a la misma vez y en la misma dirección. Es por ello que hemos firmado el convenio la Asociación de Empresarios de 50.000 euros, próximamente firmaremos otro con los hosteleros por importe de 35.000 y otro por el mismo importe con la Plataforma Vive Chiclana. A todo ello debemos de sumar el conjunto de medidas que hemos tomado a nivel de agua o de basura, o la reducción de tributos a los chiringuitos y las empresas náuticas. Todas son actuaciones que suponen un boquete importante de ingresos para el Ayuntamiento, pero creemos que ahora es el momento de que estemos ahí para ayudar.                

Una de las piezas claves para ese resurgir económico es el nuevo PGOU, pero en las últimas semana se ha generado mucha polémica con la creación de la figura del coordinador del Plan hasta el punto de que la persona que se iba a encargar de ello ha decidido apartarse.  ¿Cómo valora el alcalde todo lo sucedido?
–Es lamentable que algunos grupos políticos usen la política para torpedear y no para construir. Yo recuerdo que había un par de portavoces de la oposición que alguna vez les tuve que decir que tenían mucha facilidad para destruir, pero una falta de capacidad de ideas a la hora de ser constructivos y positivos. Y es verdad que muchas veces los grupos de la oposición caen en eso, en coger el hacha y cortar el tronco, en vez de generar propuestas en positivo para que la ciudad crezca más y vaya todo mejor, algo que lógicamente se les vería reconocido. En este caso el Partido Popular ejerció ese tipo de oposición y vino poco menos a atacar a una persona como Antonio Fernández, que es un reputado arquitecto con hoteles construidos en Colombia y en Méjico, dejando entrever que venía aquí por dinero. Precisamente dinero no es lo que él necesitaba, simplemente se trata de un señor que conoce muy bien Chiclana, que ha sido funcionario de este Ayuntamiento como arquitecto, que lleva 35 años en esta ciudad y que está perfectamente integrado en el tejido social. Era una persona idónea para trabajar en la elaboración del plan como coordinador, para actuar como ese pegamento que decía yo. Él se planteaba este reto como una oportunidad para acabar su carrera profesional con una cosa tan bonita como era el coordinar el próximo plan de Chiclana, un plan que permita a esta ciudad dar el salto que necesita de cara a los próximos años. Lo que no se esperaba es sufrir ese torpedeo de un grupo político que está destinado a ser alternativa y que en este caso se ha dedicado a coger el hacha. Yo pienso que es lamentable y nosotros lógicamente vamos a trabajar para que el plan salga con la ayuda o sin ella de algunos de los grupos de la oposición. Vamos a seguir con el diálogo con los empresarios porque es algo imprescindible para Chiclana. Aquel que se quiera poner de frente, pues que se ponga.                  

Llamaba la atención días atrás la aparición en prensa de ese proyecto que usted pretende impulsar con ese gaseoducto que uniría Chiclana con El Puerto.
–Es que muchas veces no se cae en la cuenta. Si la compañía Endesa ha decidido construir una subestación eléctrica en Chiclana en La Pedrera, si las compañías de telefonía están invirtiendo 14 millones de euros en tirar fibra óptica en esta ciudad, si Redexis está extendiendo el gas natural en Chiclana y además está interesada en gaseoducto..., todos esos son elementos que te indican que las grandes compañías cuando se fijan en un municipio es que es gente que huelen el futuro. Yo, como alcalde, tengo que estar para ayudar y facilitar todo eso, y ese es el mejor mensaje que podemos tener en cuanto a que Chiclana interesa. Las grandes compañías suministradoras quieren meter dinero aquí, y eso no tiene trampa. Igual que si tú tienes una planta hotelera relativamente joven, donde los hoteles invierten en tres años más de 50 millones de euros es un dato que te deja bien a las claras la salud que tiene en la actualidad el motor turístico de Chiclana.          

¿Se ha notado mucho el cambio de color político en la Junta para con algunos de esos proyectos que estaban pendientes para Chiclana?
–El cambio de gobierno suponía una ralentización de algunos proyectos. Contábamos con eso y con una paralización de los mismos de en torno a seis u ocho meses. Otra cosa era que proyectos importantes para Chiclana como Sancti Petri o como el corredor de Ciudad Amable para crear un gran boulevard y coser definitivamente el casco urbano con la playa, ambos muy avanzados, se vuelvan a bloquear. Esas cosas están sucediendo. Afortunadamente en materia de Medio Ambiente se está colaborando para la puesta en marcha de la Puerta de Chiclana, así como la planta de transferencia que está en obra para los residuos o la segunda fase del proyecto de la milla verde que estaba ahí y que el delegado provincial, Daniel Sánchez Román, ha tenido a bien seguir con ellos y yo se lo tengo que agradecer.        

Este mes de septiembre se inicia un nuevo curso político, ¿qué espera el alcalde de los próximos meses?
–Yo espero y pretendo de verdad que la gente siga colaborando para que se sigan cumpliendo las normas dentro de esta crisis sanitaria hasta que no aparezca la vacuna. Y luego, por otro lado, en enero o en febrero justo antes de la crisis estábamos lanzados y hem0s sido cortados. Hemos recuperado el empleo de manera total tanto en la Industria como en la Construcción, de hecho hay compañías de este último sector que me hablan de la necesidad de contratar mano de obra cualificada. Además espero que los más de 25 millones de euros que tenemos confirmados de distintos proyectos de inversión pública para realizarse en los dos próximos años en Chiclana nos lleven a tener un nuevo periodo importante de crecimiento. Y porque además, y esto lo quiero destacar, además de esas compañías grandes privadas que invierten en Chiclana hay muchos interés de pequeños inversores de seguir apostando por esta ciudad. Chiclana es la ciudad que más crece de la Bahía, que tiene mucha calidad de vida, que en el modelo turístico es la mejor que ha capeado el temporal con diferencia, a pesar de tener un verano austero en términos de ocio. Pues bien, yo me apunto a ese rigor, me apunto a explicar las cosas, a no caer en ningún populismo y a ser muy consecuente con las cosas. Yo soy de los que creo que la gente es sabia, opina y comprende. A mi me gusta explicar las cosas desde la prudencia como ha sucedido en los últimos días en el marco de los colegios, estamos tomando decisiones para colaborar con Protección Civil y la Policía para la entrada y salida de los centros, con su limpieza y desinfección, pese a que es una tarea que vamos a hacer nosotros pero que a quien le toca venir con los recursos correspondientes es a la Junta de Andalucía. Yo tengo que limpiar el colegio y si me dicen que lo desinfecte, lo hago también, pero apórteme usted también los recursos. No vaya a suceder que nos pase como con el Centro de Salud de Los Gallos, que estamos esperando a que nos paguen tres millones de euros. Y luego yo necesito seguir invirtiendo, porque hay que mejorar carreteras y haciendo otros proyectos.           

Cómo ve el alcalde el desarrollo de los próximos meses, es de suponer que con la lógica preocupación de ver cómo va evolucionando la pandemia para tomar las decisiones que se estimen más oportunas.
–Ahora nosotros en lo que estamos pensado es que podamos tener un periodo navideño bueno, ya que son momentos muy entrañables en todos los sentidos y también comercialmente son muy importantes. Por tanto, estamos pretendiendo que se desarrollen dentro de la mayor normalidad posible. Yo creo que cuando todos nos ponemos a trabajar para que las ciudades y las cosas funcionen, al final salen. Tenemos que sumar entre todos para que Chiclana sea más grande.             

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Utrera: “Ciudad Amable necesita más trabajo y menos lamentaciones”
chevron_right
Miguel Guerra vende la marca Fino Palillo a la Cooperativa de Viticultores